Menu


Novios
¿Para qué estamos en la tierra? De allí parte cómo debe ser mi noviazgo


Por: Redacción | Fuente: amorynoviazgo1.blogspot.com



¿Cómo se define el noviazgo? Novio: “no-vio”. Diferencia entre novio y amigo ¿en qué?: en la exclusividad.


El noviazgo es una etapa de preparación para el matrimonio en la que, de mutuo acuerdo, un hombre y una mujer, inician una relación exclusiva, que puede terminar en el enamoramiento. Es una etapa que pasa de la mera simpatía o del simple “gustarse” a una nueva relación de mayor conocimiento, donde se debe de investigar si hay una identificación moral y espiritual, o si no hay tal compatibilidad.


El noviazgo es, por su misma naturaleza, una condición transitoria, que termina en matrimonio, la convivencia o en ruptura. La experiencia demuestra que es mejor que el noviazgo sea breve, de un año quizás; más no porque empiezan las “confianzas”, y se puede “caer” porque el amor es de suyo unitivo. Como a fuerza, ni los zapatos entran, basta la voluntad de una de las partes para que cese el compromiso.


¿Para qué estamos en la tierra? De allí parte cómo debe ser mi noviazgo. ¿De qué voy a hablar con mi novio? De tu “yo íntimo”, del sentido de la vida que tienes y que él tiene.
¿Cómo se define el amor? El amor es un misterio. ¿Por qué me gusta éste, y éste otro no? la Mitología griega lo explica por la intervención de cupido o por el uso del Filtro mágico.
La experiencia demuestra que es mejor que el noviazgo sea breve, de un año quizás; más no porque empiezan las “confianzas”, y se puede “caer” porque el amor es unitivo.


Psicología del varón y de la mujer



Una mujer descansa cuando habla. Un hombre se cansa cuando habla. Inteligencia del varón: tiene compartimentos.


El modo de sentir del otro es distinto del mío.


Criterios de carácter, trabajador, equilibrado, bondad y religiosidad. Aspecto moral. Si es mujeriego o borracho, no se le quita a la primera.


El Alcoholismo es peligroso. Piensa que escoges al padre de tus hijos.


Dios nos hizo para amar y ser amados. Lo más importante de la vida es el amor sin fecha de caducidad. “El amor es por tanto la vocación fundamental e innata de todo ser humano”.
Cuando la gente se enamora quiere “estar con”, “estar sólo con”, y quiere “estar siempre con”.




Amar es querer el bien; no es fácil perseguir el bien del otro porque hay una tendencia fuerte al egoísmo. Aquel bien que le ofrecemos a la persona amada ha de ser un bien real ha de ser algo que la mejore, y no que me beneficie sólo a mí.


Pureza en el noviazgo.

Si no es honesto en un terreno, tampoco lo será en el otro. Cuando un hombre pide a la novia la “prueba de amor” y luego se llega a casar con ella, toda la vida sospechará que “lo volvería a hacer con otro”.


Decía el poeta: “¡Me ha visto, me ha mirado! Hoy creo en Dios”. Los que aman de verdad, están hablando el lenguaje de Dios. Cuando se ama todo el universo resplandece, vemos una belleza que antes era desconocida: todo se transfigura.


Cuando muere la persona amada, todo el universo muere con él por unos momentos.
Durante el noviazgo no se advierten los defectos; después de un tiempo se descubren, y esto rompe muchos matrimonios. La gente suele decir que el amor es ciego. Lo ciego no es el amor sino el odio. Cuando una persona se enamora ve lo bueno y lo malo. La bondad que ve es claramente su verdadero ser.


Alicia von Hildebrand señala: Al que ama se le concede el privilegio especial de descubrir, con una increíble intensidad, la belleza del que ama, mientras que otros sólo ven su aspecto exterior y sus defectos. Ves a Fulanito con más claridad que cualquier otro ser humano.


Para que el amor crezca es necesario que supere dificultades, por eso es contradictorio que –ante una dificultad- se busque el divorcio, porque éste impide que crezca el amor. Para superar esa dificultad tengo que aprender a amar.


El amor no muere, nace eterno por definición. Si desaparece es que nunca ha existido –ha habido sentimiento, atracción, afán de seguridad...- o que yo lo haya matado. Es frecuente que se descuide estar en los detalles. Este proceso puede ser lento e imperceptible; sólo se advierte cuando parece que no tiene remedio, ¡y sí lo tiene! Si se deja una planta sin agua y sin abono, puede aparecer fresca, y día para otro se seca.


Construir el amor día a día es nuestra tarea. Si no lo haces crecer, lo haces perecer.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |