Menu

¿Cómo van a recibir al Papa en Chiapas?
Entrevista

El obispo de San Cristobal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, adelanta algunos detalles de la visita papal


Por: Andrés Beltramo Álvarez | Fuente: vaticaninsider.lastampa.it



En Febrero el Papa pisará por primera vez San Cristóbal de las Casas, diócesis mexicana que durante años estuvo bajo la lupa del Vaticano. Roma llegó a temer que allí se gestase una “Iglesia autónoma” con sacerdotes casados. Por eso ordenó suspender la ordenación de diáconos casados. Pero las cosas han cambiado radicalmente desde los tiempos del polémico obispo Samuel Ruíz, cercano al Ejército Zapatista de Liberación Nacional y varias veces mediador en el conflicto guerrillero mexicano.

Tanto han cambiado las cosas que la diócesis recibirá a Francisco el 15 de febrero, durante el viaje apostólico a México previsto del 12 al 18. Uno de los protagonistas de la “normalización” de esa porción de la grey católica en la Iglesia, después de la controversia pasada, ha sido su obispo Felipe Arizmendi Esquivel. En entrevista adelantó algunos detalles de la visita papal.   

¿Cómo esperan al Papa en Chiapas?

Gratamente sorprendidos. Nunca pensé que el Papa viajaría a México y mucho menos a San Cristóbal. Eso fue una sorpresa que nos ha llenado el corazón y nos hace ver que para él existen prioridades reales que quiere inculcar con más profundidad a la sociedad y a la Iglesia, como son los pobres y los excluidos. Va a México por la Virgen de Guadalupe, pero también por otros tres temas: Los indígenas y los pobres en Chiapas, la violencia en Michoacán y el tránsito de los migrantes hacia Estados Unidos en la frontera norte. También va a abordar otros asuntos, pero esos son fundamentales.

¿Qué fue lo primero que pensó cuando se enteró del viaje?



Primero me fui al sagrario a decirle a Dios: “Señor, ¿será verdad esto o estoy soñando?”. Al inicio veía señales alentadoras, porque nosotros lo pedimos, fue una solicitud explícita que hicimos los dos obispos, mi coadjutor Enrique Díaz y un servidor. Pero llegan siempre muchas solicitudes. Empecé a ver algunos signos pero no lo creía, luego me llegaron otros más explícitos y hubo visitas oficiales del nuncio y de los representantes de la Santa Sede.

¿Cómo van a recibir al Papa?

Hay mucha gente que quiere verle, saludarle. Estamos desbordados por las peticiones para participar en la misa pero el espacio de los campos deportivos, aunque es bastante amplio, nos da sólo para unas 100 mil personas. Ya están agotados los billetes. Lo vamos a recibir con todos los matices indígenas, no sólo con la ropa sino también con la oración en idiomas indígenas. Las tres lenguas mayoritarias son el Tzeltal, que lo habla medio millón de personas, el Tzotzil unas 300 mil y el Chol unas 150 mil. Los cantos serán parte en español, con la música típica de Chiapas que es la marimba, y después se exhibirá un coro monumental de indígenas que cantan música tipo mariachi pero en Tzeltal. Además estamos proponiendo a la Santa Sede incluir signos propios de la inculturación que no son folclóricos sino maneras propias de hacer oración, como es una danza ritual que es una manera de rezar pero bailando.

Y también habrá una comida con indígenas...

Estamos muy contentos porque el Papa aceptó la propuesta que le hice de comer con algunos indígenas. Hicimos una gran consulta en la diócesis y estamos eligiendo a las personas. Todo el mundo quiere participar, pero serán un sacerdote, una religiosa, un seminarista, una joven, un catequista con su esposa y un diácono permanente con su esposa. Junto a los dos obispos del lugar. Además le hicimos otra petición para que salude a los enfermos y ancianos, ellos estarán en la catedral para recibir una bendición con un saludo. Estamos insistiendo que el Papa va prioritariamente con los indígenas pero no solo, porque la sociedad chiapaneca es cada día más pluricultural. La gente está desbordada y aunque no todos podrán estar en la misa, se están preparando para estar en las calles y ver pasar el papamóvil.

¿Cuántos recorridos en papamóvil habrá en San Cristóbal?

Habrá uno muy grande, saliendo de la misa, desde los campos deportivos hasta la catedral por unos cinco kilómetro. Después de la comida, de regreso, serán otros dos kilómetros. Ya tenemos disponibles 10 mil jóvenes, la mayoría de ellos indígenas, para las vallas. Hay mucho entusiasmo en la preparación.

¿La visita del Papa sellará el final de la polémica que puso a la diócesis bajo la lupa de la Santa Sede?

Sobre los diáconos permanentes existía la duda sobre si era un camino para llegar a un sacerdocio de hombres casados. En eso yo he insistido que los diáconos permanentes, que son más de 300, nunca me han solicitado ser ordenados presbíteros. Jamás, ninguno de ellos. El servicio que ya prestan lo consideran una gracia y una gran responsabilidad. Además ellos saben que con sus otras ocupaciones no podrían llevar el sacerdocio, porque tienen sus familias, ellos trabajan en el campo. Estudios sí han tenido pero para ser sacerdotes deberían tener otra preparación teológica para la cual no tienen tiempo ni disposición porque con lo que hacen es más que suficiente. Ellos no anhelan otra cosa, su preocupación es servir.

Pero en su momento sí se habló del sacerdocio casado, algo que preocupó al Vaticano ¿no?

Claro que hubo un tiempo en el cual se habló de esa posibilidad, pero no por parte de los indígenas. En realidad ellos aprecian mucho el sacerdocio. Por otra parte Dios nos ha concedido la gracia de un aumento considerable de vocaciones. Hace 16 años, cuando llegué a la diócesis, había 20 seminaristas. Hoy son 76, de los cuales 42 son indígenas y ninguno de ellos está aspirando al sacerdocio casado. Ven el celibato como en cualquier cultura, con sus dificultades y ventajas,. Lo consideran difícil como lo fue para los griegos, romanos o lo es para alemanes e italianos. Tienen las mismas situaciones, no es un problema explícito para ellos. Pero van por este camino y lo asumen completamente.

A San Cristóbal de las Casas el Papa va a fortalecer la opción por los pobres, eso sí. Pero no va, como algunos se han imaginado, para consolidar otras tareas. Para nada, en ningún momento. Su decisión es estar con los pobres, cuya gran mayoría son pobres.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |