Menu


Un pequeño puente y otro, y otro, hacen el gran puente de la paz
El Papa Francisco pide a los periodistas que le acompañan en el vuelo papal, ser puentes de paz. 19 septiembre 2015


Por: Redacción Zenit | Fuente: Zenit.org



El santo padre Francisco ha agradecido a los periodistas que le acompañan en el avión su trabajo, por hacer puentes: “pequeños puentes, pequeños, pero un pequeño puente y otro, y otro,  y otro, hacen el gran puente de la paz”. Así lo explicó en el vuelo que le llevaba este sábado rumbo a Cuba. Como es habitual, tras el despegue, el Papa se acercó a saludar a los periodistas que viajan con él, en este caso un total de 76.

Tal y como recordó el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, para este vuelo hubo 140 solicitudes de periodistas, pero por cuestiones de espacio no se pudieron aceptar todas.

Por su parte, el Santo Padre recordó que este será el viaje más largo de su pontificado, por tanto “¡habrá trabajo!" Asimismo, dio las gracias a los presentes por “el trabajo que se hace y que se va a hacer”.

Además, el Pontífice indicó que “hoy el mundo está sediento de paz”. “Hay guerras, los inmigrantes huyen, esta oleada migratoria que viene de las guerras, para huir de la muerte, para buscar la vida…”, observó. A propósito, el Papa aseguró haberse emocionado al saludar a una de las dos familias de refugiados sirios que han sido acogidos en el Vaticano. “¡Se veía en el rostro el dolor por esto!”, exclamó.

No quiso dejar pasar la ocasión de saludar y agradecer a todos los colegas que en estos días, durante el viaje del Papa a Cuba y Estados Unidos, “estarán trabajando en las oficinas o desde sus casas”.



 

Imagen:

Puente en las nubes, Monte Rainier, EE.UU

Este precioso puente se sitúa en el monte Rainier, con sus 4.392 metros de altura. En 1899 fue el quinto parque nacional que se creó en los Estados Unidos, y hoy tiene casi dos millones de visitantes al año enamorados de su belleza salvaje. Su cumbre mantiene durante casi todo el año una bonita capa blanca, que hace que a su alrededor el manto conquiste terreno y los más aventureros puedan recorrer el llamado Wonderland Trail, o Camino de las Maravillas. 150 kilómetros de naturaleza salvaje con un toque glaciar que sus usuarios tardan en completar unos 14 días, casi como un Camino de Santiago a la americana. (Fuente: lavozdelmuro.net)







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |