Menu


Día de todos los Santos
Explicación para niños sobre el dia de Todos los Santos


Por: María Luisa Martínez Robles | Fuente: Catholic.net



Soy María Luisa y os escribo desde Madrid, España. Aunque no os conozco estoy enterada del interés que tenéis por aprender cosas de Jesús. Os voy a explicar lo que significa el día de todos los Santos. Me encanta hacerlo. Yo también soy catequista en mi país y me gusta mucho hablar con los niños. Os voy a contar una historia.

 

Cuando era pequeña me preguntaban que quería ser de mayor y yo decía que quería ser santa. Luego me di cuenta que eso no era una profesión y además era muy difícil conseguirlo.

Después pensé, cuando fui mayor que en todas las profesiones y actividades se puede ser santo. Me decidí a hacer algo que me gustaba mucho y era enseñar a los más pequeños. También a ser madre y he conseguido las dos cosas. Y es que por muy difíciles que sean nuestras metas hay que intentarlo. Ser santo también debemos intentarlo.

El día 1 de noviembre es la fiesta de todos los santos, hay muchos, blancos, negros, jóvenes, ancianos y niños. Unos han sido siempre muy buenos, otros no se portaron muy bien, pero al final se dieron cuenta que Jesus era su amigo y les quería como eran y decidieron seguirle. Algunos vivían con los pobres, otros eran ricos y vendieron todo para seguir a Jesús. Algunos eran sabios, otros muy sencillos pero todos tenían algo en común. Se habían dado cuenta que no hay nadie ni nada tan importante como Jesús.



 

Nosotros también podemos ser santos pero tenemos que esforzarnos en hacer lo que Él  nos enseñó. Amar a Dios y al prójimo como a nosotros mismos.

 

Este día se recuerda a todas aquellas personas que quisieron seguir a Jesús por encima de todo. A muchos ni  siquiera se les ha canonizado, no están en el calendario, no tienen un día especial, pero Dios les conoce y sabe que son santos. Este día es para todos ellos

 



Cada año el Papa canoniza alguno. Hace poco fueron San Juan Pablo II y San Juan XXIII.

 

A San Luis Gonzaga cuando era un niño como vosotros le preguntaron cuando estaba en el recreo, que haría si en ese momento supiese que se iba a acabar el mundo. Dijo que seguiría jugando porque en ese momento era lo que tenía que hacer. Nosotros si queremos ser santos debemos hacer en cada momento nuestras obligaciones lo mejor que sepamos. Además debemos ser alegres porque otro santo dijo que un santo triste es un triste santo.

 

San Agustín decía "ama y haz lo que quieras" sí amas a alguien no puedes hacer nada malo.

 

Santa Teresita estaba en la ciña y pensaba que entre los pucheros también anda el Señor.

 

San Pedro negó conocerle tres veces, erró luego se arrepintió y fue un gran  santo.

 

Ya no os canso más. Os he contado lo que significa esta festividad. Sólo me queda explicaros que al día siguiente se celebra el día de difuntos. Acordémonos de rezar por todas las personas que ya no están con nosotros, que han subido al cielo para que maria les cuide. Cuando Jesús resucitó nos prometió que viviríamos para siempre todos los que creemos en Él. Tenemos mucha suerte.

 

Espero que os haya gustado la historia que os he contado. Seguid siendo muy buenos. Espero que recéis por mi. Aunque estamos muy lejos sabed que tenéis una amiga.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!