Menu


Intento de una explicacion
El hombre siempre esta en busca de la felicidad, sin saber que lo encontrara primero en darse a los demas para poderse encontrar a si mismo y poder ser feliz.


Por: Juan Du Solier | Fuente: Tiempos de Fe, Anio 4, No. 24, Noviembre - Diciembre 2002



Si nos damos cuenta, la gente no trata de otra cosa sino de cómo ser feliz. "¿Cómo la estás pasando? ¿Qué tal te va?"

La felicidad... ¿qué es? Algunos dicen que un sentimiento, otros que es estar en paz con uno mismo, otros que unirse con la naturaleza, y así podríamos según enumerando distintas ideologías. De hecho en la actualidad sigue saliendo corrientes cada vez más raras que no se van acercando a la verdadera felicidad, sino al contrario van caminando cada vez más lejos de la verdad y más cerca de falsas felicidades, de "verdades" a medias.

Muchos se pasan la vida buscando la felicidad en las cosas: viajes, ropa, dinero, coches, etc. Pero todo esto, la mayoría de las veces es una evasión de la verdadera felicidad y la alegría que se experimenta en estas cosas, dura sólo un rato, pasan y volvemos al mismo sito donde comenzamos, intentando de nuevo escalar la felicidad. Esperando tener mejor suerte esta vez, sin lograrlo.

La felicidad no tiene nada que ver con el entorno, pues una persona puede ser feliz en una situación externa desfavorable, o viceversa, infeliz en situaciones que parecerían muy favorables. Encontramos personas felices sufriendo una enfermedad o carencia materia, y a personas que lo tienen todo menos la felicidad.

De ahí que la felicidad no está en el tener, ni en la posesión de las cosas materiales. La felicidad tampoco está en conceder al cuerpo los goces de los sentidos, como el sexo, la droga, el alcohol, etc... Creemos que al actuar como se nos "antoja" seremos realmente felices, pues tenemos libertad y con ella la encontramos, pero nos damos cuenta que después de todo, la satisfacción que se encuentra en estas cosas también se va, dejándonos más vacíos, y en vez de avanzar en la felicidad, retrocedemos.



Puede haber muchas otras opiniones sobre lo que es el verdadero camino a la verdadera felicidad, pero yo creo que todas ellas deben centrarse en dos principios; conocer lo que Dios quiere de mí y hacer lo que Dios quiere en mi vida, cumplir en definitiva con la misión que se me ha encomendado.

Confundimos la felicidad con el "bien estar" pero en verdad la realización del hombre, es decir, el llegar a ser realmente feliz se encuentra en el "bien ser".

La felicidad está dentro de cada uno. Descubrir esa felicidad dentro de nosotros no es cosa fácil. Pero si nos decidimos a buscarla, la encontraremos. Empecemos por hacernos preguntas básicas para encontrarla; ¿Qué soy? ¿A dónde voy? ¿Qué quiero en la vida? ¿Qué es esto de vivir? Y encontrando la respuesta a estas preguntas, aparentemente sencillas pero difíciles de responder, comenzamos a avanzar hacia la felicidad.

Tengamos siempre muy presente que las puertas de la felicidad se abren para fuera, es decir, que en el dar, en el hacer feliz a los demás la encontraremos de una forma más plena y en esa medida podremos realmente considerarnos hombres maduros y felices.







Compartir en Google+




Consultorios
Margarita González de Guzmán
Coordinación y formación del catequista
María Luisa Martínez Robles
Catequesis para niños
Marìa Teresa Peñaloza Sanchez
Especialista en pastoral penitenciaria, cursos prematrimoniales, y catequesis dentro de las parroquias
Ma. Elena Miranda
Catequesis dentro de la escuela
Claudia Silva Martínez
Especialista en catequesis parroquial de iniciaciòn cristiana para adulots y jòvenes
P. José Luis Quijano
Asesoría en temas de catequesis
Daniel Cáliz
Pastoral Hispana dentro de la parroquia
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |