Menu

¿ Que es el jusnaturalismo teológico?
El jusnaturalsimo teológico es una corriente doctrinaria dentro del Derecho.


Por: Dr. Carlos Leite Poletti | Fuente: Catholic.net



El jusnaturalismo Teológico.

El jusnaturalsimo teológico es una corriente doctrinaria dentro del Derecho. Cuyo más destacado representante fue Santo Tomas de Aquino, sostiene que el derecho natural es aquella parte del orden eterno del universo originado en Dios que es asequible a la razón humana. Por lo tanto, ningún orden positivo tiene fuerza obligatoria si no concuerda con los principios del derecho natural.

Santo Tomás de Aquino fue uno de los más grandes filósofos de todos los tiempos, sin duda. Su pensamiento sobre todo en el plano ético resulta muy inspirador, aun para quienes no comparten sus presupuestos y fundamentos.
Toda la filosofía de Santo Tomas, incluida su filosofía moral está grandemente influida por el pensamiento de Aristóteles y en cierto sentido, su construcción teórica constituye un brillante intento de conciliar la filosofía aristotélica con la teología cristiana.
Precisamente la pretensión de Santo Tomas establecía claramente esta distinción con la teología diciendo, cuando habla de pecados y vicios, “el teólogo considera al pecador cono una infracción contra Dios, mientras el filósofo moral, lo considera contra la razón”. Para Santo Tomás la ley moral no depende de la elección arbitraria de Dios, las acciones contrarias a la ley moral no son incorrectas porque Dios las prohíbe, sino que Dios las prohíbe porque son incorrectas.

Santo Tomás se refiere a la justicia como la virtud cuando la define como “la perpetua y constante voluntad de dar a cada uno lo suyo”. En cambio la justicia como cualidad del orden social está relacionada con la concepción tomista del derecho natural. En esta concepción la que debe ser analizada para comprender la filosofía moral de Santo Tomas. Él mismo, concebía la moral como un derecho natural porque la suponía intrínsecamente relacionada con la naturaleza humana.

Vale decir, según Santo Tomás, Dios creó las cosas con inclinaciones innatas hacia el perfeccionismo de sus potencialidades. El hombre como todas las demás cosas, tiende naturalmente a actuar de acuerdo con su esencia perfeccionándose al actualizar sus potencialidades. Como las cosas inanimadas, el hombre busca su preservación y como los animales la procreación, pero la esencia del hombre está en ser racional.



Una vez examinada su concepción sobre la naturaleza, corresponde comprender su idea de derecho natural.

La Ley eterna.

Es el plan divino que dirige todas las cosas hacia la persecución de sus fines.
El ser humano debe conocer la ley eterna para ajustarse a ella. Pero no la puede conocer directamente debido a que no puede acceder al plan divino del universo.

La parte de la ley eterna que es cognoscible en forma intuitiva e innata por los seres humanos se llama LEY NATURAL. Como la razón del hombre puede estar a veces demasiado perturbada por las pasiones para determinar correctamente algunos preceptos morales, Dios le ha revelado algunos de ellos, como es el ejemplo típico de los diez mandamientos; esta es la LEY DIVINA.
Por último existe la LEY HUMANA positiva que debe ajustarse a los preceptos de la ley natural para tener validez y eficacia al mejor concepto “kelseniano”, si bien este autor difiere sustancialmente de nuestra doctrina.

Para Santo Tomás de Aquino, hay una estrecha conexión entre moralidad y razón. Y así, distingue entre la razón especulativa, que está dirigida a la aprehensión de las cosas y la razón práctica que se orienta a determinar que acciones deben realizarse. Los preceptos principales del derecho natural son los principios básicos del razonamiento práctico.
Los principios mas generales del derecho natural son universales e inmutables; los preceptos secundarios pueden variar con las circunstancias y ser modificados en casos que lo amerite la realidad social.

Críticas al jusnaturalismo

Se ha objetado a lo largo de la historia del pensamiento jurídico el sistema de Santo Tomás, acusado de ser oscuro respecto de cuáles son los primeros preceptos de derecho natural, cuales son los preceptos secundarios y, sobretodo, como se derivan estos de los primeros. Se ha sostenido que repetidamente que el primer principio del razonamiento práctico (que el bien debe hacerse y el mal evitarse) parece ser auto-evidente sólo porque es analítico o tautológico; le predicar d algo que es bueno parece suponer que ese algo debe hacerse o elegirse.

Estas objeciones seguirán provocando diversas réplicas como parte de un debate hasta ahora fructífero y lo será más todavía en la medida que se profundice y amplíe el dialogo entre partidarios de diferentes corrientes filosóficas, el persistente interés por discutir las tesis de Santo Tomas, aun por sus más tenaces oponentes, es buena prueba de la profundidad y actualidad de su pensamiento.





Compartir en Google+




Consultorios
Dr. Carlos Álvarez Cozzi
Derecho Internacional Privado y Derecho Privado. Cuestiones de bioética en las diferentes legislaciones (bioderecho). Aplicación del Derecho desde la óptica de la doctrina social cristiana
Jorge Scala
Defensa de los derechos humanos
Fred Battle Río
Derecho Ambiental y Administrativo
María Lourdes Villa Vargas.
Especialista en Derecho Público
Nicolás Lafferriere
Servicio a la vida. Bioética y bioderecho.
Dr. Jorge Luis Vitale
Aplicación del Derecho Canónico en la legislación de un país
José Pavlov Valdivia Reynoso
Derecho Civil Corporativo, Canónico y Derechos Humanos
Lic. Guillermo Gazanini Espinoza
Derechos humanos. Libertad Religiosa
Camilo Cortés Bosques
Derecho Eclesiástico, Derecho Laboral, Derecho Patrimonial Canónico y Seguridad Social
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |