Menu


Cómo vivir en familia la presencia real de Jesús en la Navidad.
5 Tips para lograr que Jesús sea verdaderamente la razón de la Navidad en nuestra familia.


Por: Silvia del Valle | Fuente: www.tipsmama5hijos.com



De corazón deseo que Jesús nazca en nuestros corazones y ahí se quede durante todo el año para alimentarnos y nutrirnos en nuestra vida cotidiana.

La Navidad no termina el 25 de diciembre, para la vida de la Iglesia, la Navidad dura ocho días por lo que es perfecto tiempo para hacer que verdaderamente Jesús tenga un lugar cálido en nuestro corazón.

Aquí están mis 5Tips para lograr que Jesús sea verdaderamente la razón de la Navidad en nuestra familia.

PRIMERO. Comprende que Jesús ha nacido en tu corazón.

En esta época donde el consumismo ha desplazado el sentido real y trascendente de esta fiesta, es importante retomarlo con nuestra familia.



Si tenemos claro esto nosotros, los papás, será más fácil explicarle a nuestros hijos este gran misterio de Dios. Es real que Jesús ha venido a nuestro corazón y es necesario adecuarlo para que este a gusto y se sienta bien ahí. Que sea un lugar cálido y acogedor para El.

Con nuestros hijos podemos pedirles que hagan un dibujo donde este El Niño Jesús en el pesebre y María cuidándolo. Podemos explicarles que el pesebre es su corazón. Para nuestros hijos más grandes, podemos pedirles que hagan una carta para Jesús donde le digan cuánto lo aman y lo feliz que se sienten de que esté en Su Corazón.

SEGUNDO. Perdona, pues Jesús vive en ti

Si no hemos logrado perdonar de corazón a alguien es excelente momento en el marco del nacimiento de Jesús.

El siempre nos regala su Amor para darlo a los demás y así poder justificar y dar amor a los que os han lastimado.



Solo dando el perdón de corazón logramos sanar nuestra alma y que mejor que sea a la luz del niño que ha nacido para salvarnos.

TERCERO. Comparte, pues Jesús es para todos

En nuestros hogares siempre pasa que nos queda comida de la cena o dulces de las posadas o regalos que no nos quedan o no nos gustan.

Y es una buena oportunidad de compartir salir a la esquina y buscar alguien que necesite de nuestra ayuda.

La comida a nadie le cae mal, pero también podemos compartir la ropa que ya no nos queda o a nuestros hijos. O el suéter que ya está un poco desgastado y que tiene mucho tiempo que no nos ponemos lo podemos compartir con los que nada tiene y que en las esquinas están pidiendo ayuda.

Una buena forma de hacerlo es llevar estos suéteres o chamarras en la cajuela del coche y en cuanto se nos presente la oportunidad de ayudar, podemos bajarnos y darle algo de lo que traemos.

Y claro que nuestros hijos nos deben ayudar, así se darán cuenta de que en el dar está la verdadera satisfacción.

CUARTO. Comunica la alegría de tu corazón, Jesús está ahí

Si Jesús está en nuestro corazón debemos estar alegres y compartir esta alegría a donde vayamos. Es importante que nos demos cuenta de ello para estar al pendiente de que si lo estemos haciendo. De nosotros depende que el ambiente en casa sea el adecuado para celebrar el nacimiento de Jesús.

Si nosotros estamos enojados o estresados, todos en casa lo estarán, pero si nosotros estamos alegres es muy seguro que todos estarán alegres.

Solo es cuestión de tener una actitud abierta y dispuesta a compartir lo bello de la vida.

QUINTO. Vive como un verdadero Apóstol de Jesús.

Tenemos que dar testimonio de que Jesús es el que vive en nuestro corazón, no el materialismo o el consumismo.

El mundo necesita testimonios de familias que aún viven conforme a lo que Dios quiere. Que pueden seguir las huellas de Jesús en el mundo y contagiar muchos corazones con esa alegría y paz que deja Jesús en nuestras vidas.

Seamos valientes y atrevámonos a ser la diferencia y mostrarnos cómo familia dispuestos a vivir conforme a lo que Dios nos pide y agradeciendo lo que Dios nos da.

Dios lo bendiga y mamita María lo cubra con su manto.

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!