Menu


El discípulo no se conforma con una vida mediocre
Papa en misa con religiosos y sacerdotes


Fuente: Romereports



2016-07-30
El Papa Francisco quiso celebrar la misa con los sacerdotes, religiosos y religiosas polacos en el santuario dedicado a San Juan Pablo II.

El complejo fue terminado pocas semanas antes del comienzo de la JMJ y se ha edificado en los terrenos de la fábrica en la que trabajó el joven Wojtyla durante la II Guerra Mundial.

El impresionante altar elaborado con mosaicos incluye, entre las escenas bíblicas, una con el rostro de San Juan Pablo II. No faltó un solo detalle para recordarlo. Por ejemplo, este báculo que usó tantas veces el Papa Santo. O una reliquia suya junto al altar.

En su homilía, Francisco recordó la invitación de San Juan Pablo II de abrir las puertas a Cristo y explicó además cuál es el tipo de Iglesia que pidió Jesús.

FRANCISCO



"Él desea desde el principio que la Iglesia en salida, que vaya al mundo”.

Para conseguir este objetivo, también habló de cómo tienen que ser los discípulos de Cristo. Pidió a los sacerdotes, religiosos y religiosas que no se cierren en sí mismos por miedo o comodidad, sino que hagan todo lo contrario.

FRANCISCO

"La dirección que Jesús indica es de un único sentido, salir de nosotros mismos. Es un viaje sin billete de vuelta. Se trata de emprender un éxodo de nuestro yo, de perder la vida por Él, siguiendo el camino de la entrega de uno mismo. Por otro lado, a Jesús no le gustan los recorridos a mitad, las puertas entreabiertas, las vidas de doble sentido. Pide ponerse en camino ligeros, salir renunciando a las propias seguridades, anclados únicamente en él”.

El Papa Francisco explicó que viviendo sin egoísmo, el cristiano se transforma y los efectos de su cambio también llegan hasta las demás personas.



FRANCISCO
"Contento con el Señor, no se conforma con una vida mediocre, sino que tiene un deseo ardiente de ser testigo y de llegar a los otros; le gusta el riesgo y se atreve, no condicionado por caminos ya trazados, sino abierto y fiel a las rutas indicadas por el Espíritu; contrario al "ir tirando”, siente el gusto de evangelizar”.

Por último, les recordó que el Evangelio es también un libro abierto en el que cada sacerdote, religiosa y religioso puede seguir escribiendo su historia gracias a la misericordia de Dios.

Ver video





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |