Menu


El Papa nos invita a vivir un camino de conversión y esperanza
Audiencia de este miércoles en el inicio de la cuaresma

Que nuestro esfuerzo forje una esperanza sólida, como la de María, que siguió creyendo y esperando incluso cuando se encontraba junto a la cruz de su Hijo


Por: SERGIO MORA / Santa Sede | Fuente: ZENIT – Roma / 1 de marzo 2017



(ZENIT- Ciudad del Vaticano, 1 marzo 2017).- El papa Francisco invitó en este miércoles de ceniza y comienzo de la cuaresma, a vivir este período como un camino que sea signo sacramental de nuestra conversión.

Lo dijo en la catequesis de la audiencia que realizó en la plaza de San Pedro, en este día soleado del final del invierno europeo. El Santo Padre al ingresar en el jeep abierto, pasó por los corredores donde le aguardaban miles de peregrinos, quienes le han recibido saludando, agitando pañuelos o banderas. El Pontífice hizo detener varias veces el vehículo para bendecir a niños y a enfermos.

“Hoy, miércoles de ceniza, los invito a reflexionar sobre la cuaresma como tiempo de esperanza” dijo Francisco en sus palabras en español y recordó que “al igual que el Pueblo de Israel que sufrió la esclavitud en Egipto, cada uno de nosotros está llamado a hacer experiencia de liberación y a caminar por el desierto de la vida para llegar a la tierra prometida”.

“Jesús nos abre -prosiguió el Pontífice- el camino al cielo a través de su pasión, muerte y resurrección. Él ha debido humillarse y hacerse obediente hasta la muerte, vertiendo su sangre para librarnos de la esclavitud del pecado”.

“Es el beneficio que recibimos de él, que debe corresponderse con nuestra acogida libre y sincera. Estamos llamados a seguir el ejemplo de Nuestro Señor. Él venció al tentador y ahora nosotros debemos también afrontar la tentación y superarla. Él nos dio el agua viva de su Espíritu y nosotros debemos ir a buscarla a la fuente de los sacramentos y la oración”, dijo.



El Papa aseguró que Jesús “es la luz que vence las tinieblas y nos pide a nosotros alimentar la llama que se nos confió el día de nuestro bautismo. De este modo, nuestro camino cuaresmal será signo sacramental de nuestra conversión”.

Al concluir su resumen de la catequesis en español, el Santo Padre saludó cordialmente a los peregrinos de lengua española, “en particular a los grupos provenientes de España y Latinoamérica. Los exhorto a caminar en esperanza y con empeño en este camino de amor, que Dios nos propone”.

“Que nuestro esfuerzo –concluyó– forje una esperanza sólida, como la de María, que continuó a creer y a esperar incluso cuando se encontraba junto a la cruz de su Hijo”.

En la catequesis invitó a entrar “con corazón abierto” en la cuaresma. Y “sintiéndonos parte del pueblo santo de Dios, iniciamos con alegría hoy este camino de esperanza”.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |