Menu


Amato Ronconi, Santo
Laico, 8 de mayo


Por: . | Fuente: hagiopedia.blogspot.com



Laico

Martirologio Romano: En Saludecio, del Piceno, en Italia, San Amato Ronconi, que se distinguió por su dedicación a la hospitalidad y a la atención espiritual de los peregrinos. ( fin s. XIII)

Fecha de canonización 23 de noviembre de 2014, por el Papa Francisco.

Nació en Saludecio en la diócesis de Rímini (Italia). Hijo de buena familia. Al quedarse huérfano, su hermano mayor, Girolamo, lo cuidó, pero cuando llegó a la juventud, su cuñada le cogió un profundo odio porque había rechazado el matrimonio que le habían preparado. Entonces decidió abandonar la familia y llegó al monte Orciale donde construyó una casa de acogida para los pobres y peregrinos que dedicó a la Natividad de María Virgen. Para mantener esta obra, donó a escondidas lo que había ganado con sus tierras y lo que recibía con su trabajo como peón de otros agricultores.

La religión y su amor por Dios le hizo cometer muchas extravagancias y milagros, por ello lo tomaron por loco, especialmente por su cuñada, que lo calumnió con saña porque veía como adelgazaban sus propiedades; no dudó de acusarlo de querer abusar de ella ante las autoridades; el Señor demostró la inocencia y la santidad de Amado con varios milagros. Hizo cuatro peregrinaciones a Compostela, después de lo cual donó a los benedictinos de San Julián y de San Gregorio de Conca di Rimini, todas sus propiedades y del hospital que había fundado. Fue Terciario franciscano.

Otros detalles de su vida se obtienen de su testamento, donde se lee que "el honesto y religioso hombre, hermano Amato de la Tercera Orden del beato Francisco, propietario y fundador del hospicio de Santa Maria del Monte Orciale, junto al castillo de Saludecio, hace solemne cesión de ese hospicio y de todas sus propiedades a los Benedictinos de San Julián y de San Gregorio de Conca de Rimini, pidiendo al mismo tiempo ser enterrado en la capilla del mismo hospicio". El testamento lleva la fecha de 10 de enero de 1292, y es el único documento que atestigua el siglo en el que vivió el beato.

Murió en Rímini. Está enterrado en Pieve di San Biagio. Su culto fue confirmado por el papa Pío VI con el título de beato el 17 de abril de 1776. En Saludecio hay un templo dedicado a su memoria.

El milagro que permite su canonización

Los procesos de canonización en la Iglesia suelen ser considerablemente largos, y el caso del recientemente canonizado San Amato Ronconi es un ejemplo de ello. El Papa Francisco lo elevó a los altares más de 700 años después de su muerte, gracias a un milagro que comprobó su santidad en 1949 y que demuestra que la Comunión de los Santos permanece en el tiempo sin importar el paso de los siglos. Sus reliquias, 657 después de su fallecimiento, fueron el medio para que una familia pidiera devotamente su intercesión y obtuviera de Dios una curación inexplicable.

Alessandro Raimondi, quien había nacido en Módena, Italia, y en 1949 era apenas un niño, padecía una hernia inguinal con hidrocele que amenazaba su vida. Los médicos ya habían programado una cirugía, el único medio humano para salvarlo de la muerte, cuando un amigo de la familia sugirió una alternativa sobrenatural. Este hombre, Amato Morotti, quien además de llevar el mismo nombre del hoy Santo había nacido en su misma ciudad (Saludecio en Rimini), ofreció llevar algunas prendas de vestir del niño enfermo al convento en el cual se conservan las reliquias de San Amato Ronconi, un terciario franciscano del siglo XIII.

Las ropas del pequeño fueron puestas sobre la urna que contiene los restos del Santo y, tras ser bendecidas, fueron devueltas a la familia. "Este niño (...) estaba en riesgo de morir, y una vez sanado después de tocar los indumentos sobre la urna del santo, no hubo más necesidad de operaciones", declaró a ACI el Postulador de la Causa de Canonización, Fray Angelo Paleri. "Había que esperar a la edad madura para ver si esta persona estaba sanada, y efectivamente fue así, porque esta persona ha tenido hijos. La curación ha sido completa".

Las evaluaciones del caso, llevadas a cabo por un equipo de expertos en ciencias y de teólogos, ratificadas luego por una comisión de prelados y finalmente aprobadas por el Santo Padre, comprueban la certeza del origen divino del acontecimiento y finalmente hicieron posible la conclusión del proceso en la canonización llevada a cabo el pasado 23 de noviembre.

La forma específica como se pidió la intercesión es una muestra de la eficacia de las reliquias cuando se emplean para promover una legítima devoción a "aquellos que, viviendo ya en la patria celestial, fueron en esta tierra, por la santidad heroica de su vida, miembros insignes del Cuerpo místico de Cristo y templos vivos del Espíritu Santo", como lo afirma el Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

El relato del milagro es tomado de una publicación de es.gaudiumpress.org.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |