Menu

Agentes pastorales asesinados en 2015
Especial Fides

Parece que no se ha producido nada igual en la historia: se ha puesto en marcha una persecución globalizada de los cristianos


Por: Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) | Fuente: fides.org/es



La gran cantidad de los agentes pastorales asesinados revela, en esta fase histórica de la humanidad, un encrudecido aumento sin precedentes. Parece que no se ha producido nada igual en la historia, porque se ha puesto en marcha  una persecución  globalizada. De hecho los cristianos asesinados en este año, que nuestra Agencia registra puntualmente, pertenecen a casi todos los continentes. América desde hace ya siete años consecutivos, tiene la triste primacía con ocho agentes pastorales asesinados. Seguida de Asia con siete, de África con cinco y por último Europa con dos sacerdotes asesinados en España.

Estas cifras son sólo la punta del iceberg de la persecución mundial contra los cristianos que, como se lee en la Carta a Diogneto, aman a todos, y son perseguidos por todos. El Isis, Boko Haram, la discriminación en varios países donde la religión es un asunto de Estado, hacen que sea difícil y heroico  ser cristiano, objetos de ataques y masacres. Es necesario que Cristo este en agonía hasta el fin del mundo, cuando llegará el Reino de justicia y de paz.

Nuestra Agencia con este dossier y con la información puntual sobre esta persecución, tiene como objetivo sacar a la luz estos dramas de la humanidad, con el fin de despertar la conciencia de todos los hombres de buena voluntad para construir un mundo más justo y solidario. (p.Vito Del Prete, PIME) 

Según la información recopilada por la Agencia Fides, durante el año 2015 han sido asesinados en el mundo 22 gentes pastorales. Por séptimo año consecutivo, el número más alto de agentes pastorales asesinados se ha registrado en América. Del 2000 al 2015, según los datos que poseemos, han sido asesinados en el mundo 396 agentes pastorales, de los cuales 5 eran obispos.

En el 2015 han muerto de forma violenta 13 sacerdotes, 4 religiosas y 5 laicos. Según la repartición por continentes, en América han sido asesinado 8 agentes pastorales (7 sacerdotes y 1 religiosa); en África  han sido asesinados 5 agentes pastorales (3 sacerdotes, 1 religiosa, 1 laica); en Asia  han sido asesinados 7 agentes pastorales (1 sacerdote, 2 religiosas, 4 laicos); en Europa  han sido asesinados 2 sacerdotes.



Como viene sucediendo en los últimos años, la mayor parte de los agentes pastorales han sido asesinados como resultado de intentos de robo o hurto, y en algunos casos agredidos con ferocidad, una señal del clima de decadencia moral, de pobreza económica y cultural, que genera violencia y desprecio por la vida humana. En estas situaciones, similares en todas las latitudes del mundo, los sacerdotes, las religiosas y los laicos asesinados, vivían en la vida cotidiana dando su testimonio: administrando los sacramentos, ayudando a los pobres y los marginados, cuidando de los huérfanos y de los toxico-dependientes, siguiendo proyectos de desarrollo o simplemente teniendo abierta la puerta de su casa. Y algunos fueron asesinados por las mismas personas a las que ayudaban. “Ayer, como hoy, aparecen las tinieblas del rechazo de la vida, pero brilla más fuerte aún la luz del amor, que vence el odio e inaugura un mundo nuevo” (Papa Francisco, Ángelus del 26 de diciembre de 2015).

También genera gran preocupación la suerte de los agentes pastorales secuestrados o desaparecidos, de los cuales no se han recibido noticias, como los tres sacerdotes congoleños Agustinos de la Asunción, secuestrados en la República Democrática del Congo en octubre de 2012; o el padre jesuita italiano, Paolo Dall'Oglio, secuestrado en 2013, que trabajaba en Siria y del que no se tiene noticia. Otros muchos sacerdotes siguen desaparecidos desde hace tiempo y se teme por su suerte.

La lista anual de Fides, que sin duda es incompleta, no se refiere sólo de los misioneros 'ad gentes' en sentido estricto, sino a todos los agentes pastorales asesinados de forma violenta. No se utiliza el término “mártires”, si no sólo en su sentido etimológico de “testigos” para no entrar en el juicio que la Iglesia podrá dar a algunos de ellos, y también por las pocas noticias que se consigue recoger sobre su vida y las circunstancias de la muerte.

Como prueba de que la Iglesia de Cristo es “católica” también por la sangre derramada por sus hijos, y no sólo recientemente, en todos los continentes, recordamos que en 2015 se abrió la fase diocesana de la causa de beatificación del obispo de La Rioja, en Argentina, Mons. Enrique Angelelli, quien fue asesinado en 1976 por la dictadura militar, cuyos culpables no fueron condenados hasta 38 años después.

Rwanda también ve caminar hacia los altares a un matrimonio mártires, Cyprien y Daphrose Rugamba, para los cuales se ha abierto la causa de beatificación en Kigali. Cuando fueron asesinados, el 7 de abril de 1994, en pleno genocidio, había abierto las puertas de su casa a un centenar de niños huérfanos y solos, a los que no habían querido abandonar. Trabajaban por la paz y murieron mientras estaban pasando la noche en oración.

El 23 de mayo, en San Salvador, fue beatificado el Arzobispo Oscar Arnulfo Romero Galdámez, asesinado “in odium fidei” el 24 de marzo de 1980. “Mons. Romero fue asesinado porque amaba a los pobres, siguiendo el ejemplo de su Maestro, Jesús de Nazareth. A ellos, los pobres, prestó su voz de profeta, y a ellos dedicó su vida, renunciando a la solución cómoda de abandonar las ovejas y huir como los mercenarios”, escribió la Conferencia Episcopal de El Salvador en el mensaje para la beatificación.

“Mártires de la fe y de la caridad, testigos de esperanza” así han sido definidos los tres misioneros mártires en el Perú, los  franciscanos polacos TMiguel Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski, y el sacerdote diocesano italiano Alessandro Dordi, beatificados en Chimbote, Perú, el pasado 5 de diciembre. Fueron asesinados en 1991 por la guerrilla del Sendero Luminoso, ya que defendían los valores del Evangelio y trabajaban por los pobres.

Sudáfrica ha visto subir hasta los altares a su primer beato: Benedict Daswa, esposo y padre, profesor apasionado y catequista voluntario, beatificado el 13 de septiembre. Su gran valor moral y su pasión por la verdad lo llevó a oponerse a las creencias y prácticas de la brujería, y este valiente testimonio de fe lo llevó al martirio en 1990.

A la lista provisional realizada anualmente por la Agencia Fides, siempre hay que añadir la larga lista de  aquellos muchos, de los cuales tal vez nunca se tendrá noticia o de los que ni siquiera se sabrá el nombre, que en todos los rincones del planeta sufren y pagan con sus vidas, su fe en Jesucristo.

 

PANORAMA DE LOS CONTINENTES

 

AMÉRICA

En América han sido asesinados 8 agentes pastorales: 2 sacerdotes en México, 2 sacerdotes en Colombia, 1 sacerdote y 1 religiosa en Brasil, 1 sacerdote en Venezuela, 1 sacerdote en Argentina.

En México: tanto el padre Francisco Javier Gutiérrez Díaz como don Erasto Pliego de Jesus fueron secuestrados en las parroquias de las que eran los párrocos y encontrados muertos algunos días después.

En Colombia: don Fernando Meza Luna y don Luis Alfonso León Pereira fueron asesinados durante un intento de robo muy violento en sus respectivas parroquias.

En Brasil: don Antonio Alves de Almeida, fue hallado con las manos atadas y acuchillado, victima, con gran probabilidad, de un intento de robo; sor Irma Odete Francisca fue asesinada con ocho puñaladas en la espalda, durante un intento de robo.

En Venezuela: el cuerpo sin vida del franciscano Alex Pinto fue encontrado unos días después de  su desaparición.

En Argentina: don Luis Jesus Cortez fue estrangulado en su casa, que fue dada a las llamas después.

 

ÁFRICA

En África han sido asesinados 5 agentes pastorales: 2 sacerdotes en Nigeria, 1 sacerdote en la República democrática del Congo, 1 religiosa en Sudáfrica, 1 laica voluntaria en Kenya.

En Nigeria: don Goodwill Onyeka fue asesinado en un intento de secuestro en la carretera, al igual que el p. Dennis Osuagwu murió en una emboscada en la carretera.

En Congo RD: don Jean-Paul Kakule Kyalembera fue asesinado durante un acto de vandalismo.

En Sudáfrica: sor Stefani Tiefenbacher murió por asfixia tras ser atada y amordazada.

En Kenya: Rita Fossaceca, voluntaria, fue asesinada durante un robo.

 

ASIA

En Asia han sido asesinados 7 agentes pastorales: 3 laicos en Siria,  2 religiosas en India, 1 laico en Bangladesh, 1 sacerdote en las Filipinas.   

En Siria: tanto el agente de Cáritas, Safouh Al-Mosleh, como los dos jóvenes animadores salesianos, los hermanos Anwar Samaan y Misho Samaan, murieron durante los bombardeos en Aleppo.

En India: sor Jose Mariya falleció tras una agresión sufrida en la celda de su convento, como también sor Amala Valummel.

En Bangladesh: Cesare Tavella, cooperador internacional comprometido con el desarrollo y la seguridad alimenticia, fue asesinado con disparos de arma de fuego por unos criminales en moto.

En las Filipinas: don Erasto Pliego de Jesus fue secuestrado en su parroquia y luego asesinado.

 

EUROPA

En Europa han sido asesinados 2 agentes pastorales: 2 sacerdotes en España.

En España: el cadáver de don Adolfo Enríquez fue encontrado en el terreno de detras de la casa parroquial, mientras que don Carlos Martinez Perez fue víctima de una brutal agresión en la puerta de su casa.

(Agencia Fides 30/12/2015)

 

APUNTES BIOGRÁFICOS Y CIRCUNSTANCIAS DE LA MUERTE

La Agencia Fides agradece a todos aquellos que quieran señalar actualizaciones o correcciones a esta lista o a la de los años anteriores.

El tesorero de la parroquia de Mweso (en Kivu del Norte al este de la   República Democrática del Congo), don Jean-Paul Kakule Kyalembera, fue asesinado en la noche del 25 de febrero de 2015. “Parece haber sido un acto de vandalismo”, confirmó a la Agencia Fides. Mons. Théophile Kaboy Ruboneka, Obispo de Goma, de cuya diócesis forma parte Mweso. “El sacerdote estaba cerrando las puertas de la iglesia, cuando descubrió a uno o más hombres armados que estaban escondidos en alguna parte. Los delincuentes dispararon sin dudarlo alcanzándole en el abdomen y la cabeza. Don Kakule murió en el acto”. El Obispo declaró “en nuestra diócesis hay muchas pandillas que aterrorizan a la población además de demasiadas armas en circulación. Entre las víctimas de la violencia y la extorsión también están las religiosa”. En noviembre, el párroco de la misma iglesia en la que fue asesinado Don Kakule, había escapado a un intento de asesinato. Véase Agencia Fides 27/2/2015

El cuerpo de don Adolfo Enríquez, de 77 años, fue encontrado el miércoles, 11 de marzo de 2015 en el terreno de detrás de la casa parroquial, probablemente fue asesinado el día anterior. El sacerdote era párroco de Vilanova dos Infantes (diócesis de Orense, Galicia, España) desde 1969, era muy querido por la comunidad y su casa estaba abierta a todos. Había trabajado mucho para hacer que el Santuario de Nuestra Señora de Cristal fuese un lugar de peregrinación. Véase Agencia Fides 16/03/2015

Durante un intento de robo violento fue asesinado con dos balazos el padre don Fernando Meza Luna, párroco del Santuario de Nuestra Señora de Fátima, en el barrio de Versalles de Sincelejo (Colombia).  Fue agredido en la puerta de la casa parroquial, y transportado de urgencia por los feligreses al hospital, pero lamentablemente murió mientras le operaban el terrible episodio ocurrió la noche del sábado 21 de marzo, alrededor de las 21 horas. Según el testimonio de los vecinos, el sacerdote ya había sido objeto de un intento de robo. Véase Agencia Fides 23/03/2015

Sor Jose Mariya, de 81 años, de la Congregación del Sagrado Corazón (SH) falleció en la India, tras un ataque sufrido en su monasterio, el 18 de abril de 2015. En un principio se pensó en causas naturales, pero en los meses posteriores, cuando el asesino de otra religiosa, la hermana Amala Valummel, fue capturado por la policía, este confesó el asesinato de la hermana José. Al parecer en ambos homicidios el motivo fue el robo. La tarde del 17 de abril, estando en el convento SH de Chettuthode, distrito de Kottayam, estado de Kerala, Sor José se retiró a dormir. Durante la noche las hermanas escucharon rumores en su habitación y fueron a comprobar que pasaba. Sor José abrió la puerta, pero estaba casi inconsciente, y murió poco después. Al vestirla, las hermanas notaron una herida en la parte posterior de la cabeza, pero pensaron a una contusión, porque no había nada raro en el convento, ni rastro de  la intrusión de alguien de fuera. La hermana José Maria era una buena hermana, comprometida en ayudar a los pobres. Desde su jubilación, era miembro del Home Mission Team de la diócesis de Palai.

El agente de Cáritas Siria, Safouh Al-Mosleh, fue asesinado el martes 7 de abril en el bombardeo que golpeo su casa, ubicada en el área de la plaza Farhat, en Alepo (Siria) donde se concentran las catedrales greco-católica, armenia y maronita. Según la reconstrucción proporcionada por Cáritas Internationalis, la familia de Al Safouh Mosleh ya había sido evacuada, y él había vuelto a casa para realizar un control rápido cuando la casa fue golpeada por proyectiles de artillería. Safouh tenía unos cuarenta años, pertenecía a la comunidad greco-católica y trabajaba para Cáritas desde hacía más de un año. Véase Agencia Fides 9/4/2015

Padre Francisco Javier Gutiérrez Díaz, de la Confraternidad de los Operarios del Reino de Cristo, estaba desaparecido desde el 6 de abril de 2015 después de haber salido de su Parroquia de Nuestra Señora del Rosario en Salvatierra, (en el estado mexicano de Michoacan). Su cuerpo sin vida fue encontrado dos días después en las afueras de Salvatierra. oriundo de Arandas (Jalisco), el padre Francisco tenía 60 años y se le recuerda como un sacerdote ejemplar, que realizaba su trabajo pastoral en varios lugares, con gran compromiso y aprecio por parte de todos. Véase Agencia Fides 9/4/2015

Dos jóvenes hermanos sirios, Anwar Samaan y Misho Samaan, animadores salesianos de 21 y 17 años, fallecieron junto con su madre, por un misil que cayó en su casa de Alepo el 10 de abril de 2015. En esos días se produjo un lanzamiento de misiles sobre los barrios de Alepo en los que la presencia cristiana era más consistente, provocando al menos 20 muertos. “Anwar y Misho – se lee en el texto del comunicado de los Salesianos de Oriente Medio -  pasaron su infancia y juventud en la casa de Don Bosco, y como animadores  dejaron en el alma de muchos un signo de alegría y amor a la vida”. Véase Agencia Fides 14/4/2015).

Sor Stefani Tiefenbacher, de las Hermanas Misioneras de la Preciosa Sangre), fue asesinada en la noche entre el sábado 19 y el domingo 20 de abril en su habitación, en la misión del Sagrado Corazón de Ixopo, en la provincia de KwaZulu-Natal en el este de Sudáfrica. Otra de las hermanas, la encontró atada y amordazada. La religiosa murió asfixiada. La hermana Tiefenbacher de 86 años, austriaca, estaba en la misión desde hacía 60 años y se dedicaba a los niños pobres de la comunidad local. La policía arrestó a tres personas con la acusación de homicidio, robo y violencia sexual. Véase Agencia Fides 21/4/2015; 29/4/2015

Don Goodwill Onyeka, sacerdote nigeriano de la diócesis de Oyo, fue  asesinado junto a su hermano menor, Obi Onyeka, en un intento de robo en la carretera, la tarde del 1 de junio de 2015 en la  carretera Owo-Oba-Akoko, en el estado de Ondo, al sur de Nigeria. Algunos bandidos trataron de detener el vehículo donde viaja el sacerdote, en dirección a Lagos, junto a su hermano. El conductor trato de huir, pero las balas de los delincuentes dieron el el deposito de la gasolina haciéndolo explotar. El conductor consiguió salvarse del fuego, con heridas y quemaduras, pero por el sacerdote y su hermano no se pudo hacer nada.  Véase Agencia Fides 2/6/2015

Don Antonio Alves de Almeida, de 67, capellán del cementerio Bosque da Paz, fue encontrado con las manos atadas y apuñalado, probablemente víctima de un intento de robo, el 10 de junio de 2015. En el funeral del sacerdote en la parroquia de San Francisco de Asís en el barrio Boca do Rio, Salvador de Bahía, estuvieron presentes numerosos fieles. El sacerdote acababa de celebrar 40 años de sacerdocio.

Un sacerdote anciano, don Luis Alfonso León Pereira,  fue brutalmente asesinado en la sacristía mientras se preparara para celebrar la liturgia eucarística. El trágico suceso ocurrió la noche del miércoles 15 de julio de 2015 en la parroquia de Santa María Madre de la Iglesia en el distrito del Barrio Sucre, de la ciudad de Montería (Colombia). Un sin techo, que había entrado en la parroquia con la intención de robar, al ser descubierto por el sacerdote, arremetió contra él con una botella rota, golpeándolo en la cara e hiriéndole mortalmente en el cuello. El padre Luis Alfonso León Pereira había llegado a Monterìa en 1968, después de recibir su ordenación sacerdotal en Charalá, en el noreste de departamento colombiano de Santander, su tierra de nacimiento.  Actualmente era párroco de la iglesia de San Antonio de Padua, pero en los últimos días estaba sustituyendo para la litúrgica y los sacramentales al párroco de la iglesia donde fue asesinado. Véase Agencia Fides 16/7/2015.

Don Carlos Martinez Perez,  de 75 años de edad, falleció en la tarde del 16 de julio del 2015, víctima de una brutal agresión en la puerta de su domicilio, en Sevilla (España) tras celebrar la Eucaristía en la iglesia del convento de San Leandro, del que era capellán.  murió por las heridas causadas por un gran cuchillo con el que fue apuñalado. El presunto asesino, arrestado la misma tarde de ayer, es el marido de una sobrina del sacerdote, que culpaba al padre Carlos de la ruptura de su matrimonio con la sobrina. El agresor padece un desequilibrio mental y al parecer estaba en tratamiento en un hospital psiquiátrico, y tras asesinar al sacerdote se dirigió hacia la casa de la ex mujer y de sus tres hijos.   D. Carlos Martinez nació en Sevilla el 28 de noviembre de 1939 y fue ordenado sacerdote en mayo de 1972. Doctor en Historia y licenciado en Ciencias Económicas y Geografía e Historia, era vicario parroquial de San Isidoro, San Ildefonso y Santiago, además de capellán de San Leandro. Véase Agencia Fides 17/07/2015

El cuerpo del sacerdote franciscano (OFM) Alex Pinto fue encontrado en la tarde del 20 de julio de 2015, en una zona boscosa de la carretera que une Ciudad Bolivar a Puerto Ordaz (Venezuela), por algunos hermanos de comunidad y por agentes de la policía que estaban barriendo la zona. El cadáver presentaba un avanzado estado de descomposición y había sido quemado. El sacerdote había desaparecido el 15 de julio y el vienes 17 su furgón había sido descubierto quemado cerca de Ciudad Bolivar. Todos recuerdan al religiosos, de 49 años de edad, como una persona dedicada al servicio de Dios y a las necesidades de los últimos. Véase Agencia Fides 21/07/2015

Sor Irma Odete Francisca, de 65 años, religiosa de la congregación de las Franciscanas de Siessen, fue asesinada el 24 de julio de 2015, en el Centro de rehabilitación para toxicómanos “La Estrella” de la obra “Fazenda da Esperança” que está en la ciudad de Guaratinguetá, en el estado de Sao Paulo (Brasil). La religiosa fue asesinada por un hombre con ocho puñaladas en la espalda, durante un intento de robo.  El homicida entró en la casa de las religiosas donde agredió y mató a sor Irma. Véase Agencia Fides 25/7/2015

P. Dennis Osuagwu, Claretiano (Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María),  fue asesinado en Nekede, Nigeria, el 15 de agosto de 2015. El p. Osuagwu fue asesinado en una emboscada en la carretera de Nekede Avu Road. El sacerdote que trabajaba en la Archidiócesis de Owerri, al sur de Nigeria,  también tenía un puesto en el Politécnico de Imo, de Enwerem. Véase Agencia Fides 17/8/2015

Don Luis Jesus Cortez, de 73 años, párroco emérito de la parroquia de Nuestra Señora de la Misericordia en la ciudad de Alta Gracia (Argentina),fue asesinado en su casa alrededor de las 18 horas del sábado 29 de agosto de 2015, cuando los bomberos intervinieron para apagar el incendio que se había extendido. En un primer momento se pensó que el sacerdote había muerto como consecuencia del incendio, sin embargo las autoridades descubrieron signos de estrangulamiento, por lo que el incendio parece que fue provocado por los asesinos para encubrir el homicidio. Véase Agencia Fides 01/09/2015

La carmelita Hermana Amala Valummel, CMC, de 69 años de edad, fue encontrada muerta en la celda de su convento de Palai, en Kerala, estado al sur de la India, por sus hermanas de comunidad que la buscaban, visto que en la mañana del 17 de septiembre de 2015, no se había presentado a la misa matutina. La religiosa tenía varias heridas en la cabeza, por los que parece que se trató de un homicidio durante un intento de robo.  En una habitación junto a la de la hermana Amala faltan alrededor de 500 rupias. La religiosa era de Ramapuram cerca de Palai, y llevaba enferma algunos años. Véase Agencia Fides 18/9/2015

El cooperador italiano Cesare Tavella, de 51 años, fue asesinado en Dhaka, Bangladesh, el 28 de Septiembre de 2015, acribillado a balazos por algunos hombres en motocicletas, mientras estaba haciendo jogging. Como veterinario, Tavella había vivido en varios países, para enseñar en los países en vías de desarrollo cómo criar animales. Desde 1993 trabajaba en la cooperación internacional siguiendo proyectos de seguridad alimentaria y desarrollo de las zonas rurales para diferentes organizaciones, especialmente en Asia. Estaba en Bangladesh desde hacía poco más de un mes. Véase Agencia Fides 29/9/2015   

El sacerdote Antonio Magalso, de 44 años, fue acuchillado hasta la muerte el 29 de septiembre de 2015, en la ciudad de Tanjay, en la isla de Negros, al centro de las Filipinas. Miembro del clero diocesano de Dumaguete, don Magalso era un párroco muy querido por su gente,  dedicado a la vida pastoral. También era responsable de la Comisión diocesana del Apostolado Bíblico. El sacerdote iba a celebrar la misa en un pueblo de su parroquia, cuando fue asesinado a puñaladas por la espalda. Probablemente el asesino es un enfermo mental. Véase Agencia Fides 30/9/2015

El sacerdote Erasto Pliego de Jesus, párroco desde 2011 de la parroquia de Nuestra Seora de la Natividad de Cuyoaco, en la Archidiócesis de Puebla (México) desapareció la mañana del 13 de noviembre de 2015. Su casa estaba muy desordenada, con los cajones de los muebles volcados por el suelo y restos de sangre en un sofá y una alfombra. La mañana del 17 de noviembre de 2015, en el campo que rodea el centro habitado, fue hallado el cuerpo sin vida del sacerdote. El cadáver había sido quemado y presentaba una herida profunda en la cabeza. Se presume un robo que terminó en un trágico homicidio. Véase Agencia Fides 17 e 18/11/2015

Una médico italiana, Rita Fossaceca, de 51 años, radióloga del Hospital Mayor de Novara, fue asesinada el 28 de noviembre de 2015 mientras otros tres compatriotas suyos resultaron heridos en Kenia, en Mijomboni, un pequeño pueblo cerca de Malindi, donde estaba en nombre de una organización humanitaria internacional. La mujer murió al tratar de defender a su madre durante un intento de robo que tuvo lugar en su casa. Ese mismo día tenían que regresar a Italia, pocas horas después, visto que habían  terminado un período de dos semanas de permanencia en el orfanato que había querido abrir para ayudar a los niños solos, enfermos y necesitados de atención y de afecto. Como recordó el obispo de Novara, Su Exc. Mons. Franco Giulio Brambilla, durante el funeral, el orfanato “es el sentido de toda su vida. Fue su pasión, hablaba de ello a sus colegas, reuniendo recursos, pidiendo a otros que ayudasen, que trabajasen con ella, que viviesen las vacaciones de una manera alternativa... Muchos de nuestros misioneros, sacerdotes y laicos, una vez que fueron, ya no quisieron volver. Rita era una persona generosa, solar, no se echaba para atrás cuando había que ayudar a alguien. Una ayuda que la doctora no llevaba sólo a África, sino también a su ciudad adoptiva, dondequiera que estuviera. Contagiaba a todos con su deseo innato de ayudar, de hacer el bien”.

­



• Se puede consultar en este enlace el dossier completo de Agencia Fides sobre los agentes pastorales asesinados en el 2015



Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |