Menu



Nuestra Señora de Montemayor
Esta advocación de la Virgen es la patrona y alcaldesa perpetua de la ciudad Moguer en Huelva, España


Por: Redacción | Fuente: Catholic.net



La Virgen de Montemayor es una imagen religiosa católica que se venera en la ermita situada en el coto del mismo nombre, Montemayor. Dicho coto está a unos dos kilómetros de Moguer (Huelva), ciudad de España de la que es patrona.

Fue coronada canónicamente por el Señor obispo de Huelva, Don Rafael González Moralejo, el 15 de junio de 1991, actuando como madrina la actual Señora de Moguer, la Duquesa de Alba; y dentro de las celebraciones del V Centenario del Descubrimiento y Evangelización de América. En 1993 S.S. Juan Pablo II oró ante la imagen de la Virgen de Montemayor y ante el Santísimo Sacramento en el interior de la parroquia de Moguer, ciudad que el Papa visitó dentro de su recorrido por los Lugares colombinos y el Rocío.

La Imagen

Se trata de una talla de candelero de vestir realizada en madera y policromada por don Sebastián Santos Rojas, para sustituir a la antigua Imagen destruida durante la Guerra Civil. Su estatura es reducida, pero la perfección de la talla es tal que parece tratarse de una persona real.

En su mano derecha porta un cetro, símbolo de su realeza, mientras que su brazo izquierdo sirve de trono para la imagen de su Hijo, el Divino Infante Jesús. Desde finales del siglo XIX o principios del siglo XX una ráfaga rodea toda la efigie, y sobre la cabeza de la Virgen, una corona proclama la realeza de María.



Historia

El monte es el lugar preferido para la teofanía. Dios elige el Sinaí para pactar la Alianza con Israel. En el Tabor, Cristo manifestó su gloria como cumpli­miento de la Ley y los Profetas. En el Calvario, María, al pie de la Cruz, es Corredentora y se nos da por Madre. María es el Monte Mayor que Dios escogió por mansión: «Yahvé lo habitará para siempre» (Salmo 68, 17).

La Virgen aparece de pie sobre una nube con querubines. Sostiene al Hijo con su brazo izquierdo, mientras en la mano derecha porta el cetro real. Completan el repertorio iconográfico: corona, ráfaga y media luna. El Niño, de grácil y diminuta presencia, resalta su carácter deifico al bendecir con la diestra.

Destruida la efigie anterior en 1936, se encargó la ejecución de una réplica de aquélla al escultor Sebastián Santos Rojas, quien firmó la actual imagen en la espalda con la siguiente inscripción: «SEBASTIAN SANTOS. 1937. SEVILLA».

Una piadosa tradición, tejida con fibras de milagros, explica a nivel popular la aparición de la Señora. Fue recopilada en 1714 por fray Felipe de Santiago. La narración, resumida en líneas generales, viene a decir que en el año 714, el sacerdote moguereño Juan Antonio Quinta Cabaña, solicitó a los dirigentes musulmanes de Moguer permiso para que los cristianos del lugar pudieran habitar un barrio. La petición fue desestimada, porque un influyente judío se interpuso. No obstante, gracias al pago de un cierto impuesto, consiguió que su familia perma­neciera libre en el pueblo.

Precisamente, Juan Antonio fue quien ocultó el simulacro de Santa María de la Natividad -nombre con que era invocada en aquel entonces la imagen- en el paraje denominado «de la Mar». Allí poseía el citado sacerdote una heredad con una quinta y una cabaña, por lo cual le llamaban los lugare­ños Quinta Cabaña. Frustrado su intento de construir un oratorio en su propia quinta escondió la efigie en una encina, situada en un gran barranco de considerable espesura. A partir de ese momento, comenzó a correr entre los vecinos la creencia de que en el monte grande o mayor sucedían diferentes asombros.

Siete siglos después, en 1470, otro moguereño, Alfonso Núñez, solía retirarse a ese monte para hacer oración, a pesar de la opinión de sus paisa­nos. Cierto día percibió tal fragancia que decidió llegar hasta la cumbre y contemplan­do la encina que desprendía tan olorosos efluvios, quedó fascinado al ver entre sus frondosas ramas una pequeña figura de María. Era el 4 de Octubre del menciona­do año.

Informados del hallazgo el cabildo eclesiástico y secular de la villa, trasladaron la imagen a la parroquia de Moguer por tres veces, ya que por tres veces se volvió milagrosamente al lugar de la invención. Por tanto, decidieron allanar el terreno y edificar una ermita en su honor. Ermita que cuidó con mimo hasta el final de su vida el referido Alfonso Núñez.

Al finalizar tan legendario relato, fray Felipe de Santiago introduce un dato importante. Anota que la escultura medieval de la Virgen de Montemayor medía «...tres cuartas. Y es de cedro de talla no mui curiosa. Y el niño le sale de las entrañas. Y inclinado hazia el lado del corazón».

El episodio alumbra no sólo un nuevo título mariano sino también una de las devociones más importantes de la provincia de Huelva. De su lectura inferimos que la topografía facilitó otra sugestiva advocación a la Virgen con el nombre de Montemayor. Se trata de una devoción popular muy antigua. Desde la Baja Edad Media recibe culto en su ermita, situada a 2 kilómetros de la población en dirección sureste. En 1531 ya existen noticias de su veneración en aquel lugar. Pues, el 11 de diciembre de ese mismo año, el tinajero moguereño Francisco Rodríguez hace donación «a las hermitas de Santa María de Montemayor e de Horrugente, de término desta uilla, a cada vna vn maravedí».

¿Cuándo fue retirada del culto la primitiva efigie?. A tenor del esgrimido manuscrito de Fray Felipe de Santiago, en 1714 aún perduraba la escultura medieval. Escultura tallada en cedro, cuya descripción morfológica nos recuer­da a la Virgen de la Morañina, hoy venerada con el título de Consolación en la iglesia de los Terceros de Sevilla. Debió ser, por consiguiente, en los comedidos del siglo XVIII cuando sustituyeron la talla original por otra más acorde con la espiritualidad y estética del momento. Lo cierto es que hasta nosotros llegó una deliciosa imagen dieciochesca, destruida en la iglesia parroquial de Moguer, el 22 de Julio de 1936. Al año siguiente, conforme apuntábamos líneas atrás, Sebastián Santos Rojas labró la actual.

Fuentes:
http://www.rafaes.com/montemayor-inicio.htm
http://www.mihermandad.com
http://es.wikipedia.org

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |