Menu

¿Que podemos hacer para evitar que nuestros hijos se sientan solos?
Ser padres comprensivos, pero educadores.

Debemos estar atentos a los comportamientos que presentan nuestros hijos para detectar si hubiera alguna situación de estas con ellos.


Por: Silvia del Valle | Fuente: www.tipsmama5hijos.com



Actualmente es muy común ver personas solas en medio de la gente y en medio de muy diversas actividades, esto es producido por un inmenso vacío espiritual y por lo mismo debemos estar atentos a los comportamientos que presentan nuestros hijos para detectar si hubiera alguna situación de estas con ellos.

Por eso es muy importante estar pendientes de ellos y conocerlos bien para detectar algún cambio de actitud o de conducta que nos pueda dar la pauta, así que aquí te dejo mis 5Tips para lograr conocer lo que piensan y sienten nuestros hijos.

PRIMERO. Dales mucho amor y atención.
La atención es una consecuencia del Amor por lo mismo la clave esta en que sepamos expresar el Amor a nuestros hijos.

De nada sirve que nosotros sepamos que los queremos si ellos no lo pueden percibir. Es importante que nuestros hijos sepan que son lo más importante para nosotros y que los amamos, así les estamos blindando su autoestima y por lo mismo no llegaran a sentirse solos porque tendrán claro que nosotros estamos con ellos en todo momento aunque no lo estemos físicamente en ese momento.

SEGUNDO. Emplea tu tiempo libre en ellos.
Otra forma de demostrarles que los amamos y que son lo más importante para nosotros es dedicarles el tiempo libre que tengamos.



Yo no digo que no tengamos espacios de tiempo para nosotros y para nuestro descanso, pero que vean que el mayor tiempo lo pasamos con ellos.

Debemos buscar momentos especiales y de calidad para pasar con ellos y para realizar actividades que les sean agradables y que recuerden para toda la vida.

Las vacaciones, los domingos, días de campo, tardes de películas, ir a misa, ir al parque, hacer una excursión, organizar un rally de conocimientos, etc. son actividades que les demostrarán que estamos con ellos y que nuestros días y nuestro tiempo es para ellos.

Mientras más pequeños son nuestros hijos es mejor dedicarles mas tiempo para formar en ellos las virtudes que queremos que vivan y lograr asi que se sientan seguros y acompañados.

Cuando llegan a la adolescencia es importante que sepan que estamos disponibles para ellos aunque ya no tan presentes físicamente para no invadir su espacio, pero en caso de ser necesario debemos acompañarlos para hacerles ver las cosas con su justo valor.

Los adolescentes nos necesitan mas de lo que ellos creen por eso es bueno que estemos atentos a los gritos de ayuda que nos puedan estar expresando con sus actitudes y co sus palabras.

En esta etapa es más fácil que se puedan sentir solos en medio del mundo y de la gente que les rodea. No porque en verdad estén solos, sino porque así se perciben y se sienten por los cambios que están tendiendo.

TERCERO. Mantén una comunicación constante y abierta.
Este punto es clave en la relación con los hijos. Ellos deben saber que siempre hay un canal de comunicación abierto y dispuesto para que nos expresen sus inquietudes y necesidades tanto físicas como espirituales.

Es importante que dejemos viene cuatro, sobre todo con nuestros adolescentes, qué hay tiempos y formas para tener esta comunicación y que sin no se cumple con algunas normas básicas de conducta, no se puede dar, por ejemplo, el respeto, el orden, el hablar y no gritar, el esperar el turno y el buscar que sea en privado.

CUARTO. Corrige sus actitudes con amor y respeto a su dignidad.
Si no lo hacemos así es muy probable que perdamos autoridad y después ya no les importe nuestra opinión y busquen compañía con sus amigos o con personas que no sean adecuada compañía para ellos.

Es necesario que sepamos ser padres comprensivos pero educadores y que los enseñemos a vivir lo que les decimos, es decir que seamos coherentes.

Si lo que hacemos para educar a nuestros hijos lo hacemos con respeto y con un profundo amor, si nos equivocamos, nuestros hijos sabrán que jamás lo hemos hecho por su mal y sabrán comprender el error y mas aun, sabrán perdonarlo.

Si así actuamos, nuestros hijos sabrán que no están solos para enfrentar los diferentes retos y problemas que les presenta la vida, porque sabrán que estamos ahí para corregirles y acompañarles, para aprender juntos y sacar siempre un bien de los errores que se comenten en la vida.

Y QUINTO. Educarlos en valores con el ejemplo.
Y más aún vivamos las virtudes en familia.

Si así logramos vivir, nuestros hijos jamás se sentirán solos aunque el mundo gire para el lado contrario, porque sabrán que tienen una familia que los apoya e impulsa y que ahí, en casa tiene un lugar donde pueden ser auténticos y expresar todo lo que tiene dentro, que están ahí las personas que más los quieren y que por lo tanto jamás podrán estar solos.

Por último, debemos enseñar a nuestros pequeños que aunque se sientan solos y que nadie los comprende hay alguien que los creo y que siempre y sino condiciones, está con ellos. Que Dios los tiene en la Paloma de su mano y los va sosteniendo a cada momento y que en eso deben poner todas sus esperanzas y vivir conforme a esos valores, los valores del Amor de Dios.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |