Menu

El salario mínimo es inhumano en México
Somos uno de los países con salarios mínimos más bajos y somos el país que más tratados de libre comercio tiene.


Por: Rebeca Reynaud | Fuente: yoinfluyo.com



Un profesor de una Universidad privada, le dijo a sus alumnos: “La próxima clase traigan 73 pesos, pues vamos a ir al mercado y van a comprar pan, tortillas, verduras, fruta y alguna proteína para un menú para cinco personas. Cada uno va a comprar lo que quiera dar de comer, como si fuera un padre o madre que necesita alimentar a su familia ese día, con su sueldo mínimo. Si lo desean, reduzcan lo que van a gastar en transporte: $15 mínimo”.

Los alumnos se asombraron de lo poco que pudieron comprar con ese dinero, yéndose a productos más bien baratos.

El porcentaje de pobreza extrema en México, en 2014 era del 46.2% (INEGI y CONEVAL). Muchas de estas familias no tienen vivienda digna y poseen muy poco acceso a la seguridad social, con Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Puebla a la cabeza. En Michoacán y Morelos la pobreza aumentó de 2012 a 2014.

Algunos expertos extranjeros dicen que el salario mínimo de México viola los derechos humanos: está en $73 pesos diarios. El oficial de albañilería ganaría $106. 50 diariamente. El 86% de la población gana menos de $5,000 pesos.

Se ha perdido el 70% del poder adquisitivo del salario mínimo en los últimos 30 años. Somos uno de los países con salarios mínimos más bajos y somos el país que más tratados de libre comercio tiene. Se espera que para 2017 el salario mínimo suba a $90 pero la canasta básica está a $200. El Titular de Salarios Mínimos (Conasami), Basilio González Nuñez gana 90 salarios mínimos: 173 mil al mes, y lleva 25 años en ese puesto. ¡Clama al cielo? ¿cuándo van a cambiar las cosas? ¿Qué espera el Presidente para quitar a Basilio González y poner a una persona que gane un sueldo más modesto?



Nuestros diputados se asignan un aguinaldo de $500 mil pesos, libres de impuestos (6 mil 250 días de salario mínimo), para este año 2016. ¡Qué desproporción! ¿Estarán conscientes de que estamos en tiempo de sobriedad y templanza? ¡Cómo podemos aceptar esos ingresos tan elevados para la clase política!

El 71% de la población recibe entre uno y cuatro salarios mínimos al mes, esto es, entre 2100 y 8400 al mes.

Hay crisis de empleos dignos y crisis ecológica. Estamos extrayendo el agua hasta 500 m de profundidad. Hay planchas de concreto que no dejan que el agua de lluvia se filtre. Se necesitan proyectos para que el agua vuelva a brotar sola. El agua nunca debe de concesionarse.

La solidaridad entre las personas es una necesidad natural: la experiencia nos dice que nadie es capaz de valerse por sí mismo. Necesitamos de los demás, pero sólo deberíamos depender de quien es capaz de respetar y amar nuestra libertad y fomentar nuestra personalidad. Esta es la única dependencia segura.

Hay crisis de hábitat porque la vivienda popular es muy pequeña y vuelve insana la familia. German Samper, colombiano experto en vivienda popular, afirma que una familia necesita lo doble de lo que se les está facilitando: 45m3 construidos. Una casa para dos personas necesita 70 m.

La causa es la crisis moral está en que se lucha por el bien particular, es decir, enriquecimiento individual pero no se lucha por el bien común.

El Gobierno federal presta miles de millones a las empresas para que sean competitivas frente a las empresas extranjeras, pero lo que necesitan es vender. Cuando todos vendamos más va a haber más oferta de empleo.

Se necesita pensar en serio en proyectos que ayuden a las personas de menos recursos, subir el salario mínimo al menos a $200 diarios y bajar los sueldos de los políticos, diputados, senadores y líderes de grupos. Hay quienes afirman que estos son los verdaderos terroristas.

 





Compartir en Google+




Consultorios
Juan Pablo Barros S.
Liderazgo ético en la empresa
Emilio Planas Fernández
Una nueva cultura corporativa con base en la aplicación de la Doctrina social cristiana
Luis Eduardo Olivera Martínez de Castro
Responsabilidad Social Empresarial
Vicente Oltra Climent
Empresa Familiar
Dr. Carlos Álvarez Cozzi
Derecho Internacional Privado y Derecho Privado. Cuestiones de bioética en las diferentes legislaciones (bioderecho). Aplicación del Derecho desde la óptica de la doctrina social cristiana
Alfonso Muñoz Flores.
Antropología filosófica, Capacitación y Desarrollo humano en la Empresa.
Gonzalo Monzon
Proyectos humanitarios en países del tercer mundo.
Mariano Ruiz Espejo
Ciencias Económicas y Empresariales
Marcia Gabriela del Carmen Gutiérrez Vargas
Coordinación de capacitación para empresas, desarrollo y revisión de cursos y conferencias.
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |