Menu


Andrés Abel Alricy, presbítero y 71 compañeros, Beatos
Mártires de Francia, 3 de septiembre


Por: Varios | Fuente: Año Cristiano BAC 2005 // hagiopedia.blogspot.com



Mártires en el Seminario de San Fermín

Martirologio Romano: En París, en Francia, pasión de los beatos Andrés Abel Alricy, presbítero, y setenta y un compañeros, mártires, la mayoría presbíteros, todos los cuales, tras ser recluidos en el Seminario de San Fermín a modo de cárcel después fueron asesinados por quienes odiaban la Iglesia ( 1792).

Fecha de beatificación: El 17 de octubre de 1926 S.S. el Papa Pío XI beatificó a 191 mártires víctimas de la revolución francesa, 72 de los cuales integran este grupo.

Breve Reseña


El seminario de San Fermín, perteneciente a la Congregación de la Misión, acogió a numerosos sacerdotes que al ser despojados de su cargo no tenían donde ir. A partir del 10 de agosto fueron, además, enviados allí numerosos sacerdotes arrestados, convirtiéndose en prisión, pues todos sus habitantes quedaron en condición de arrestados a partir del 13 de agosto.

Llegaron a ser noventa los que estaban allí, de los cuales sólo cuatro escaparán con vida. A las 5 de la mañana del día 3 de septiembre es invadida la casa con intención asesina. Se constituye un tribunal y se obliga a comparecer al Beato Pedro Guérin Du Rocher, un ex-jesuita de sesenta años., el primero. Al negarse a prestar el juramento constitucional es arrojado por una ventana a la calle y rematado a bastonazos. Ésta fue la señal: los demás fueron masacrados a sablazos, bayonetazos, etc., muchos de ellos después de ser arrojados por las ventanas.

El Beato Roberto Du Rochei, hermano del antes nombrado, fue también una de las víctimas, y hubo otros tres ex-jesuitas entre los noventa y un clérigos que se hallaban presos ahí, de los cuales sólo cuatro escapara con vida. El superior del seminario era el Beato Luis José François. En su capacidad de gobernante, había avisado a su comunidad que el juramento era ilegal para los clérigos. Era un hombre de tanta fama por su bondad y tan querido en París que, a pesar de los riesgos, un oficial del ejército le advirtió sobre el peligro que corría y se ofreció a ayudarle a escapar. Por supuesto, se negó a abandonar a sus compañeros de prisión, muchos de los cuales habían llegado voluntariamente a San Fermín, confiados en salvarse. Entre los que murieron con él se hallaban el Beato Enrique Gruyer y otros lazaristas; el Beato Yves Guillon De Keranrun, vicecanciller de la Universidad de París y tres laicos.



Los 72 mártires son:

  1. Andrés Abel Alricy. Presbítero.
  2. Pedro Brisse. Canónigo.
  3. Bertrán Antonio de Caupenne. Presbítero.
  4. Carlos Carnus. Presbítero.
  5. Carlos Víctor Veret. Presbítero.
  6. Claudio Ludovico Marmontant de Savigny. Presbítero.
  7. Claudio Silvano Rafael Mayneaud de Bizefranc. Presbítero.
  8. Dionisio Claudio Duval. Presbítero.
  9. Enrique Juan Milet. Presbítero.
  10. Esteban Miguel Gillet. Presbítero.
  11. Filiberto Fougére. Presbítero.
  12. Francisco José Monnier. Presbítero.
  13. Gil Ludovico Sinforiano Lanchon. Presbítero.
  14. Gilberto Juan Fautrel. Presbítero.
  15. Ivón Andrés Guillon de Keranrun. Presbítero.
  16. Ivón Juan Pedro Rey de Kervisic. Presbítero.
  17. Jacobo de la Lande. Presbítero.
  18. Jacobo Dufour. Presbítero.
  19. Jacobo Leonorio Rabé. Presbítero.
  20. Jacobo Ludovico Schmid. Presbítero.
  21. Jorge Jerónimo Giroust. Presbítero.
  22. José Falcoz. Presbítero.
  23. José Ludovico Oviefre. Presbítero.
  24. José María Gross. Presbítero.
  25. Juan Carlos Legrand. Presbítero.
  26. Juan José de Lavèze-Bellay. Presbítero.
  27. Juan Lemaître. Presbítero.
  28. Juan Miguel Philippot. Presbítero.
  29. Juan Pedro Le Laisant. Presbítero.
  30. Juan Tomás Leroy. Presbítero.
  31. Julián Francisco Hédouin. Presbítero.
  32. Julián Le Laisant. Presbítero.
  33. Ludovico Juan Mateo Lanier, Presbítero.
  34. María Francisco Mouffle. Presbítero.
  35. Martín Francisco Alejo Loublier. Presbítero.
  36. Miguel Andrés Silvestre Binard. Presbítero.
  37. Miguel Leber. Presbítero.
  38. Nicolás Bizé. Presbítero.
  39. Nicolás Claudio Roussel. Presbítero.
  40. Nicolás Gaudreau. Presbítero.
  41. Pedro Bonzé. Presbítero.
  42. Pedro Briquet. Presbítero.
  43. Pedro Florencio Leclercq. Presbítero.
  44. Pedro Francisco Henocq. Presbítero.
  45. Pedro Jacobo de Turmenyes. Presbítero.
  46. Pedro Juan Garrigues. Presbítero.
  47. Pedro Ludovico Joret. Presbítero.
  48. Pedro Pablo Balzac. Presbítero.
  49. Pedro Roberto Regnet. Presbítero.
  50. Pedro Saint-James. Presbítero.
  51. René José Urvoy. Presbítero.
  52. Claudio Bochot. D.C. (doctrinario)
  53. Eustaquio Félix. D.C.
  54. Claudio Pons. O.S.A.  (agustino)
  55. Juan Carlos María Bernard du Cornillet. O.S.A.
  56. Juan Francisco Bonnel de Pradel. O.S.A.
  57. Cosme Duval. O.F.M.cap. (capuchino)
  58. Eloy Herque du Roule. S.J. (jesuita)
  59. Juan Antonio Seconds. S.J.
  60. Juan Francisco María Benoît-Vourlat. S.J.
  61. Nicolás María Verrón. S.J.
  62. Pedro Guérin du Rocher. S.J.
  63. Renato María Andrieux, S.J.
  64. Roberto Francisco Guérin du Rocher. S.J.
  65. Juan Carlos Caron. C.M. (lazarista)
  66. Juan Enrique Gruyer. C.M.
  67. Luis José François. C.M.
  68. Nicolás Colin. C.M.
  69. Pedro Claudio Pottier. Eudista.
  70. Juan Antonio José de Villete. Comandante.
  71. Luis Francisco Rigot. Seglar.
  72. Sebastián Desbrielles. Maestro.

Algunas Breves Biografías

Andrés Abel Alricy nació el 2 de agoste de 1712 en Crémieux (Francia). Hijo de José Alricy y Francisca Margarita Guichard, padres de una familia numerosa, ya desde pequeño mostró inclinación hacia el sacerdocio. Fue ordenado presbítero en 1738. Pertenecía al clero parroquial de San Medardo de París, cuando fue arrestado por su negativa a prestar juramento constitucional en 1792.

Fue llevado detenido al seminario de San Fermín (Les Bons Enfants). No se sabe como murió, pero la turba invadió el seminario.

B. Eustaquio FélixEustaquio Félix nació en Troyes en 1726. Antes de ordenarse sacerdote fue prefecto en el colegio de Vitry-le-François y luego en el de Chaumont-en-Bassigny. Ingresó en la Congregación de la Doctrina Cristiana, después de ordenarse sacerdote en 1756. Fue procurador del colegio de la Doctrina Cristiana de París, cargo que perdió al negarse a jurar la Constitución. Fue arrestado y llevado al seminario de San Fermín, donde murió en la masacre.



B. Claudio BochotClaudio Bochot nació en Troyes en 1720. En 1740 ingresó en la Congregación de la Doctrina Cristiana, en la que profesó al año siguiente. En 1741 fue ordenado sacerdote. Fue rector del colegio de Noyers y varias veces del de San Carlos.

Desempeñaba este cargo cuando la casa fue sometida a registro, pero sólo quedó Bochot, superior, y el procurador el beato Hermano Eustaquio Félix. Los demás hermanos habían sido alejados de Paris oportunamente. Fue arrestado y llevado al seminario de San Fermín donde murió en la masacre.

B. Luis José FrançoisLuis José François había nacido en Busigny (Francia) en 1751, de familia profundamente cristiana. Educado: por los Padres Jesuitas, se sintió llamado a la vida religiosa. No tenia más de 15 años, cuando ingresó entre los Hijos de san Vicente de Paúl, en la casa madre de San Lázaro de París. Tuvo que esperar a los 18 años para emitir sus votos. Fue tal su alegría, que dos de sus hermanos animados por él le siguieron ingresando en la misma Congregación y una de sus hermanas en las Hijas de la Caridad,

Ordenado sacerdote en 1773, fue dedicado a enseñar Teología a la vez que fue nombrado director del seminario de Troyes. En 1788 fue nombrado superior del colegio seminario de San Fermin de Paris -cargo que compartió con la predicación, ya que estaba dotado para ello- casa tan querida por toda la Congregación de la Misión, como cuna de la misma y misión por largos años de su Padre y Fundador, san Vicente de Paúl, aunque los momentos eran difíciles, procuró que el seminario siguiera su curso.

Escribió contra la “Constitución Civil del Clero” (que era cismática, hereje y sacrílega), varios folletos, entre ellos el titulado “Apología”, que tuvo varias ediciones y que ayudaron a muchos sacerdotes a permanecer fieles a las enseñanzas de la Iglesia. Fue, según uno de sus biógrafos: "Uno de los más ardientes y mejores defensores de la Religión católica, apostólica y romana, contra el juramento civil y contra los escritos de los partidarios del juramento".

Cuando la persecución arreciaba, abrió las puertas del Seminario de San Fermin de París a más de 90 sacerdotes y religiosos, que por negarse a pronunciar el juramento civil, se vieron expulsados de sus parroquias y de sus comunidades. De ellos 77 fueron martirizados; el resto logró huir. Cuando fue invadida la casa por los asaltantes, detenido y arrojado por una ventana, rematado a golpes en el suelo y su cadáver, como los demás, cruelmente profanado.

Juan Carlos Caron nació en Auchel-Pas-de-Calais (Francia) en 1730. A sus 20 años ingresó en la Congregación de la Misión en la Casa madre de San Lázaro en París, en1750, donde emitió sus votos en 1752. Durante 29 años de se dedicó al ministerio de las misiones, pasando a ser párroco de Colegien, Diócesis de Arrás y allí se encontraba cuando comenzó la Revolución.

Como tantos otros, se negó a prestar el juramento civil, por lo cual fue expulsado de su parroquia, refugiándose en Paris, en el seminario de San Fermin, donde fue acogido fraternalmente por el beato Luis José François, su superior.

B. Juan Enrique Gruyer Juan Enrique Gruyer nació en Dôle (Francia), en 1732 de padres cristianos. Fue ordenado de sacerdote en St. Cloud y se estableció en su villa natal, viviendo con su familia y ayudando al clero parroquial.

Deseando más perfección, cuando tenia 37 años, se determinó dejar su familia y su diócesis ingresando entre los Hijos de san Vicente de Paúl. Al cabo de un año de seminario interno o noviciado, fue destinado a Argens, donde la Congregación de la Misión tenia una comunidad dedicada al ministerio de las misiones populares. Allí emitió sus votos, el 24 de enero de 1773. Nombrado vicario de Ntra. Sra. de Versailles pasó en 1784 a la parroquia de San Luis, donde le sorprendió la Revolución. Nombrado un párroco constitucional que no consiguió que ninguno de los misioneros que regían aquella parroquia, prestasen el juramento civil, dando un hermoso ejemplo de fidelidad a la Iglesia romana y por ello fueron expulsados de la parroquia.

El beato Juan Enrique Gruyer, volvió a su pueblo natal, permaneciendo allí escondido durante un año. Añorando su Congregación y con el deseo de vivir la vida de comunidad, volvió a París. El permiso para llegar a París estaba fechado en 18 de junio de 1792. Tal documento lo describe “alto de talla, cabello blanco, de frente mediana, ojos azules, nariz prolongada, barba pequeña y rostro redondeado”. El seminario de san Fermín le abrió sus puertas y el superior, el beato Luis José François, le acogió fraternalmente.

Nicolás Colin nació en Grennat, Haute-Marne (Francia) en 1730. A los 17 años ingreso en la Congregación de la Misión en la Casa Madre de San Lázaro de París, donde profesó en 1749. Durante 22 años ejerció su ministerio misionero, con fama de buen predicador. El cardenal de la Luziere, que le apreciaba mucho, le invitó a su diócesis de Langres, asignándole la parroquia de Geneuries y aceptó la invitación, con permiso de los superiores.

La Revolución le expulsó de su parroquia por negarse a prestar el juramento civil. Huyó a París y se refugió en el seminario de San Fermín, donde murió en la masacre.

AÑO CRISTIANO Edición 2005
Autores: Lamberto de Echeverría (†),
Bernardino Llorca (†)
y José Luis Repetto Betes Editorial:
Biblioteca de Autores Católicos (BAC)
Tomo IX Septiembre ISBN 978-84-7914-797-6

hagiopedia.blogspot.com

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |