Menu


Monasterios de Clausura: Indispensables "Pulmones verdes"
Dar gracias al Señor por el don de tantas personas que en los monasterios se dedican totalmente a Dios en la oración, en el silencio y en el recogimiento.


Por: Catholic.net | Fuente: Vaticano



CIUDAD DEL VATICANO, 19 NOV 2006 (VIS).-Benedicto XVI recordó en el Angelus de este domingo a las comunidades religiosas de clausura, que el 21 de noviembre celebran la jornada "pro Orantibus".

"Es una ocasión particularmente oportuna-dijo el Papa a miles de peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro- para dar gracias al Señor por el don de tantas personas que, en los monasterios (...) se dedican totalmente a Dios en la oración, en el silencio y en el recogimiento".

"Muchos se preguntan -prosiguió el Santo Padre- qué sentido y qué valor puede tener su presencia en nuestro tiempo, donde son tantas y urgentes las situaciones de pobreza y de necesidad. ¿Por qué "encerrarse" para siempre entre los muros de un monasterio y privar a los demás (...) de las propias capacidades y experiencias? ¿Qué eficacia puede tener su oración para solucionar los tantos problemas concretos que afligen a la humanidad?". "También hoy, a menudo suscitan sorpresa (...) las personas que abandonan carreras con frecuencia prometedoras, para abrazar la austera regla de un monasterio de clausura. ¿Qué les empuja a dar un paso tan decidido sino el haber comprendido, como enseña el Evangelio, que el Reino de los cielos es "un tesoro" por el que vale verdaderamente la pena abandonarlo todo?".

Estas personas, explicó el Papa, "testimonian silenciosamente que en medio de las vicisitudes diarias (...) el único apoyo que nunca vacila es Dios. (...). Y, ante la necesidad que tantos sienten de salir de la rutina cotidiana de las grandes aglomeraciones urbanas buscando espacios propicios para el silencio y la meditación, los monasterios de vida contemplativa nos ofrecen un "oasis" donde el ser humano peregrino en la tierra, puede beber en los manantiales del Espíritu y apagar su sed en medio del camino", "Estos lugares, aparentemente inútiles -concluyó-, son en cambio indispensables, como los "pulmones" verdes de una ciudad: son un bien para todos, incluso para los que (...) quizás no saben que existen"


 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!