Menu



Andrea Gracchiolo cayó de más de 10 metros de altura sin sufrir daño
Milagro aprobado para la beatificación que se efectuó en junio de 2016


Por: Emilia Flocchini | Fuente: Santiebeati.it



Este evento ocurrió el 19 de septiembre de 2003, Andrea Gracchiolo, un joven trabajador que participaba en los trabajos para la construcción de la nueva capilla, anexa a la capilla Casa Madre, lugar donde se encontraba el cuerpo de la madre María de Jesús.

Mientras el trabajador está lidiando con la construcción de una claraboya, a unos diez u once metros de altura, la viga sobre la que caminaba se rompió, por lo que él cayó e instintivamente protegió su rostro con sus manos, el lugar de impacto fue el punto exacto en el que estaban enterrados los restos de la fundadora. Los otros trabajadores, que acudieron en masa para socorrerle, lo encontraron de pie, incólume, como lo confirma el informe del hospital donde se llevó a cabo los exámenes como medida de precaución.

Las hermanas, que no estaban enteradas de lo que había ocurrido, se sorprendieron al ver -poco después- a los trabajadores, el arquitecto y el director del proyecto, llevando un ramo de flores que colocaron en el lugar de la caída.

Andrea dice que sentió como si alguien lo hubiese tomado en sus brazos y luego puesto en el suelo. Todo el mundo está convencido de que la "Señora Madre" había obtenido no sólo el rescate del joven, sino también que las obras de restauración continuaran. Los restos mortales de la fundadora luego fueron colocados en la nueva capilla, misma que fue bendecida e inaugurada por monseñor Cataldo Naro, arzobispo de Monreale, el 29 de noviembre de 2004.

A continuación se realizó la investigación diocesana sobre el milagro en la diócesis de Monreale y fue validada el 21 de marzo de 2014. Los médicos consultores de la Congregación para las Causas de los Santos, el 29 enero de 2015, consideraron el evento científicamente inexplicable. Tanto los consultores teológicos tuvieron la misma opinión positiva. Por último, el 14 de diciembre de 2015, S.S. Francisco autorizó la promulgación del decreto por el cual el hecho fue declarado milagroso y atribuido a la intercesión de la Venerable María de Jesús Santocanale  abriendo así el camino a la celebración de la beatificación, misma que tuvo lugar en Monreale, el 12 de juno de 2016.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |