Menu

Comenzó en Padua la bella tradición de los 13 Martes a San Antonio
San Antonio de Padua es conocido por sus grandes milagros, muchos de los cuales obró en vida.


Por: Redacción | Fuente: es.gaudiumpress.org



San Antonio de Padua es conocido por sus grandes milagros, muchos de los cuales obró en vida. Por esta razón el pasado 14 de marzo comenzó en la Basílica del santo en Padua la hermosa tradición de los "Trece Martes a San Antonio".

 

De acuerdo con la revista "Pan de los Pobres" -que difunde la devoción de este gran taumaturgo-, la tradición viene del mismo santo: se cuenta que el martes siguiente al de su muerte San Antonio obró innumerables milagros a cuantos le invocaron con gran devoción, siendo los mismos devotos quienes consagraron orar los "Trece Martes", como una manera de preparar la solemnidad litúrgica del santo, que la Iglesia celebra el 13 de junio.

 

La práctica se extendió tanto, que llegó a oídos del Papa León XIII quien en junio de 1898 concedió la Indulgencia Plenaria a todos los fieles que visitaran un templo francisano, siempre y cuando cumplieran las condiciones para recibir este don, es decir, confesión sacramental, comulgar y ofrecer las intenciones por el Santo Padre.
 



El mismo León XIII, el 1º de marzo de 1899 enriqueció la devoción, concediendo la Indulgencia Plenaria por cada uno de los trece martes o domingos consecutivos previos a la solemnidad del Santo, y en los cuales los fieles recibiesen los sacramentos y llevaran alguna práctica piadosa en regalo a San Antonio.

 

Cada año los frailes franciscanos proponen un tema de reflexión para los "Trece Martes". Este 2017 han propuesto las "Nuevas Obras de Misericordia", una versión actualizada de las Obras de Misericordia Corporales y Espirituales con referencia a los grandes temas contemporáneos.

 

Dichas temáticas han sido reunidas en el libro en italiano "Con Sant'Antonio alla ricerca della beatitudine" -"Con San Antonio en la búsqueda de la bienaventuranza" - que ha editado el "Messangero di Sant'Antonio", y desde el martes 14 de marzo se distribuye en la Basílica del santo en Padua. Asimismo, desde el sitio oficial del santo se ha puesto a disposición una versión para descargar en los dispositivos.

 

Los franciscanos en Padua también pondrán a disposición videos para fomentar la reflexión en torno al tema de cada martes. El pasado 14 de marzo se publicó el primero, a cargo del Padre Giancarlo Zamengo, OFM, Director General del "Messaggero di Sant'Antonio", quien reflexionó: "La oración nace siempre del corazón, el hombre tiene necesidad de hacer hablar a su corazón, tiene necesidad de la certeza que alguien lo está escuchando", pero "nuestro pedido al Señor es siempre escuchado".

 

El sacerdote también invita: "No dirijamos nuestra oración solo para pedir, primero que todo busquemos agradecer: agradezcamos al Señor por el don de la vida, por las personas que nos son cercanas, por el don de su amistad (...) Y después hagamos de nuestra oración acción; acción que incide en lo concreto de nuestra existencia a través del don de nosotros mismos: la caridad".

 

Temas de reflexión para los "Trece Martes a San Antonio"

14 de marzo: Bienaventurados ustedes que rezan a Dios, porque nunca estarán solos.

21 de marzo: Bienaventurados ustedes que están atentos a los pobres, porque su humanidad será más rica.

28 de marzo: Bienaventurados ustedes que piden perdón, porque encontrarán misericordia.

4 de abril: Bienaventurados ustedes que asisten a los sencillos, porque grande será vuestra alegría.

11 de abril: Bienaventurados ustedes que deciden volver a levantarse, porque tendrán otra posibilidad.

18 de abril: Bienaventurados ustedes que comparten el pan, porque serán saciados.

25 de abril: Bienaventurados ustedes amigos de San Antonio, porque serán consolados.

2 de mayo: Bienaventurados ustedes que anuncian el Evangelio, porque grande será vuestra recompensa en los cielos.

9 de mayo: Bienaventurados ustedes que curan el alma, porque vuestra vida será plena.

16 de mayo: Bienaventurados ustedes que acogen con corazón sincero, porque Dios habitará en vuestra casa.

23 de mayo: Bienaventurados ustedes que responden a la vocación, porque vuestra vida tendrá un sentido.

30 de mayo: Bienaventurados ustedes que buscan la belleza, porque estarán más cerca a Dios.

6 de junio: Bienaventurados ustedes los pobres de espíritu, porque encontrarán la verdad.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |