Menu


La Iglesia advierte de que “el silencio y la pasividad animarán al Estado Islámico a cometer más tragedias
El patriarca católico caldeo Louis Sako señala que todavía no se ha encontrado una solución inmediata a la crisis y violencia que afecta a Irak; mientras el enviado del Papa Francisco a Irak subraya que los cristianos y yazidís desplazados padecen “verdad


Por: ForumLibertas.com | Fuente: ForumLibertas.com



Este miércoles, 27 de agosto, informábamos de cómo los yihadistas del Estado Islámico siguen sembrando el terror en Oriente Medio con sus ejecuciones y crímenes “generalizados y abominables” denunciados por Naciones Unidas. Sin embargo, a pesar de sus denuncias, lo cierto es que la ONU y la comunidad internacional no encuentran la fórmula para acabar con la violencia en la región, concretamente en Irak.

Así parece entenderlo el patriarca católico caldeo, monseñor Louis Sako, quien ha advertido este jueves de que todavía no se ha dado una solución concreta e inmediata a la crisis que afecta a Irak y que esta pasividad y silencio está estimulando al Estado Islámico (ISIS) a cometer más tragedias contras las minorías religiosas en las zonas que ha ido ocupando.

“¿Quién será el siguiente?”

“El silencio y la pasividad animará al Estado Islámico a cometer más tragedias”, la pregunta que debe hacerse es “¿Quién será el siguiente?”, se preguntó el prelado en una carta enviada a Ayuda a la Iglesia Necesitada, en la que exhortó por un “efectivo apoyo internacional”.

Según informa Aciprensa, monseñor Sako indicó que desde el 6 de agosto “hasta ahora no hay todavía una solución concreta a la crisis que enfrentamos”, mientras que “por otro lado los fondos, armas y hombres siguen llegando al ISIS”.

En su carta, el prelado señaló que las medidas adoptadas hasta ahora han producido “ningún cambio real” y “el destino de las personas afectadas está todavía en juego, como si estas personas no fueran parte de la raza humana”.

Asimismo, hizo hincapié en que la comunidad internacional, principalmente Estados Unidos y la Unión Europea “debido a su responsabilidad moral e histórica con respecto a Irak, no pueden ser indiferentes. […] La conciencia del mundo no es completamente consciente de la gravedad de la situación”.

Al mismo tiempo, sobre las migraciones forzadas de los cristianos, denunció que la “segunda fase de la calamidad” ha comenzado. “Irak está perdiendo un componente insustituible de su sociedad. (...) Nosotros respetamos la decisión de aquellos que desean emigrar, pero para aquellos que desean permanecer, subrayamos nuestra larga historia y herencia arraigada en esta tierra”.

Monseñor Sako afirmó que “Dios tiene su propio plan para nuestra presencia en esta tierra, y nos invita a llevar el mensaje de amor, fraternidad, dignidad y convivencia armónica”. Sin embargo, recordó que la seguridad de los iraquíes sólo puede ser garantizada con la cooperación de la comunidad internacional, junto con el Gobierno de Irak y el Gobierno Regional de Kurdistán.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos denunció que el ISIS ejecutó a 150 soldados sirios que habían sido tomados prisioneros luego de tomar el control de una serie de bases militares en el noreste del país.

“Ellos son parte de nosotros”

Al mismo tiempo, el cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y enviado especial del Papa Francisco para Irak, ha advertido de que los cristianos y yazidís desplazados padecen “verdadera necesidad” y ha recordado que “ellos son parte de nosotros”.

El cardenal alentó a los fieles católicos de todo el mundo a ayudar a los cristianos perseguidos en Irak: “no piensen en ellos como personas ajenas a nosotros. Ellos son parte de nosotros”, insistió.

Los líderes de las comunidades cristianas en Irak han denunciado la extrema crueldad de los extremistas musulmanes del Estado Islámico, quienes llegan a ejecutar niños y esclavizar a las mujeres.

Se estima entre 120 a 130 mil los cristianos desplazados de sus hogares en el norte de Irak debido a la persecución de ISIS, que desde mediados de julio decretó que si no abandonaban el territorio de su “califato”, los cristianos serían asesinados.

En declaraciones a Aciprensa, el cardenal se pronunció “acerca del horror que están pasando nuestros hermanos y hermanas en Irak, especialmente quienes están ahora en una verdadera situación de necesidad. […] Me refiero a los cristianos, a los yazidís también, y al resto de minorías a las cuales les afecta esta situación”.

“Me gustaría animar a todo el mundo a usar la expresión del Papa Francisco, cuando dijo que cada uno de nosotros tiene que cargar a sus hombros a los demás”, recordó.

El enviado especial del Papa a Irak indicó que “supongo que muchos de ustedes estarán especialmente sensibilizados por el problema humanitario, por los derechos humanos, por quienes están en este momento en esta difícil condición”.

“Por favor, ayúdenles, cárguenles a sus hombros, como sus hermanos, sus hermanas, sus hijos, son vuestros hijos, sus ancianos, son vuestros ancianos. […] Y esto les dará la oportunidad de no sentirse abandonados, y a nosotros de no pensar en ellos como extraños, y de esta manera no alejarnos del Evangelio, de Dios, de la humanidad”, concluyó.

El cardenal Filoni viajará pronto a Washington para involucrar a los obispos estadounidenses e influir en la opinión pública del país sobre el drama humanitario que ocurre en Medio Oriente.


 

¿Tienes dudas? visita los consultorios de la comunidad Sexualidad y Bioética aquí
Si quieres recibir artículos interesantes directamente en tu correo electrónico sucríbete aquí





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!