Menu


Las mejores reglas de oro financieras.
Es necesario trabajar en equipo dejando de lado el egoísmo.

Una recomendación saludable es crear una cuenta compartida que se destine a los gastos habituales de la casa como arriendo, servicios públicos, alimentación y otros extras.


Por: fucsia.com | Fuente: www.somosrc.mx




En la mayoría de las ocasiones las parejas invierten casi un año de sus vidas y por lo general un elevado presupuesto, para lograr la boda de sus sueños, pero en muy pocas oportunidades se detienen a organizar la nueva vida financiera que están por comenzar. Y aunque les parezca poco romántico, es un tema que hay que evaluar con cabeza fría antes de dar el sí.  

 

Según el Women’s Institute for Financial Education, Wife.org, por sus siglas en inglés, una organización sin ánimo de lucro, dedicada a proveer educación financiera a las mujeres en su búsqueda de independencia económica, “la forma en que ganamos, gastamos y ahorramos dinero es una expresión práctica de nuestras creencias y estilo de vida”. Para Kathleen Gurney y Ginita Wall, autoras del libro “Amor y dinero: 150 consejos financieros para parejas”. (Love and Money: 150 financial tips for couples) es importante analizar a la pareja en el ámbito financiero durante el noviazgo para tener claro cómo se comportará durante el matrimonio.

 

Y si bien es cierto que para muchos los asuntos de dinero no son fáciles de manejar, se debe tener en mente que en el matrimonio, como en cualquier empresa, es necesario trabajar en equipo dejando de lado el egoísmo. Sin embargo, hay que considerar variables que pueden generar tensión en la relación como que uno de los dos no tenga trabajo, que devengue significativamente menos que el otro, o que tenga responsabilidades económicas extras como hijos, familiares dependientes o enfermos o un alto nivel de deudas.



 

Ninguna consideración está de más cuando se mezclan dinero y sentimientos. Estas cinco recomendaciones te ayudarán a lograr una relación económicamente estable.

 

1. Limpiar antecedentes

En muchos casos, los novios acuerdan ser honestos respecto a su pasado sentimental y hasta aceptan revelarles a sus parejas cuántas relaciones mantuvieron antes de conocerse, pero jamás mencionan deudas, problemas legales o complicaciones con herencias. En este tópico es importante incluir también el tema de las responsabilidades financieras adquiridas con antigüedad y de las cuales se generen deudas. Es fundamental dejar claro si luego del matrimonio estas pasarán a ser compartidas o si cada uno se hará responsable de sus compromisos económicos.



 

2. Cuándo se tiene todo

Cada vez es más frecuente que los novios contraigan nupcias a una edad más madura, cuando ya están establecidos, poseen trabajo, cuentas bancarias sólidas y propiedades como carro o casa. En un buen porcentaje de los casos, el reunir todos los bienes desde el inicio, puede generar altos niveles de estrés, al ver que el otro gasta lo que ha conseguido con años de trabajo. Por ello, el primer paso es analizar y discutir qué porción de sus finanzas será compartida.

El hecho de que ahora estén casados no significa que dejen de ser económicamente independientes. Es correcto manejar cuentas personales, para gastos personales, pero nunca hay que mentir al respecto y menos ocultarlas. Una recomendación saludable es crear una cuenta compartida que se destine a los gastos habituales de la casa como arriendo, servicios públicos, alimentación y otros extras.

 

3. Elaborar un prepuesto

Un cuadro de Excel será de gran ayuda para organizar y dejar en claro los activos y pasivos que poseen. Es importante señalar además uno a uno los gastos que deben asumir mes a mes y los ingresos de la pareja con los cuales los soportarán (Se debe establecer cuánto devenga cada uno para realizar una distribución equitativa). Lo más recomendable, es que uno de los dos se encargue de llevar el registro de gastos y de administrar el dinero de la cuenta compartida, pagando recibos u obligaciones.

 

4. Decisiones compartidas

Por lo general, a  uno de los miembros de la pareja se le facilita más el tema económico que al otro, así que está bien que sea quien se encargue de administrar las finanzas, pero eso no significa que deba tomar decisiones individuales como en qué o dónde invertir. Todos los temas relacionados con dinero deben ser consensuados para evitar malos entendidos y futuros problemas.

 

5. Pensar a futuro

La única manera de crecer financieramente, el mantener altos niveles de ahorro y realizar acertadas inversiones. Si hasta ahora comienzan su vida en pareja, pueden tener planes para comprar una propiedad más cómoda o invertir en finca raíz, si planean tener hijos, deben considerar el gran gasto que ello implica, por eso es importante tener un buen nivel de ahorros desde el comienzo.





Compartir en Google+




Consultorios
Maria Isabel Álvarez Gaitán
Asesorías familiares, cursos prematrimoniales
Ma. Luisa Gabriela Deras Malacara
Consultoría y ayuda personal y familiar
Francisco Mario Morales
Problemas con hijos incrédulos. Educación sexual en familia.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Javier Mandingorra Gimenez
Orientador Familiar
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
Francisco Mario Morales
Problemas con hijos incrédulos. Educación sexual en familia.
Marta Grego
Consultora Familiar. Aborto, post aborto, adicciones
Rosa María Villegas-Smith
Acompañamiento a mujeres con embarazos no deseados
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |