Menu

Francisco potencia el ecumenismo entre las Iglesias del norte de Europa
Las jerarquías luterana, católica y ortodoxa trabajan conjuntamente en el diálogo y el acercamiento hasta convertirse en un referente social y, también, en un modelo posible para el ecumenismo universal


Por: Redacción | Fuente: ZENIT Roma



El caso finlandés como ejemplo de ecumenismo y de unidad entre las confesiones cristianas y de diálogo con otras religiones fue destacado este miércoles por el vicario general de la diócesis de Helsinki, el español Raimo Goyarrola, y el pastor luterano Juhani Holma, director del Centro de Formación Litúrgica de la Iglesia luterana en Finlandia. Ambos participaron en un encuentro en la Oficina de Información del Opus Dei en España, y señalaron que “las jerarquías luterana, católica y ortodoxa trabajan conjuntamente en el diálogo y el acercamiento hasta convertirse en un referente social y, también, en un modelo posible para el ecumenismo universal”.

Durante su intervención, los ponentes manifestaron su admiración por “la figura del Papa, y en concreto la del papa Francisco, al que esperamos encontrar en octubre con motivo de su viaje a Suecia, para celebrar el 500 aniversario de la Reforma. Nos hace mucha ilusión que pueda ver a los católicos del norte y consideramos muy positiva la existencia de un pastor, de una autoridad”.

Finlandia cuenta con 5,4 millones de habitantes, que en su mayoría son luteranos (un 78 por ciento). Además, los ortodoxos son sesenta mil y los católicos suman catorce mil, lo que supone un dos por ciento de la población. El número de católicos crece sobre todo por la inmigración, lo que supone que hay fieles de noventa nacionalidades, explicó Goyarrola. Cuentan con la atención pastoral de 26 sacerdotes (la mayoría extranjeros) y un único obispo.

En el encuentro, el sacerdote y el pastor también indicaron “el buen trato y relación” existente con las comunidades musulmana y judía, y destacaron cómo “la sed de espiritualidad es evidente en un país rico, con un estado de bienestar alto”.

El vicario general de la diócesis de Helsinki insistió en la disposición al diálogo y al trabajo conjunto de sendas confesiones cristianas, que son conscientes de que “la fe es el calor que la gente de Europa del norte necesita”. Entre otras cosas subrayó que “el diálogo oficial entre la Iglesia Católica y la Iglesia Luterana sobre qué es la Iglesia, la Eucaristía y el ministerio sacerdotal demuestra que estamos muy cerca doctrinalmente”.



La Iglesia Católica en Finlandia es minoritaria “y es la más pobre del mundo”. Su actividad se desarrolla en siete parroquias, aunque los domingos cuentan con templos luteranos en los que se oficia la Misa. Su gran aportación a la sociedad finlandesa, según Goyarrola, “es el ejemplo de las familias católicas”.

Por su parte, el luterano Juhani Hulma incidió en la unidad de las confesiones cristianas, entra las que es “muy fácil conversar, dialogar y rezar juntos”.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |