Menu



Hermanas Franciscanas Clarisas
La Clarisas es una orden fundada por San Francisco y Santa Clara, una mujer de hoy con ocho siglos de vida y juventud


Por: Sor Ana María | Fuente: Hnas. Clarisas de Marchena, Sevilla



Comunidad del Convento de la Purísima Concepción

Querida Joven:

Me dirijo a tí con la esperanza de que te hará ilusión ponerte en contacto con nosotras si sientes inquietud por consagrarte al Señor en la vida religiosa contemplativa. La vida contemplativa puede ser tu camino. La vida consagrada a La vida consagrada ala contemplación es un testimonio de fe; de que hay un Dios que merece nuestra Amor y nuestra alabanza, de que hay otra vida mejor que ya se vive en esta gozo anticipado.; de que merece la pena entregar nuestra vida al Dios, Trino y Uno y a interceder, con nuestra oración por las necesidades de toda la humanidad.

La Clarisas es una orden fundada por San Francisco y Santa Clara en el 1212. Santa Clara es una mujer de hoy con ocho siglos de vida y juventud. A hora de morir tenía más de 3.000 hermanas; en la actualidad somos 22.000 clarisas repartidas en los cinco continentes.

La fraternidad, pobreza, alegría son las virtudes esenciales de nuestro carisma. La oración contemplativa es la fuerza del amor y nuestra forma de vida es el Santo Evangelio. El trabajo, el medio de de vida para la sustentación y todas las hermanas tienen cubiertas la asistencia sanitaria. Disponemos de medios de formación religiosa y humana para ser fieles a nuestra vocación contemplativa.

Actualmente la Comunidad está compuesta de doce hermanas entre profesas, novicias y postulantes.

Joven: Si te sientes llamada, las clarisas queremos ayudarte, te abren las puertas para hacer una experiencia si la deseas. Si eres de otro país te ayudaremos a facilitarte el desplazamiento, te recibimos como una hermana que Dios nos envía porque cada hermana es considerada como DON DE DIOS=

VEN Y VERAS... En adelante podrás vivir tu vocación.


Si sientes la llamada:

Cuando se comienza a sentir en el fondo del corazón los primeros llamamientos del Amor...

"El amor apasionado por Jesucristo es una fuerte atracción para otros jóvenes, que en su bondad llama para que le sigan de cerca y para siempre". (Juan Pablo II)

El Señor elige para una vida de mayor intimidad con Él.

"Y todo aquél que haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o hacienda por mi nombre, recibirá el ciento por uno y recibirá la vida eterna". (Mt 19,29)

Hoy es posible ser feliz arriesgándolo todo por Jesús y el Evangelio, en el corazón de la Iglesia. Las religiosas contemplativas, de manera muy particular, llegan a ser Cristo mismo.


Sor María de la Antigua

La venerable Sor María de la Antigua, religiosa clarisa, nació en 1566 en Cazalla de la Sierra (Sevilla), junto a la ermita de la Virgen del Puerto, en soledad y desamparo.

Bautizada con el nombre de María, tomó el sobrenombre de Antigua en el convento de Nuestra Señora de la Antigua, de Utrera, donde sus padres trabajaban para las religiosas Dominicas.

A los 13 años de edad ingresó en el convento, hoy desaparecido, de Santa Clara, en Marchena. A lo largo de su vida religiosa se distinguió por vivir heroicamente las virtudes, particularmente la caridad y la humildad, manifestando también gran amor por la saalvación de las almas. Vivión santamente con el deseo de ser mártir. Destaca, entre sus escritos, el libro titulado "desengaños de religiosas y almas que tratan de virtud".

Recibió la inspiración de Dios de promover la fundación del Convento de la Purísima Concepción (Santa María), situado dentro del palacio de los Duques de Arcos, en la Ciudad de Marchena. Falleció el día 22 de septiembre de 1617; su cuerpo reposa en esta iglesia, acompañado por la oración y el agradecimiento de sus hermanas religiosas y de tantas personas que acuden a su intercesión.


Si sientes la llamada:

Cuando se comienza a sentir en el fondo del corazón los primeros llamamientos del Amor...

"El amor apasionado por Jesucristo es una fuerte atracción para otros jóvenes, que en su bondad llama para que le sigan de cerca y para siempre". (Juan Pablo II)

El Señor elige para una vida de mayor intimidad con Él.

"Y todo aquél que haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o hacienda por mi nombre, recibirá el ciento por uno y recibirá la vida eterna". (Mt 19,29)

Hoy es posible ser feliz arriesgándolo todo por Jesús y el Evangelio, en el corazón de la Iglesia. Las religiosas contemplativas, de manera muy particular, llegan a ser Cristo mismo.


¿Cómo vivimos las clarisas?

Nuestra comunidad, integrada por hermanas de diferentes países, vive en gozosa armonía y en el amor fraterno franciscano.

El carisma franciscano-clariano es un estilo contemplativo vivido en la simplicidad evangélica.

La vida contemplativa es de amor e intimidad con Cristo. La clausura atrae como lugar de santidad y apostolado, mediante la oracion y la entrega generosa.

Nuestra vida de oración fructifica en la Iglesia y en las almas. Es de plena disponibilidad para acoger a Dios en la fe y en la adoración eucarística.

Jesucristo nos invita a las clarisas a ser libres desde la pobreza franciscana; a tener el corazón enamorado del Señor, viviendo la castidad; y a cumplir su voluntad a través de la obediencia, compromisos que definen nuestra pertenencia total a Dios.

El estudio ocupa un lugar importante. Necesitamos formación espiritual y humana para ser fieles a la vocación, para conocer y amar más al Señor.

El trabajo es ocasión de encuentro con Dios y medio de santidad; con el obtenemos nuestro sustento. Bordamos y elaboramos dulces artesanales.

La campana llama a los actos de comunidad, invitandonos al rezo del oficio divino. La liturgia cuidada y atenta, forma parte de nuestro carisma.

Disponemos de una hospedería para ejercicios espirituales y encuentros, situada en unas dependencias del convento del siglo XVII.


¿Quién es Santa Clara?

Santa Clara fue la fundadora, con San Francisco, de la orden que ha tomado su nombre: Orden de Santa Clara.

En el año 1193, en un palacio señorial de Asís, nació una niña que sería una gran luz para toda la cristiandad. Después de una infancia feliz y piadosa, a los 18 años, fuertemente impresionada y atraída por el ideal de San Francisco, quiso seguir su vida de pobreza y abnegación, para lo cual huyó una noche de su palacio acompañada por una amiga, y se trasladó a Nuestra Señora de los Ángeles (capillita llamada de la Porciúncula), donde San Francisco y sus frailes la recibieron con antorchas encendidas para su consagración al Señor.

Clara vivió llena de un amor apasionado a Cristo. El fue siempre en adelante su vida. Con Jesús Eucaristía en sus manos virginales, salvó de la invasión de los sarracenos su propio Convento y la Ciudad de Asís que se veía amenazada por las hordas de Federico II. Fue entonces cuando oyó de labios de Jesús aquellas consoladoras palabras: "Yo seré vuestra custodia".

Una noche de Navidad, encontrándose enferma y no pudiendo asistir con sus hermanas a los Oficios Solemnes de Nochebuena, tuvo desde su celda una gran visión. Fue trasladada en espíritu a la Iglesia de San Francisco, donde los frailes celebraban la misa con toda solemnidad, participó en la celebración, oyendo los cantos y los instrumentos musicales, y hasta recibió la Sagrada Comunión. Este hecho tan prodigioso fue el motivo por el que el Papa Pío XII la declaró Patrona de la Televisión.


Convivencias en el Convento de Santa María de Marchena

Periodicamente se celebran convivencias para chicas de edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, en el Convento de la Purísima Concepción (Santa María), de Marchena, Sevilla.

En el encuentro se descubre la llamada, destinada a una misión en favor del pueblo. La respuesta de quien ha sido llamado no es mas que el comienzo de una nueva vida al servicio de Dios.

Dios, para enviar, capacita y transforma.


Hospedería Santa María, Marchena - Sevilla

La hospedería "Santa María" es un lugar de descanso y tranquilidad, de encuentro con Dios para quien lo desee; también está diseñada para recibir grupos de ejercicios, reuniones, convivencias, etc. Está situada en unas dependencias del monasterio del siglo XVII.

Las habitaciones de la hospedería son confortables y luminosas, con baño incluído, individuales o dobles. Su reciente edificación compagina al estilo original con todas las comodidades necesarias.

El Monasterio de la Purísima Concepción (Santa María), fue fundado en la ciudad de Marchena por los Duques de Arcos a Instancias de Sor María de la Antigua, el día 4 de marzo de 1624. La parte más importante de las edificaciones pertenecen al siglo XVIII. Todo el edificio es de mampostería. Al exterior se alza una sencilla espadaña de ladrillos y decoración de azulejos.

La Iglesia del monasterio fue levantada en 1751 según las trazas de Nicolás Carretero. Es de una sola nave, con cubierta de cañón, lunetos y arcos fajones. La capilla mayor se cubre con bóveda semiesférica sobre pechinas, decorada con escudos. Sobre la puerta de entrada está el escudo de los Duques de Arcos.


Hospedería Santa María, Marchena - Sevilla

La vida contemplativa es de amor e intimidad con el Verbo, y la clausura aparece con un atractivo sin igual: lugar de perfección, gracia y santidad; disponibilidad absoluta para todo lo del Padre; lugar de acogida de Cristo en la fe y en el silencio de la adoración, unicidad del amor sin interferencias indebidas de personas o de cosas.

Esta vida de oración y sacrificio fructifica en la Iglesia y en todas las almas; por tanto, la misión de las monjas contemplativas es de vital importancia para el mundo.

Las Clarisas viven la fraternidad, la pobreza y la alegría como virtudes esenciales en su carisma. Entienden que la vida en comunidad es un don de Dios para favorecer la santificación; las hermanas son un regalo donde Dios se refleja e integran una nueva familia.

Jesucristo invita a las Clarisas a ser libres desde la pobreza franciscana. En su vida diaria la oración alterna con el trabajo, que es, además de medio de santificación y de sustento, ocasión de encuentro con Dios.

La clarisa siente el llamado de Dios a la vida contemplativa, confiando en la fuerza de la oración para vivir de Él, para llenarse de esa dicha que el mundo no puede dar. "No miréis las cosas de fuera, porque las del espíritu son mejores", había escrito Santa Clara.


Si deseas información o si piensas que tienes vocación, llama a Sor Ana María Nyilu o escríbenos a la dirección del convento:




CONTACTO

Nombre del contacto: Sor Ana María

Puedes escribirles aquí:
Sor Ana María

Conoce su página web:Convento Purísima Concepción

Dirección y teléfono
Convento Purísima Concepción (Santa María)
Palacio ducal, 9
41620 MARCHENA, SEVILLA (ESPAÑA)
Teléfono y fax: 954 843983




**Para mayor información, visita nuestra Comunidad de Religiosas de Catholic.net.

**Suscríbete a nuestro boletín mensual
 

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |