Menu


Culpas y Méritos
Más allá de tantas teorías, en casi todas las épocas los seres humanos han declarado que existen culpas y méritos, que la responsabilidad de cada uno.


Por: P.Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic.net



Durante siglos se han elaborado teorías y análisis que implicaban “destruir” la libertad humana al explicar nuestros actos como algo sometido al determinismo.

Unos suponían que los dioses, o las estrellas, o fuerzas mágicas, o un destino impersonal, obligaban a uno a asesinar a su padre y a otro a ayudar a los pobres.

Otros suponían que eran las costumbres, las normas externas, las sociedades, o cualquier tipo de estructura familiar, las que impedían actos libres y determinaban todas las opciones.

Otros, sobre todo en las últimas décadas, han hipotizado que las neuronas, o las hormonas, o algunas otras dimensiones de nuestro organismo humano, son quienes deciden todo: el heroísmo o la villanería...

Más allá de tantas teorías, en casi todas las épocas los seres humanos han declarado que existen culpas y méritos, que la responsabilidad de cada uno (menos en casos de demencia grave) explica sus delitos o sus actos virtuosos.



El reconocimiento casi universal de que hay culpas y méritos, pecadores y santos, cobardes y héroes, solo puede ser explicado desde la aceptación de la existencia de voluntades libres.

Porque un acto cometido sin conciencia y sin libertad, no tiene ni culpa ni mérito. En cambio, las omisiones que llevaron a una catástrofe se consideran culpables precisamente porque se acepta en los gobernantes la capacidad de haber previsto el peligro y la omisión irresponsable de no haber actuado adecuadamente.

Las teorías que suponen que estamos determinados no han podido cancelar la distinción entre culpas y méritos. Es cierto que algunos seres humanos, por daños psíquicos o por otros motivos complejos, cometen actos sin responsabilidad. Pero ello no quita que existan millones de actos, cada día, que reciben condenas o alabanzas.

En cada momento los seres humanos afrontamos situaciones habituales o eventos inesperados. Desde la libertad, con un análisis más o menos serio de lo que corresponde hacer, tomamos decisiones. Serán culpables, si preferimos las prisas, o el egoísmo, o el miedo. Serán meritorias, si escogimos lo bueno, lo justo, lo bello, para el tiempo y para lo eterno...

 







Compartir en Google+




Consultorios
Pedro Luis Llera Vázquez
Experto en Dirección y Gestión de Centros Educativos Privados. Consejería en Educación y Cultura
P. Llucià Pou Sabaté
Asesoría para la educación del Adolescente.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |