Menu


La ciudad que quiere liberarse de la pornografía
John Minz, presidente de la organización “Toowoomba Together”, dedicada a la lucha contra la violencia doméstica, afirmaba precisamente que los valores que desea defender son “el respeto, la tolerancia y la comprensión mutua”, unos valores en total oposición a la pornografía. Según Minz, la pornografía no tiene cabida en las relaciones sanas.


Por: Jules Germain |



El alcalde de Toowoomba desea alertar sobre los riesgos vinculados a la influencia de la plaga de la pornografía, según informa la revista alemana Pro.

Así que 200 hombres de esta ciudad australiana han prestado juramento público contra la pornografía: “Reconozco que la pornografía fomenta la explotación de la mujer, el empleo de la violencia en la pareja y que daña la vida familiar”, se puede leer en la declaración. Luego: “Me comprometo a no mirar pornografía y a ayudar a construir una ciudad libre de la pornografía”.

La pornografía no tiene lugar en las relaciones sanas

John Minz, presidente de la organización “Toowoomba Together”, dedicada a la lucha contra la violencia doméstica, afirmaba precisamente que los valores que desea defender son “el respeto, la tolerancia y la comprensión mutua”, unos valores en total oposición a la pornografía. Según Minz, la pornografía no tiene cabida en las relaciones sanas.

Un consumo regular de pornografía acarrea además un sentimiento de dependenciaAfecta a la relación personal con la pareja y a la satisfacción sexual. Hay estudios que, de hecho, han demostrado que los usuarios habituales de pornografía estaban a menudo más insatisfechos con el cuerpo de su pareja.



El presidente de “Toowoomba Together” ha insistido también en el hecho de que todas las personas implicadas en la asociación no lo hacen por razones religiosas: “Está el alcalde, nuestra asociación, los padres preocupados. Creo que esta cuestión debe ser tratada independientemente de las creencias religiosas”. Es una mera cuestión de sentido común y de moral.

Explicaciones a los niños

Minz considera un problema grave el hecho de que haya disponible con un simple clic “pornografía muy explícita, humillante y agresiva”. La generación joven es nuestro futuro. Por esta razón, Minz estima muy importante que los padres sensibilicen a sus hijos sobre este problema: “Explíquenles qué es y cuáles son los peligros, porque de todas formas oirán hablar de la pornografía a través de otros”.

Los padres deben explicar a los niños por qué razón está mal mirar estas imágenes, cuáles son las sensaciones que generan en sus cuerpos y por qué es mejor desarrollar una relación más libre y más romántica con la sexualidad, con una persona a la que se ame.

También hay que recordar que la pornografía es un producto destinado a ganar dinero, así comprenderán mejor que no es algo realista y que lo que ellos quieren vivir será mucho más hermoso y enriquecedor que cualquier cosa que pueda mostrarles el porno.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |