Menu

Hodie Christus natus est
Antífona para el magníficat de las segundas vísperas del día de la Natividad, de Giovanni Pierluigi da Palestrina


Por: Jose Gallardo Alberni | Fuente: vaticaninsider.lastampa.it



Con este artículo inauguro una sección que pretenderá llevar un poco de música a nuestro ajetreo diario. No se trata cualquier música ni siquiera de música religiosa. Mi intención es poner lo que podríamos llamar “música vaticana” es decir, compuesta por aquellos maestros que en alguna etapa de su vida estuvieron relacionados con el Vaticano. ¡Espero que lo disfrutes!

Como punto de partida vamos a recurrir nada menos que a uno de los grandes, italiano para más señas. Se trata de Giovanni Pierluigi da Palestrina (c. 1525-1594), maestro nacido muy probablemente en Palestrina. Parece ser que se formó en música en Santa María La Mayor. En 1551 fue nombrado maestro de canto de la Cappella Giulia, que es el coro que acompaña las celebraciones litúrgicas que tienen lugar en San Pedro cuando no están presididas por el santo padre, ya que en este caso el que canta es el Coro de la Capilla Sixtina. En principio esta tarea no le obligaba a componer sino a formar un amplio conjunto de cantores nativos italianos.  

Precisamente a esa Capilla Sixtina llegó a pertenecer en 1555 pero fue finalmente despedido debido a que estaba casado. Entonces, fue nombrado maestro de capilla de San Juan de Letrán volviendo luego a su querida Santa María La Mayor. Por esa época la estima de Palestrina ya era muy alta y fue requerido en varios puestos, que fueron rechazados debido a las altas condiciones que imponía el maestro. En 1571 se estableció definitivamente en su Cappella Giulia, puesto que mantuvo hasta su muerte en 1594. 

En Roma tuvo oportunidad de trabajar de forma independiente para diversas confraternidades, y así pudo experimentar algunas formas musicales no estrictamente litúrgicas. Su fama llegó a, por lo menos, toda Europa, incluso durante su vida. Así, en 1575 el agente del Duque de Ferrara afirmó de él que “estaba considerado como el primero de entre los músicos mundiales”. 

Actualmente, Palestrina está considerado como el mejor polifonista de todos los tiempos. Junto con Lassus y Byrd forma el triunvirato de las figuras capitales de finales del siglo XVI. Sus misas, motetes, madrigales, magníficats, etc. usaron las formas francesas y flamencas impuestas hasta la época pero el maestro supo trascenderlas para convertirse en la figura clave de la música religiosa posterior al Concilio de Trento y, por extensión, de toda la Iglesia Católica. 



Hoy quiero traer su antífona Hodie Christus natus est, a 8 voces en doble coro. Se trata de una antífona para el magníficat de las segundas vísperas del día de la Natividad, de ahí que está plagado de la expresión “noe, noe”. Esta brillante obra fue publicada en 1575. Palestrina explora las posibilidades que le ofrecen dos coros contrastándose entre sí y respondiéndose. La alternancia entre las voces agudas y graves, entre las que se interpolan las interjecciones navideñas “noe, noe” le dan un toque festivo pero a la vez solemne, como corresponde al día para el que está compuesta la pieza. 

La interpretación es del conjunto The Sixteen dirigido por Harry Christophers.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |