Menu


Momentos creativos
Cuando surge un momento creativo, el corazón se ensancha y experimenta nuevos entusiasmos.


Por: P. Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic.net



Los problemas se acumulan. Las soluciones escasean. Falta luz. No encontramos la salida.

De repente, las piezas aparecen con una imagen nueva. No han cambiado. Simplemente ahora somos capaces de ver más posibilidades en el conjunto.

¿Qué ha ocurrido? Hemos llegado a un momento creativo. Un salto mágico, que permite ver lo que antes estaba allí, escondido, como una solución sencilla pero hasta ahora invisible.

Los momentos creativos rompen cercos, superan parálisis, abren esperanzas, permiten decisiones capaces de superar problemas complejos.

No siempre llegan esos momentos. En parte, porque el horizonte ya no ofrece novedades. En parte, porque estamos cansados y la mente no consigue ver esa puerta lateral con la que resulta posible avanzar hacia mejoras.



Pero cuando surge un momento creativo, el corazón se ensancha y experimenta nuevos entusiasmos. Manos a la obra: hay que proceder, rápido, antes de que otros hechos levanten muros paralizantes.

En la vida del espíritu, siempre existen momentos creativos. Surgen desde la mirada de un Dios que es Padre y que es capaz de sacar bienes incluso de los males. Permiten descubrir que no hay pecados imperdonables, porque la misericordia llega incluso allí donde no puede ayudar la justicia humana.

Necesitamos abrir la mente y el corazón al afrontar las dificultades de cada día. Seremos capaces de acoger momentos creativos, que nos ayudan en la vida terrena y que nos lanzan hacia la meta eterna en la que nos espera, con una fidelidad indestructible, un Padre que nos ama.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!