Menu


Pío Alberto del Corona, Beato
Obispo y Fundador, 15 de agosto


Por: . | Fuente: www.op.org



Obispo y Fundador

Martirologio Romano: En Florencia, Italia, beato Pío Alberto del Corona, sacerdote de la Orden de Predicadores (Dominicos), obispo de San Miniato y fundador de la congregación de las Hermanas Dominicas del Espíritu Santo ( 1912)

Fecha de beatificación: 19 de septiembre de 2015, durante el pontificado de S.S. Francisco

Breve Biografía


Pío Alberto Del Corona nació en Livorno el 5 de julio de 1837. Sus padres, José y Ester Bucalossi eran humildes minoristas de calzado. Él fue su cuarto y último hijo.

A la edad de 17, Alberto pidió a su padre autorización para unirse a la vida religiosa. Se unió a los dominicos en el convento de San Marco, Florencia en 1854 y recibió su hábito al año siguiente. Hizo su profesión de votos religiosos en 1859 y fue ordenado sacerdote en la Basílica de San Marco, Florencia, el 5 de febrero de 1860.

El 8 de mayo de 1872, fue recibido en audiencia por el Papa Pío IX, junto con Pia Elena Bruzzi Bonaguidi. En esa audiencia, el Santo Padre le da bendición apostólica y su autorización personal para fundar el "Asilo" de Bolonia y la Congregación de las Hermanas Dominicas del Espíritu Santo. Pocos meses después, fue elegido Prior del Convento de San Marco.

El 3 de enero de 1875, fue consagrado obispo en la iglesia de San Apolinar, Roma y nombrado Obispo Coadjutor de San Miniato. Pocos días más tarde, llegó a San Miniato y permaneció allí durante 32 años. A la muerte del obispo titular, se convirtió en el decimo octavo Obispo de San Miniato. En 1906, debido a su grave estado de salud, presentó su dimisión al Papa Pío X, pero su solicitud fue rechazada. Más bien, el Santo Padre lo nombró Arzobispo de Pisa Maffi como administrador de la diócesis. Como sus problemas de salud continuaban, recibió una carta de aliento escrita a mano por el Papa Pío X.

El 10 de agosto de 1912, recibió la unción de los enfermos y cinco días después, el 15 de agosto de 1912, en la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, pasó a mejor vida. Tenía 75 años, un mes y nueve días de edad.

Fue enterrado en el Cementerio de la Misericordia en Florencia y su tumba se convirtió instantáneamente en un lugar de peregrinaje para los fieles. El 12 de octubre de 1925, su cuerpo fue trasladado a la cripta del Monasterio de sus hijas espirituales en Via Bolognese, Florencia. En 1942, la Diócesis de San Miniato inició el proceso para su canonización.

El 17 de septiembre de 2014 el Papa Francisco autorizó la promulgación del decreto reconociendo un milagro atribuido a Pío Alberto del Corona.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |