Menu



Plan Nacional Pastoral de Comunicaciones 2005-2010
Plan Nacional Pastoral de Comunicaciones 2005-2010
El Área Pastoral de Comunicaciones, Santiago de Chile comparte su noble tarea y los objetivos que persiguen para los próximos años en materia de Nueva Evangelización a través de los medios.


Por: Área Pastoral de Comunicaciones, Santiago de Chile | Fuente: Iglesia.cl



El Plan del Área de Comunicaciones de la CECH, para servicio a las Diócesis en la labor de la Pastoral de las Comunicaciones, forma parte de la propuesta de Reactivación del Área, aprobada por la 88ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Chile (Punta de Tralca, Noviembre 2004).

1. OBJETIVO GENERAL:

Organizar y mantener en el ámbito nacional un servicio a la Pastoral de Comunicaciones que responda a las necesidades de las diócesis en el contexto de una nueva cultura.

2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

• Articular, como camino para la comunión, una Red nacional de Pastoral de Comunicaciones al servicio de las diócesis.

• Diseñar y hacer funcionar nacionalmente un Plan de Formación en materias Comunicacionales, como proceso originado en las necesidades de los agentes evangelizadores en las diócesis, y que tenga como destinatarios preferentes a esos mismos agentes evangelizadores, a los fieles (1) , al clero y a los seminaristas, así como a los responsables diocesanos de la Pastoral de Comunicaciones, y a los periodistas y comunicadores de las diócesis.

• Establecer, con el carácter de alianza, una Comisión con representantes de Facultades de Comunicaciones, instituciones de educación superior y centros de estudio católicos, y encomendarle a ella el diseño y ejecución de los planes formativos, en virtud de las decisiones del Área, y sumando los esfuerzos y recursos de dichas instituciones educativas.

• Poner en red (2) a los departamentos diocesanos de Comunicaciones e Informática, a las radioemisoras y otros servicios comunicacionales de las diócesis, congregaciones religiosas e instituciones de Iglesia, con el propósito de dialogar, enriquecer recíprocamente los servicios, aunar esfuerzos y ser instrumentos de comunión en la evangelización de la cultura.

• Sensibilizar en todos los niveles de nuestra Iglesia respecto de la crucial importancia de una Pastoral de Comunicaciones orientada hacia la comunión, y promover -respetando los propios procesos de cada comunidad- la creación y/o consolidación, según corresponda, de un organismo en cada diócesis, a cargo de un profesional conocedor de la materia, que anime y fortalezca la labor de la Pastoral de Comunicaciones. En aquellas diócesis que cuenten con sacerdotes formados en este campo, también se podría pensar en la creación de Vicarías Episcopales de Comunicaciones.

• Socializar las principales necesidades de recursos, fundamentalmente tecnológicos, que tienen los departamentos diocesanos de Comunicaciones, a fin de explorar, nacionalmente, fórmulas creativas para la obtención de dichos recursos.

• Poner la Pastoral de Comunicaciones al servicio de la pastoral orgánica, integrando su aporte específico como una contribución permanente a todas las otras áreas pastorales de la CECH.

• Implementar una red nacional de Pastoral Informática (RIIAL Chile) que aúne los esfuerzos diocesanos por aprovechar los beneficios de la tecnología informática y de Internet al servicio de la evangelización de la cultura, asumiendo en su integridad el propio espíritu que anima el ser y el actuar de la RIIAL.

• Estimular la organización, animación y acompañamiento de agrupaciones de comunicadores católicos de ámbito nacional o diocesano, procurando una “creciente relación de comunión eclesial” (3) y favoreciendo instancias permanentes de diálogo y coordinación entre ellas mismas y entre ellas y la Iglesia. También acompañar a los comunicadores católicos en su vida espiritual, sacramental y comunitaria, incentivando -por una parte- a las diócesis a atender estas necesidades, animándoles a insertarse en sus respectivas parroquias, o incluso con la dedicación de una Parroquia Personal, si fuese necesario; y ofreciendo -por otra- desde las mismas diócesis servicios de Capellanía para medios de comunicación.

• Sensibilizar sobre la apremiante necesidad de potenciar los medios de comunicación que tiene actualmente la Iglesia, particularmente las radioemisoras, asesorando a las diócesis en la gestión económica de medios propios y explorando fórmulas creativas para adquisición de nuevos medios, no necesariamente masivos (4). Entre estos, especial atención debería prestarse a las radioemisoras comunitarias o de mínima cobertura, así como a señales propias de televisión.

• Animar a las diócesis a elaborar sus propios Planes Pastorales de Comunicaciones, apoyando y acompañando las fases de Investigación y de Programación, de acuerdo a los criterios sugeridos por la Santa Sede (5).

• Promover, al servicio de la Red Nacional de Pastoral de Comunicaciones, un diálogo y una interrelación directa y cotidiana con la Oficina de Comunicaciones y Prensa de la CECH, que permita a dicha Red asumir el documento sobre Política de Comunicaciones Institucionales de la CECH, actualizado por dicha Oficina, como criterio inspirador de las comunicaciones públicas de la Iglesia.

• Facilitar herramientas a las diócesis para aprovechar y potenciar el contacto de la Iglesia con medios masivos de comunicación, aprovechando espacios existentes, y generando nuevos espacios.

• Potenciar la gestión editorial de la Conferencia Episcopal de Chile a través de la Red Nacional de Pastoral de Comunicaciones, con la finalidad de ofrecer un servicio de publicaciones moderno, que incluya una Librería Virtual, y que incorpore en sus planes y proyectos de difusión las prioridades del Área.


Notas
(1) En la formación de los fieles, interesa vivamente poder ayudarles a un discernimiento frente a los discursos y lenguajes de los medios, especialmente de la televisión, y frente a los mensajes publicitarios, como lo sugiere el Episcopado Latinoamericano en Santo Domingo (IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, Conclusiones, Nº 280).

(2) La Real Academia Española define Red como un “conjunto de elementos organizados para determinado fin”. En materia comunicacional, Redes son interacciones comunicativas que permiten la articulación para la acción social de grupos e individuos en la consecución de una meta.

(3) IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, Conclusiones, Nº 283.

(4) Una de las preocupaciones de la Santa Sede se relaciona con este punto. Señala Ætatis Novæ: “La Iglesia deberá tomar medidas a menudo para preservar y favorecer los «medios de comunicación populares» y otras formas tradicionales de expresión, reconociendo que, en determinadas sociedades, pueden ser más eficaces para la difusión del Evangelio que los medios de comunicación más modernos, porque permiten una participación personal mayor y alcanzan niveles más profundos de sensibilidad humana y de motivación” (Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, Instrucción Pastoral Ætatis Novæ, sobre las Comunicaciones Sociales, Nº 16).

(5) Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, Instrucción Pastoral Ætatis Novæ, sobre las Comunicaciones Sociales, Nº 24 y ss.
Reportar anuncio inapropiado |


Compartir en Google+
Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Reportar anuncio inapropiado |