Menu


Familia de mormones se convierte gracias a la Virgen y la Eucaristía
La familia recibió los sacramentos de iniciación cristiana el 15 de abril de 2017


Por: n/a | Fuente: ACI Prensa



Los Odulio son una familia filipina que, a pesar de vivir en una ciudad donde la mayoría de la población es mormona, se convirtieron a la Iglesia Católica gracias a la Virgen María y a la Eucaristía.

La familia recibió los sacramentos de iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía) el Sábado Santo 15 de abril durante la Vigilia Pascual en la diócesis de Salt Lake City, en Utah (Estados Unidos).

El padre, Rico Odulio, nació en Filipinas en el seno de una familia católica, que años después se convirtió a la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocidos como los mormones.

Pese a la conversión de su familia, Rico continuó asistiendo a una escuela católica debido a la buena calidad educativa que esta ofrecía. Según dijo a The Intermountain Catholic, el periódico de la diócesis de Salt Lake City, en el estado de Utah, para él fue “muy difícil crecer en medio de dos iglesias”.

Rico conoció a su esposa Heidi en la iglesia mormona. Durante su noviazgo fueron como misioneros a la ciudad filipina de Cebú y estuvieron dos años separados. Al reencontrarse, se casaron según el rito mormón.



La pareja tuvo dos hijos y desde pequeños inculcaron los hábitos de oración y de compartir en familia.

En 1998, Rico dejó a los mormones pero conservó el hábito de leer libros sobre teología, que se convirtieron en su soporte espiritual. En el 2001 la familia se mudó a Salt Lake City y Heidi continuó asistiendo a la iglesia mormona con sus dos hijos.

Se estima que de los más de 3 millones de personas que viven en el estado de Utah, cerca del 60% son mormones.

El primer acercamiento profundo de la familia Odulio con la Iglesia Católica fue cuando Rico leyó acerca de la Batalla de Lepanto, ocurrida el 7 de octubre de 1571. En ese combate naval, la flota de la coalición católica derrotó a los turcos otomanos y el Papa Pío V atribuyó la victoria a la intercesión de la Virgen María, ya que había pedido a los fieles que rezaran el Rosario por la victoria cristiana.

Hasta entonces, Rico no creía en la Virgen y la consideraba como “otra de esas supersticiones católicas”. Pero al leer sobre este milagro, sintió ganas de acercarse a una iglesia y comenzó a ir a Misa.

Cuando invitó a sus hijos Amoz y Omri a que lo acompañen, ambos se sorprendieron. “Nunca me imaginé a mi padre como un hombre religioso”, expresó Omri. Sin embargo, cuando Rico tuvo que regresar a Filipinas por trabajo, sus hijos se alejaron de la Iglesia.

El segundo momento que influyó en la conversión de la familia fue cuando en el año 2014 Omri tuvo un accidente vehicular en el que casi muere. Él recuerda que “pensé que no volvería a despertar”.

Cuando por fin se recuperó, vio un video en YouTube en el que aparecía un guitarrista tocando en la Catedral de la Magdalena de Salt Lake City. Omri quedó impresionado por la belleza de la iglesia y le pidió a su hermano Amoz que lo llevara a Misa allí.

“Esa fue la primera vez que atravesé las puertas de la catedral y la liturgia me impresionó. Desde entonces me he quedado enganchado”, relató Omri.

En 2015 Rico regresó a Estados Unidos y pidió a sus hijos que los acompañaran a una procesión. Ese día Omri tomó la decisión de bautizarse católico. Cuenta que lo decidió gracias a la intercesión de la Virgen María.

Amoz tuvo una conversión profunda cuando aprendió más sobre la historia y hechos de la Iglesia.

Tras estos sucesos, Omri y Amoz comenzaron a prepararse en la Catedral de la Magdalena para recibir el Bautismo.

Por su parte, mientras su esposo e hijos pasaban por su etapa de conversión, Heidi seguía con los mormones pero comenzó a leer el material que le enviaba Rico sobre la Iglesia Católica.

“Yo oraba muchísimo, quería la unidad familiar y quería encontrar la verdad”, comentó. Tras muchas dudas y oraciones, “sentí el Espíritu y después de rezar mucho, recibí las respuestas”. Entonces, decidió unirse a su esposo e hijos para las clases de formación.

Conforme se acercaba el día en el que iban a ser bautizados, la familia esperaba con ansias poder recibir por fin la Eucaristía.

“Estando tan cerca y expuesto a la Eucaristía, mi anhelo por ella se incrementó”, expresó Omri unos días antes del sábado 15 de abril.

Artículo originalmente publicado en ACI Prensa

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |