Menu


Segundo Pollo, Beato
Sacerdote, 26 de diciembre


Por: . | Fuente: santiebeati.it / Vatican.va



Presbítero

Martirologio Romano: En el lugar llamado Dragali, en Montenegro, beato Segundo Pollo, presbítero de Vercelli, que ejerciendo de capellán castrense durante la guerra, al asistir a un soldado moribundo fue herido, y poco después murió desangrado. ( 1941)

Fecha de beatificación: 23 de mayo de 1998, por S.S. Juan Pablo II

Memoria Litúrgica: 4 de enero (para la región de Piamonte).

Para los alpeinos es su primera "santo", para los capellanes militares es el primer modelo elevado a la gloria de los altares, para toda la Iglesia un "mártir de la caridad" auténtico.



Nació en Vercelli el 2 de enero de 1908, en Caresanablot (pequeño pueblo de la provincia de Vercelli, Italia), de niño fue alumno de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Quizás es aquí donde madura su vocación, ya que con apenas 11 años ingresa al seminario diocesano. Es ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1931, revelándose como un gran profesor e iluminado director espiritual del seminario menor, donde es amado y seguido por los jóvenes seminaristas.

Luego es trasladado, por otros cuatro años, al Seminario Mayor, siempre como maestro. Paralelamente, fue nombrado asistente diocesano de la Juventud de la Acción Católica, siendo esta, tal vez, la labor más fructífera, pero tristemente algo olvidada ante la nobleza de la acción que diera el heroico final a su vida.

En su homilia de la ceremonia de beatificación, Su Santidad dijo:

Don Segundo es un ejemplo de sacerdote valiente que, en el arco de una breve existencia, supo alcanzar la cumbre de la santidad. La víspera de su ordenación sacerdotal, el nuevo beato ya manifestaba con lúcida determinación su propósito de acoger sin reservas en su vida el exigente programa del Evangelio. "Llegar a ser santo": este fue su ideal, y por él se esforzó a diario. Guiado por este propósito, vivió intensamente su ministerio sacerdotal, buscando y siguiendo asiduamente la voluntad de Dios.

La Providencia le encomendó numerosas y difíciles tareas en el ámbito de la Iglesia de Vercelli. Fue educador de fina intuición pedagógica en los seminarios diocesanos, donde desempeñó los cargos de profesor y padre espiritual. Primero se convirtió en discípulo y servidor diligente de la palabra de Dios a través del estudio asiduo de las disciplinas sagradas y la intensa actividad de predicador. Fue generoso dispensador de la misericordia divina en la administración del sacramento del perdón. Trabajó con entusiasmo entre los jóvenes como asistente de la Acción católica, hasta seguirlos en la tormenta de la guerra como capellán de los alpinos. Precisamente en el ejercicio heroico de la caridad, este joven sacerdote de Vercelli entregó su alma a Dios, dejando a los capellanes militares de todo el mundo un ejemplo de cómo se ama y sirve a sus hermanos bajo las armas, y a los alpinos un modelo y un protector en el cielo.



Dos fueron los secretos de la ascensión de don Segundo a las cumbres de la santidad: su unión constante con Dios a través de la oración, y su profunda devoción a la Madre celestial, María. Su diálogo asiduo con Dios y su amor filial a la Virgen fortalecieron su particular caridad pastoral, que se presenta como la síntesis más alta y característica de su ministerio sacerdotal. Vivió totalmente para sus hermanos, concluyendo su aventura terrena el día de san Esteban, casi imitando al ardiente testigo, "lleno del Espíritu Santo", del que habla el libro de los Hechos de los Apóstoles (cf. Hch 7, 55).

Da todo por los jóvenes, al punto de seguirlos cuando en 1940 optan por ir al frente. Alistado en el batallón alpino "Val Ghisone", que debuta en el frente occidental y luego en Montenegro, aquí 26 de diciembre de 1941, durante la batalla de Dragali, se encuentra en medio de un tiroteo. que cobra víctimas en ambos lados. Es generoso, no tiene miedo y, corriendo a llevar consuelo a un herido, es impactado por una bala que le corta la arteria femoral. Muere desangrado, como aquel que lo ha dado todo, hasta la última gota.

El estado el otorgó inmediatamente la medalla de plata al valor militar.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |