Menu



Dicho de manera simple…¿De dónde salió la palabra Católico?
Frecuentes preguntas de los hermanos separados y las respuestas que el católico debe dar.


Por: Skertchly Carlos LC | Fuente: Catholic.net



Estimado Padre,

tengo una preguntita. No se vayan a reír por mi falta de ignorancia. Me podrían decir, de una manera simple, ¿cómo puede uno explicar " de dónde salió la palabra Católico " si en ningún lugar está en la Biblia? Yo sé que Católico significa universal y que así se le empezó a llamar a la Iglesia, pero ¿porqué no aparece esto en la Biblia? y cómo puedo defender este punto cuando nos dicen, " si Dios o Jesús no lo dijeron entonces es algo inventado por el hombre y no por Dios”.


Estimada hermana,


De manera simple: no es una pregunta por falta de ignorancia. Creo que a todos nos viene bien preguntarnos porque decimos que la Iglesia es Una, Santa, Católica y Apostólica. Estas cuatro características, tomadas de la profesión de fe (Credo) de los concilios de Nicea y Constantinopla, quieren indicar 4 aspectos fundamentales de la Iglesia fundada por el mismo Cristo: su unidad, su santidad, su universalidad y su fundamento y origen en los mismo apóstoles, discípulos inmediatos de Cristo. Solo la Iglesia “Católica” (así llamada ahora para diferenciarla de las otras denominaciones cristianas) contiene esas cuatro notas.

¿Cómo puedo explicar “ de dónde salió la palabra Católico " si en ningún lugar está en la Biblia? Yo sé que Católico significa universal y que así se le empezó a llamar a la Iglesia cuando no sé cuál obispo en el año ciento y algo dijo que así se le diría porque todos son bienvenidos..... pero ¿porqué no aparece esto en la Biblia?

Son las típicas preguntas protestantes, que a los católicos no les preocupa, sólo a los protestantes, porque en el fondo no pueden con una evidencia: ellos "nacen", es decir se separan de la Iglesia católica en 1500 y algo... mientras que la Iglesia católica está desde el tiempo de Cristo!!
Muchas veces se puede reducir la pregunta al absurdo y entonces aparece una respuesta que es el sentido común. Por ejemplo, en la Biblia no aparece en ninguna parte el nombre de Roberto, entonces cómo es posible que hayan nombrado así a una creatura??

y qué se puede decir para defender este punto cuando nos dicen, " si Dios o Jesús no lo dijeron que se llamaba católica, entonces es algo inventado por el hombre y no por Dios..... en consecuencia ellos dicen que entonces la Iglesia es Cristiana…

Una forma de contestar a quien pone esa pregunta es decirle que tampoco está en la biblia "Iglesia Cristiana"!!! Y si el punto es que debe estar el nombre en la Biblia, entonces parecería incorrecto llamarla "cristiana"
Entonces igual que está bien llamarla "Cristiana" en cuanto sus miembros son seguidores de Cristo, también es correcto llamar a la Iglesia "católica" en cuanto acoge en su interior a todos los seres humanos de distintas maneras.

Fíjate cómo en la pregunta están dando a entender que ellos sólo aceptan como autoridad la Escritura. Es uno de los principios más sólidos de Lutero: "sólo Scriptura", mientras los católicos reconocemos además de la Escritura otras dos fuentes fundamentales de la fe y la teología: la Tradición (que contiene la Patrística, la Liturgia, la historia, la arqueología, el arte... y el Magisterio de la Iglesia...
Muchas respuestas a muchas preguntas están en la autoridad que el mismo Cristo confirió a Pedro y a sus sucesores, los Papas. Por ejemplo, la misa en latín que ahora para los católicos es una forma legítima de celebrar la Eucaristía, se deriva de una decisión del Papa. Esto sería insostenible para los protestantes porque "no está en la Escritura"... Pero en la Escritura no está todo. Ni en qué lengua celebrar, ni cómo vestir.


Y ¿qué responder cuando dicen “Cristo fundó la Iglesia pero las divisiones son exclusivamente del hombre empezando por nosotros los Católicos...”?

Es una afirmación falsísima y muy fácil de responder. Basta conocer un poco de historia. Sólo la Iglesia católica puede arrogarse ese título: una, santa católica, apostólica. Todas las demás iglesias cristianas (protestantes y ortodoxas) se separaron por voluntad de ellas, de la Iglesia católica-romana, rompiendo ese vínculo con las comunidades apostólicas. Son iglesias o sectas que nacen a partir de la voluntad de los hombres, no del Cristo Redentor. Por tanto la división viene de ellos no de nosotros.




Te paso a continuación algunos elementos que te ayudarán a comprender mejor estas notas de la Iglesia (del diccionario de Teología):


NOTAS DE LA IGLESIA

A partir del siglo XVII los teólogos señalan cuatro notas que caracterizan a la Iglesia y que permiten a todos los que buscan- la verdadera Iglesia llegar a encontrarla y reconocerla. Estas cuatro notas características están sacadas de la profesión de fe de los concilios de Nicea y Constantinopla, donde se dice: " Creo en la Iglesia una, santa, católica apostólica". Esta demostración fue llamada “la vía de las notas” y se desarrollaba en dos etapas : en primer lugar, se intentaba demostrar que la voluntad de Jesús en la fundación de su Iglesia era la de que fuera una, santa, católica y apostólica; y luego se señalaba cómo esta Iglesia puede identificarse en la Iglesia católico-romana.

Ha sido la prueba que más se ha utilizado en los tratados eclesiológicos : parte del hecho de que en la profesión de fe se aplican a la Iglesia cuatro características: la Iglesia es una, santa, católica y apostólica. Se demostraba que estas notas de la Iglesia se habían mantenido ininterrumpidamente presentes tan sólo en la Iglesia católica: por consiguiente, la Iglesia católica era la única que debía ser considerada como la Iglesia que quiso Jesús.

El punto de referencia son particularmente los nn. 8,13-16 de la constitución dogmática sobre la Iglesia. El texto conciliar afirma en primer lugar que la única Iglesia de Cristo, proclamada por el Símbolo como una, santa, católica y apostólica y constituida y organizada en este mundo como sociedad, "subsiste en la Iglesia católica, gobernada por el sucesor de Pedro y por los obispos en comunión con él" -(n. 8). A la unidad católica del Pueblo de Dios "pertenecen y están ordenados de alguna manera tanto los fieles católicos como los otros creyentes en Cristo y, finalmente, todos los hombres llamados por la gracia a la salvación" (LG 13).

Sobre las notas de la Iglesia:

UNA: En el credo de Nicea los cristianos profesan su fe en la Iglesia una, santa, católica y apostólica. La unidad es, por tanto, un signo y una característica de la Iglesia, precisamente como objeto de fe cristiana. Esta unidad sólo puede comprenderse en la fe; se deriva de la relación íntima que existe entre la Iglesia y el objeto primario de la fe, que es el misterio Trino y Uno de Dios mismo.
En este sentido el concilio Vaticano II enseña: "Éste es el misterio sagrado de la unidad de la Iglesia en Cristo y por Cristo, obrando el Espíritu Santo la variedad de las funciones. El supremo modelo y el supremo principio de este misterio es, en la trinidad de personas, la unidad de un solo Dios Padre e Hijo en el Espíritu Santo" (UR 2).

La Escritura nos ofrece amplias pruebas de que la Iglesia es una. La imagen paulina del «Cuerpo de Cristo» intenta describir el lazo tan estrecho que mantiene juntos a todos los cristianos: «Del mismo modo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, por muchos que sean, no forman más que un solo cuerpo, así también Cristo.

En el número 2 de “Unitatis Rredintegratio” (sobre el ecumenismo y la unidad de la Iglesia), el párrafo más importante del Vaticano II sobre la unidad de la Iglesia, se afirma: «Jesucristo quiere que por medio de los apóstoles y de sus sucesores, esto es, los obispos con su cabeza, el sucesor de Pedro, por la fiel predicación del Evangelio y por la administración de los sacramentos, así como por el gobierno en el amor, operando el Espíritu Santo, crezca su pueblo; y perfecciona así la comunión de éste en la unidad: en la confesión de una sola fe, en la celebración común del culto divino y en la concordia fraterna de la familia de Dios».

Se advierten aquí las tres dimensiones fundamentales de la comunión: la fe, la vida sacramental y la comunión jerárquicamente estructurada.

Además, los obispos en el concilio Vaticano II expresaron su fe en que «aquella unidad de la una y única Iglesia que Cristo concedió desde el principio a su Iglesia, y que creemos que subsiste indefectible en la Iglesia católica, crezca cada día hasta la consumación de los siglos» (UR 4).
Esta unidad en la fe, en los sacramentos y en la vida de la comunidad no es lo mismo que uniformidad. Efectivamente, la uniformidad equivaldría a un pecado contra el Espíritu Santo, que inspira una variedad de dones y que siembra la semilla del Evangelio en muchas culturas. Por eso la unidad de la Iglesia es una unidad católica, que abarca toda la amplia gama de las culturas humanas.

SANTA: La Iglesia santa ¡tiene que ser santa! En efecto, «mientras que Cristo, "santo, inocente, inmaculado", no conoció el pecado y vino solamente para expiar los pecados del pueblo, la Iglesia que encierra en su seno a hombres pecadores, siendo al mismo tiempo santa y necesitada de purificación, nunca puede prescindir de la penitencia para su renovación... De la virtud del Señor resucitado saca fuerzas para vencer con paciencia y amor sus aflicciones y dificultades internas y externas, y para revelar al mundo con fidelidad, aunque no perfectamente, el misterio de Cristo, hasta que al final de los tiempos se manifieste en la plenitud de su luz, (LG 8). La Iglesia tiene la promesa de que el pecado presente en sus miembros no la arrastrará hasta el punto de hacerla definitivamente infiel, perdiendo su condición de «esposa digna» En la Iglesia, cuerpo de Cristo, la fidelidad del Cristo-cabeza es siempre más fuerte que toda la debilidad de los demás miembros. La Iglesia tiene además la seguridad de la ayuda del Espíritu. En virtud de estos compromisos divinos, y a pesar del pecado de sus miembros, se puede hablar de indefectibilidad de la Iglesia, es decir, de su definitiva fidelidad al Esposo.

CATÓLICA (CATOLICIDAD Y CATOLICISMO): "Católico" se deriva de la lengua griega como término compuesto de la preposición kata (desde, según, hacia), construida generalmente con genitivo, y del término holon, que designa siempre un «todo" respecto a sus partes, o bien un "todo" en sentido cualitativo o cuantitativo. En teología el término designa, junto con la unidad, la santidad y la apostolicidad, una propiedad esencial de la Iglesia. El primero que unió el término «católica" a la mención de la Iglesia fue san Ignacio de Antioquía: "Donde aparece el obispo, allí está reunida la comunidad, lo mismo que donde está Cristo, allí está la Iglesia católica" (Smim. 8, 2). La expresión parece tener aquí el sentido de «verdadera Iglesia", ya que Ignacio se propone prioritariamente afirmar que sólo es legítima la comunidad que está reunida en torno a su obispo. En los símbolos de la fe este término no aparece hasta más tarde, pero de todos modos ya en el s. II (papiro de DerBalyzeh). En el llamado "símbolo niceno-constantinopolitano" la catolicidad se enumera sin más entre las cuatro propiedades esenciales de la Iglesia.

En la tradición romana se encuentra ya en el comentario al símbolo llamado "apostólico" de Nicetas de Remesiana. San Cipriano, en su De catholicae Ecclesiae unitate, describe la catolicidad de la Iglesia como fuerza interior de expansión universal. Después de él san Agustín, en polémica contra los donatistas, señalará precisamente en la "universalidad" (esta vez en sentido no sólo cualitativo, sino también cuantitativo) el carácter de la verdadera Iglesia frente a las pretensiones de la secta donatista. Así pues, cuando se le aplica a la Iglesia, el término "católico " no designa tanto la autenticidad y la verdad (con la que va unida la afirmación de su necesidad salvífica para la humanidad) como su expansión universal.

APOSTÓLICA: La unidad de la Iglesia se extiende a lo largo de la historia, uniendo a la Iglesia de todas las épocas con las primeras comunidades establecidas por los apóstoles. De esta manera, la unidad de la Iglesia es también apostólica, es decir, la Iglesia que tiene su origen desde los apóstoles, discípulos inmediatos de Cristo que pusieron en obra la voluntad del Maestro. Sólo la Iglesia católica puede arrogarse ese título. Todas las demás iglesias cristianas (protestantes y ortodoxas) se separaron por voluntad de ellas, de la Iglesia católica-romana, rompiendo ese vínculo con las comunidades apostólicas. Son iglesias o sectas que nacen a partir de la voluntad de los hombres, no del Cristo Redentor.


Preguntas y comentarios al autor de este artículo

<a data-cke-saved-href="mailto:alianzas@catholic.net? subject=Comentario desde Catholic.net al artículo “¿Qué significa católico?” target=" href="mailto:alianzas@catholic.net?%20subject=Comentario%20desde%20Catholic.net%20al%20art%C3%ADculo%20%E2%80%9C%C2%BFQu%C3%A9%20significa%20cat%C3%B3lico?%E2%80%9D%20target=" _blank"="">

 

 

 

Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |