Menu



Poetisa publica su conversión a la Iglesia Católica: La brillante obscuridad de la noche.
El texto, refiere interesantes pasajes descritos con los detalles propios de la expresión artística de Read.

Ella ya era católica, reconociendo en sí misma un hambre espiritual que reveló ser demasiado grande para ser ignorada.


Por: The Catholic Sun | Fuente: es.gaudiumpress.org



Phoenix (Gaudium Press) Robert Curtis, profesor de composición y dominico seglar profeso, destacó recientemente para el informativo The Catholic Sun la conmovedora historia de conversión de la poetisa Sally Read, narrada en su libro autobiográfico "La brillante oscuridad de la noche". El texto, publicado recientemente por Ignatius Press, refiere interesantes pasajes descritos con los detalles propios de la expresión artística de Read.

 

Uno de los apartes comentados por Curtis es el relato de los días de juventud de Read, cuando desempeñaba la enfermería y recibió instrucción de cómo envolver un cadáver por parte de una enfermera irlandesa. "La alusión a la muerte de Cristo es inmediatamente sobrecogedora y la reverencia y profundamente personal manera en que la enfermera mayor se refiere a su deber es hipnótica", comentó el redactor. Esta experiencia la marcó temprano en su camino hacia la fe a pesar de no ser creyente.

 

Otro de los relatos corresponde también a su ejercicio profesional y es el de un paciente que padeció un ataque y no pudo volver a comunicarse. "Los doctores y la familia discutían si mantener o no el apoyo vital, pero como Read lo afeitaba y lo lavaba a diario, ella fue testigo de su vida en sus ojos y cómo la miraba, suplicando por esa vida", refirió Curtis. El paciente fue desconectado, muriendo de inanición, representando otro golpe para Read.



 

La muerte de su padre, su imposibilidad de comprender el misterio del duelo y su contacto con la cultura católica al casarse con un policía italiano y mudarse a Roma, abrieron camino para su conocimiento de la fe. Una de las características que más le llamó la atención fue el hecho de reconocer que la comunidad católica estaba abierta a prestar su apoyo, a responder sus preguntas sobre la fe, pero no la presionaba a creer contra su voluntad. Pudo cuestionar abiertamente a un sacerdote sobre sus críticas y objeciones sin que él se molestara, y a lo que él respondió con serenidad exponiendo el magisterio de la Iglesia.

 

Un día en una visita de vacaciones a Londres, Read se impresionó por el agresivo secularismo de sus amistades y del entorno, y creyó que ellos habían cambiado, cuando quien había cambiado había sido ella. En ese momento reflexionó y se dio cuenta que ella ya era católica, reconociendo en sí misma un hambre espiritual que reveló ser demasiado grande para ser ignorada y que la llevó a solicitar el sacramento del Bautismo.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |