Menu

¿Cómo formas a tus hijos?
Recordemos un poco mamá y papá.

Los valores morales, ¡se enseñan, se aprenden y se forman en la familia!


Por: Francisco Mario Morales | Fuente: http://superacionpersonalfamiliar.blogspot.mx/




¿Cómo les enseñaste el baño personal como una responsabilidad de aseo diario? Probablemente con tu ejemplo, tiempo y constancia.


¿Les ayudas, compartes con ellos a recoger sus juguetes con calma y paciencia después de unas horas de juego? Así les enseñas el orden.


Seguramente les enseñas con tu ejemplo a dedicar tiempo al estudio y compartes con ellos a hacer sus tareas escolares y del hogar, y de esa forma les enseñas a ser responsables con sus propios deberes.


Los buenos modales se enseñan de palabra, pero más los aprenden mirándote como te comportas con todos los demás. Tú les das ejemplo a tus hijos y ellos son tu ejemplo.


Los niños no saben odiar, ni ser envidiosos, egoístas, soberbios y agresivos, eso lo aprenden poco a poco en familia, con ejemplo.




Con cada gesto, con cada actitud, con cada palabra, tú estás enseñando y formando a tus hijos, todo el tiempo ¿Quieres saber cómo eres?  Observa a tus hijos, son tu reflejo.


Tus hijos son un libro en blanco donde tú vas escribiendo con tus propios actos y palabras. Tú formas a tus hijos con tus propios valores que vives y practicas todos los días y las 24 hrs. del día.


¿Por qué tus hijos serán agresivos, impulsivos y voluntariosos? …La congruencia, el testimonio y el ejemplo son las herramientas de la formación.


¿Cómo enseñas a cada uno de tus hijos a usar la cuchara para llevarse el alimento a la boca? ¿Cómo les enseñas y ellos aprenden a usar correctamente los tenedores?


¿Cómo les enseñas a hacer cuidadosos y aprender a hacer sus necesidades fisiológicas? ¿Su aseo dentífrico? Es probable que tú te laves los dientes junto con él y le des ejemplo de cómo hacerlo al menos 2  veces al día, de por vida, para tener una buena salud bucal.


¿Cómo le has enseñado a cada uno de tus hijos a usar unas tijeras, para recortar, a usar esa herramienta en forma correcta, les adviertes y previenes de los peligros al usar en forma incorrecta, y los riesgos y daños que se pueden causar así mismos y a los demás?


De la misma forma en que enseñas los antivalores con todas sus consecuencias negativas, de la misma forma se forman y enseñan los valores, así de fácil…solo con tu ejemplo, congruencia y testimonio.


Los valores morales, ¡se enseñan, se aprenden y se forman en la familia!
¡Sólo! en tus manos está formar seres íntegros, valiosos para la humanidad y para ellos mismos.


El amor, el respeto, la responsabilidad y la libertad, así como la prudencia, la tolerancia, el perdón y la honestidad, etc. Son valores universales, independientemente de credos religiosos.


La formación no se improvisa. Además, no hay que imponer, sino convencer.


•     Enseñar y acompañar en el camino, enseñar a vivir, llevar de la mano: Eso es educar
•    “Es enseñar lo que es la vida a quien no la ha vivido”  (Rubén Alves)


“Una verdadera “formación” no se limita a informar la inteligencia, sino que presta particular atención a la educación de la voluntad, de los sentimientos y de las emociones”. (Sagrada congregación para la educación católica “Orientaciones educativas sobre el amor humano”). 

  “Los conocimientos nos dan las medidas para vivir; la sabiduría nos da razones para vivir.”    
Es importante en la formación incluir: límites y deberes
¿Qué es la moral? ¿Cuál es la raíz de la moral?

La moral es el arte de vivir con dignidad; es el arte de usar de forma correcta la libertad, conocer y poner en práctica lo que es bueno. En la persona inmadura todo está cogido por alfileres y fácilmente se deshilacha y se rompe. La moda, la permisividad, el relativismo son puntos básicos, La raíz de la moral es el amor.


¿Tus hijos aprenden de ti la verdadera libertad o se forman en este valor fuera de la familia?
La libertad, no es hacer lo que le venga a uno en gana y sin límites. La verdadera libertad es para crecer en todo lo que le ayude a uno a ser mejor persona, mejor ser humano, mejor católico cristiano, mejor hijo, mejor papá o mamá.


Para ser libre, primero hay que ser responsable con uno mismo y con los demás.

¡Cuidado! Con las falsas libertades que no es otra cosa que el abuso (exceso) de la verdadera libertad.

Un título no es garantía de valores, la escuela instruye, la familia forma.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |