Menu


Los mejores mensajes del Papa Francisco a los jóvenes
Entre Francisco y los jóvenes hay una conexión singular.


Fuente: Romereports



FRANCISCO
"Espero lío. Que acá dentro va a haber lío va a haber, que acá en Río va a haber lío va a haber, pero quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera, quiero que la Iglesia salga a la calle”.

Entre Francisco y los jóvenes hay una conexión singular. Desde su primer encuentro en Brasil quedó claro que el Papa argentino inspira en los jóvenes una energía especial.

FRANCISCO
"Jesús nos ofrece algo más grande que la Copa del Mundo. ¡Algo más grande que la Copa del Mundo!”.

El secreto de esa conexión es difícil explicarlo. Quizás es porque Francisco les anima a ser valientes en la vida...

FRANCISCO
"Arriésgate. Arriésgate. El que no arriesga no camina”.



Les anima a ser valientes y a no huir ante las dificultades, ni siquiera en países devastados por la guerra como República Centroafricana.

FRANCISCO
"Huir de los desafíos de la vida no es nunca una solución. Es necesario resistir, tener el valor de la resistencia”.

Quizás el secreto de esa conexión es que predica con el ejemplo. Pide a los jóvenes audacia y audaz fue su viaje a República Centroafricana. Había sido vivamente desaconsejado por el gobierno francés ante el peligro real de un atentado.

Sin embargo, también hay que destacar que, una de las cosas que más atrae a los jóvenes de Francisco, es que no se calla, como hizo en Morelia, en México, en una zona tristemente famosa por el narcotráfico.

FRANCISCO
"Es mentira que la única forma de vivir, de poder ser joven es dejando la vida en manos del narcotráfico o de todos aquellos que lo único que están haciendo es sembrar destrucción y muerte. Eso es mentira”.



Francisco infunde ánimos en los jóvenes pero también es exigente. Ante el sufrimiento de los niños de la calle de Filipinas, invitó a reflexionar sobre qué cosas les producen dolor: si los dramas de tantos seres humanos abandonados o sus simples caprichos.

FRANCISCO
"Los invito a que cada uno se pregunte:¿Yo aprendí a llorar? ¿A llorar cuando veo un niño con hambre, un niño drogado en la calle, un niño que no tiene casa, un niño abandonado, un niño abusado, un niño usado por la sociedad como esclavo? ¿O mi llanto es el llanto caprichoso de quien llora porque querría algo más?”
 
Por eso, y por muchos otros grandes mensajes y gestos es probable que el Papa no defraude a los cientos de miles de jóvenes que participen en la próxima Jornada Mundial de la Juventud.

FRANCISCO
"Yo tengo confianza en ustedes, jóvenes y pido por ustedes. Atrévanse a ir contracorriente”.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!