Menu



¿Iglesia o secta?
Diferencias entre las características de religión, iglesia y sectas.


Por: Catholic.net | Fuente: http://www.yocreo.com/, http://www.churchforum.org/



Existe otra fuente de confusión en el tema de las sectas: el empleo errático de los vocablos como "religión", "iglesia" y "secta". Así, es posible que alguien pregunte si el Umbandismo es una iglesia, una religión o una secta.

Cuando hablamos de una religión, estamos refiriéndonos a un sistema doctrinal y ritual a través del cual una comunidad obtiene una serie de respuestas a los interrogantes universales, fruto de una concepción singular acerca del hombre y su posibilidad de relación con la trascendencia. De acuerdo a esta definición, son propiamente religiones el Cristianismo, el Budismo, el Islamismo, el Animismo, etc.

Ahora bien, el Cristianismo como religión merece una consideración particular ya que ha dado origen a través de dos milenios de historia a una serie de comunidades que, aún cuando mantienen como vínculo de unidad su fe en Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, se han congregado en diversas iglesias que se han estructurado a través del espacio geográfico y de los siglos como comunidades identificadas con ciertas peculiaridades doctrinales y rituales. Una iglesia tiene una identidad estructural, doctrinal y ritual que trasciende el tiempo y el espacio. De aquí que en el contexto cristiano haya una Iglesia Católica, otra Ortodoxa, otra Luterana... todas igualmente cristianas, y todas iglesias.

Esta organización eclesial es propia del cristianismo, y no podemos buscar tales estructuras en otras religiones como el Budismo o el Brahmanismo.

Teniendo en cuenta la diferencia existente entre religión e iglesia, la secta es una segmentación de estas unidades antes descriptas, a partir de la adhesión a una enseñanza o práctica particulares al margen de la estructura ritual y doctrinal de las religiones o iglesias. Así, dentro del Budismo encontramos cientos de sectas que hacen referencia a una gama muy variada de maestros espirituales que a lo largo de los siglos han enseñado una gran diversidad de maneras de comprender las enseñanzas de Buda. Este fenómeno de segmentación se da al interior de todas las religiones y las iglesias.

Así, si retomamos la pregunta inicial, el Umbanda no es una religión. La religión propiamente es el Animismo, es decir un sistema ritual y de creencias que rinde culto a las fuerzas latentes en las realidades inanimadas, tales como el agua, el rayo, etc.. Tampoco podría ser una iglesia, ya que no se trata de un sistema cristiano, sino de un sincretismo de origen claramente pagano.

Las Sectas No Son Iglesias

Muchos de los nuevos movimientos religiosos se llaman Iglesia. Así nos encontramos con la Iglesia de Cristo Científica (Ciencia Cristiana) con la Iglesia de la Unificación (Moon), con la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días (Mormones), etc.  Sin embargo ningún grupo que sea secta puede ser considerado Iglesia.

La Iglesia está formada por cristianos, ella ha sido instituida por Cristo y ya quedó dicho que las sectas no siguen verdaderamente a Jesús.

La palabra Iglesia viene del griego Ekklesia, asamblea. La Iglesia es la convocación dirigida por Dios a los hombres en Cristo con el deseo de construir su Reino. San Pablo dice que es la plenitud del cuerpo de Cristo (Ef l, 23). Sólo hay una convocación y sólo debería haber una única Iglesia universal.

Pero por las divisiones históricas existen varias Iglesias, denominaciones o confesiones. Por eso la palabra Iglesia también se aplica a diferentes Iglesias.  Así es que podemos decir que la Iglesia es el conjunto de todos los cristianos y también una parte como la Iglesia Luterana, Católica, etc.

Desde el punto de vista del significado bíblico del término, la palabra Iglesia, no tiene en el Nuevo Testamento más que dos sentidos: la Iglesia, cuerpo de Cristo, orgánicamente uno; y la Iglesia, manifestación local de ese cuerpo único. Fuera de esta Iglesia única, en el plano comunitario no puede haber más que sectas, no Iglesias, en el caso de que esas comunidades nazcan herejías.

Las sectas tienen otra postura y se colocan en contra de la doctrina clásica, en contra de institución. Protestan en contra de las otras Iglesias del mundo. Quieren ser algo único, una reavivación.


La postura de la Iglesia Católica

La postura de la Iglesia frente a los demás credos es de mucho respeto y valoración por lo que ellos mismos tienen del mismo único y verdadero. La fe, sea cual sea, vivida con pureza de corazón y con sinceridad, lleva necesariamente a Dios, que ve los corazones y se deja ganar por el amor. Sin embargo, encontrar la verdad completa es una necesidad inscrita en la naturaleza misma del hombre , siempre está buscando el “algo más”, llenar los huecos vacíos… que solo Dios puede llenar. Por eso las misiones de la Iglesia tienen la justificación de la caridad más pura, porque el único objetivo es darle a los hombres la verdad completa y llevarles así a su propia plenitud. El Islam y la Iglesia son hermanos, hijos de un mismo padre, Abraham, y herederos de una misma promesa de Dios. Desde un punto de vista religioso somos hermanos, igual que con los judíos. Otro asunto muy distinto han sido las pretensiones políticas y económicas esgrimidas por ciertos pueblos islámicos como motivos religiosos, que han llevado a separaciones y guerras.

La diferencia esencial está en que la Iglesia católica está fundada por el Hijo de Dios, Dios mismo que se hizo hombre para salvarnos con su vida del pecado y que quiso perpetuar su presencia entre nosotros en la Iglesia. Es una institución divina que tiene como alma al Espíritu Santo, como ley el amor, como miembros todos los bautizados. Habría muchas razones para entender que esto es así, tal vez la más sencilla sea mirar un poco la historia y ver cómo ha sobrevivido la Iglesia a tantos ataques, sobre todo internos (pecado, apostasía, rebeliones, herejías…) ; si no fuera obra de Dios habría muerto casi al nacer, como dijo el rabino Gamaliel a los fariseos que querían matar a Pedro y a los apóstoles: si es una obra de los hombres morirá por sí sola, si es obra de Dios no podemos exponernos a luchas contra Dios (Hechos de los apóstoles).


Las sectas piensan que:


  • La Iglesia ha hecho traición a Cristo y se ha comprometido con el mundo.
     
  • Destaca la importancia del carisma sobre la función.
     
  • La espontaneidad sobre la organización.
     
  • El profeta sobre el sacerdote.
     
  • La inspiración sobre la doctrina.

 

 

Iglesia

 



 


  • Basada en la universalidad: la voluntad salvífica de Dios se extiende a toda la humanidad.
     
  • Postura abierta de la cristiandad al mundo secular, en el que sus miembros tienen que vivir sus vidas.
     
  • Comunidad de santos y pecadores, donde se predica que el pecador arrepentido puede alcanzar el perdón de Dios.
     
  • Frente al peligro de la perdida de identidad por el paso del tiempo, se institucionaliza, estandariza los sacramentos y define los contenidos de la fidelidad.
     
  • Llega a la sociedad y da a los cristianos continuidad y tradición. Acepta el mundo secular a quien otorga líneas ético-espirituales y procura el mantenimiento del orden general del cual forma parte; requiere del vínculo con los poderes seculares establecidos.
     
  • Respuesta caracterizada por el compromiso y la acomodación; arreglos con la realidad de un mundo que no sólo constituye; es el precio que debe pagar para ser universal.

 

 

Sectas

 



 


  • Basada en las elevadas demandas éticas del Evangelio, haciendo difícil la obtención de la membresía y su mantenimiento en la comunidad cristiana.
     
  • Separa a sus miembros del mundo secular que rechaza como dado al pecado; lo consideran totalmente pecador y al margen de toda esperanza de redención, para mantener la pureza de los ideales religiosos, se aparta de la sociedad.
     
  • Frente al mundo, el Estado y la sociedad adopta una actitud de diferencia, resignación o animosidad.
     
  • Está en relación íntima con las clases y con todos los grupos opuestos al Estado, y a la sociedad.
     
  • Solidaridad, simpatía y ayuda mutua son sus virtudes.

 

 

Para terminar, creemos importante hacer algunas precisiones:

El fenómeno de diversificación de la experiencia religiosa al que estamos haciendo referencia, es extremadamente diverso y tiene manifestaciones muy discordantes, lo que en general hace inadecuado el empleo de un único término para referirnos a él en su totalidad.

A pesar de esto, parece insoslayable el hecho de que el término "secta" es -al menos por el momento-, el más adecuado para identificar la problemática a la que nos estamos refiriendo dada su capacidad de significación.

Tanto la fenomenología de la conducta sectaria, como la del fanatismo, son elementos propios del campo de la psicología y la sociología, no exclusivos de lo religioso. Hay conductas sectarias en todos los ámbitos de la organización social.

Es errónea la antítesis que se suele presentar entre "secta" y "religión". Se puede denominar religiosa a toda conducta del hombre que tienda a establecer relación con la Trascendencia, sea dentro o fuera de una iglesia. En este sentido también se suele hablar de "sectas religiosas".

La verdadera contraposición se da entre "secta" e "iglesia" como dos modos diversos de plasmar en estructuras sociales ese intento de reencuentro del hombre con Dios.

Desde una perspectiva claramente cristiana, la terminología adoptada en el Documento de Santo Domingo parece la más adecuada para referirnos a este fenómeno.

Secta - Grupo humano que se automargina de su entorno social, religioso y/o cultural, al priorizar una afirmación secundaria por encima de la Verdad, lo cual ocurre generalmente al seguir un maestro particular o su doctrina; y que por lo tanto se inhabilita a sí mismo para la comunión

 

 

 

 

 

 

Bibliografía:
Cuadernillos de Catequesis Elemental, Nelson Cooper

 

 

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |