Menu


El que sirve será honrado por mi Padre
Reflexión del evangelio de la misa del Jueves 10 de Agosto de 2017

Los diáconos, son hombres entregados de verdad a su servicio, con una fidelidad que asombra a todos.


Por: Mons. Enrique Diaz, Obispo de la Diócesis de Irapuato |



San Lorenzo, diácono y mártir.
2 Corintios 9, 6-10: “Dios ama al que da con alegría”
Salmo 111: “Dichoso el hombre honrado que se compadece y presta”
San Juan 12, 24-26: “El que sirve será honrado por mi Padre”


Este día celebramos a uno de los mártires más celebres de todo el cristianismo: San Lorenzo, diácono y mártir. Nombrado diácono por el papa Sixto II, se dedicó con especial atención a atender a los pobres y enfermos. Cuando el emperador Valeriano desató una fuerte persecución contra la Iglesia y exigió la entrega de sus tesoros, San Lorenzo, tras unos días, se presentó ante el emperador rodeado de pobres, paralíticos, cojos, mendigos, enfermos y ciegos. Y con su cara sonriente, le dijo: "Estos son los tesoros de la Iglesia".  Creo que esté muy en sintonía con las palabras con que iniciaba el Papa Francisco su pontificado anunciando que soñaba con una iglesia pobre y de los pobres. En su martirio San Lorenzo dio un gran testimonio de fe y fortaleza.

 

Uno de los tesoros mas bellos de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, son sus diáconos casados. Son hombres entregados de verdad a su servicio, sin intereses particulares, con una constancia y una fidelidad que nos asombran a todos. Son pobres que evangelizan con su palabra pero mucho más con su testimonio. No reciben ninguna remuneración, sino que viven de su propio trabajo, aunque dedican gran parte de su tiempo a sostener la fe, animar a sus comunidades, a predicar la palabra y administrar los sacramentos. Sin embargo muchos de ellos ya se van doblando por la edad y las enfermedades, y sentimos la necesidad urgente de nuevos servidores.

 



Mi palabra de aliento y reconocimiento a todos ellos. Las lecturas de este día los deben animar a ellos, y a todos nosotros, para continuar en el servicio. San Pablo exhorta a los habitantes de Corinto a vivir en una actitud de esperanza y alegría en el servicio y les dice: “Recuerden que el que siembra poco cosecha poco, y el que siembra mucho cosecha mucho… Dios ama al que da con alegría” Bellas palabras que nos deben ayudar a renovar con ilusión y esperanza nuestro servicio. Jesús nos dice que el dolor y el sufrimiento traen frutos que quizás de momento no se vean. Que este día lo vivamos con este espíritu de servicio y de alegría, y que sigamos teniendo a los “pobres” como el gran tesoro de la Iglesia.

 





Compartir en Google+




Consultorios
P. Antonio Rivero L.C.
Formación y Espiritualidad del Sacerdote
Mons. Juan Esquerda Bifet
Espiritualidad Sacerdotal
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
P. Rafael Jácome L.C:
Pastoral presbiteral. Acompañamiento espiritual para sacerdotes
P. Mario Sabino González
Asesoría a Formadores en Seminarios
Alexei Estrella Morales
Diseño Económicos Contables y Financieros para Institutos de Vida Consagrada
P. Andrzej Zielinski SAC
Ayuda y acompañamiento vocacional
Erielto Iatski Cardoso
Acompañamieto en el proceso vocacional
Daniel Cáliz
Pastoral Hispana dentro de la parroquia
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |