Menu



Música, cena y palabra de Dios en un café cantante

Música, cena y palabra de Dios en un café cantante
Reseña de un café que promueve a Dios


Por: Daniela Jerez | Fuente: yoinfluyo.com



Chitos”, restaurante ubicado en la colonia Roma de la Ciudad de México, se convierte en un llamativo café cada 15 días -pero sólo los sábados- alrededor de 60 personas se dan cita en el lugar para escuchar a músicos que cantan canciones religiosas a manera de tributo a Dios. Salvador “Chavo” Guerrero es uno de los artistas que arrancan más de una sonrisa, lágrima y hasta pasos de baile a los espectadores católicos que junto con él corean canciones a Jesucristo y hasta porras al Creador.


Algunos de los espectadores visitan el lugar por primera vez gracias a las invitaciones que los mismos fieles hacen en sus parroquias mientras que otros como vienen desde que se inauguraron las “Noches de encuentro con Jesús” hace ya año y medio cuando el dueño del local Miguel Ángel Melgarejo y José Luis Rodríguez, laicos comprometidos con la obra, acondicionaron el restaurante para que se reunieran miembros católicos en este lugar acondicionado para cantar, rezar, convivir y aprender más de Dios.

Los invitados aseguran que saben del peculiar lugar gracias a las invitaciones que reciben en sus parroquias y esperan con ansias a que el reloj marque las 19:00 pues a esta hora “Chavo” Guerrero, músico que ha grabado varios discos incluso y que tiene cerca de mil composiciones, empieza su show dando la bienvenida a los presentes y sobre todo al Santísimo, quien es revestido de una ofrenda y que se encuentra ahí desde que las tertulias sabatinas iniciaron en este peculiar lugar de la colonia Roma.

“Chitos” no es un lugar común pues sus paredes son revestidas por imágenes de la Virgen de Guadalupe, del beato Juan Pablo II, del Sagrado Corazón de Jesús y diversas frases bíblicas.

La hora llega y “Chavo Guerrero” hace su aparición. En medio de experiencias y cita de escrituras, el cantante se gana el cariño de los presentes mientras que con una peculiar sonrisa entona canciones con ritmos pegajosos y letras sencillas de recordar.

Así, niños, jóvenes, adultos y familias escuchan atentamente las canciones del músico hasta contagiarse con el ritmo que los obliga a dejar el asiento haciéndolos bailar, cantar y hasta inventar nuevos pasos de baile para las letras que escuchan y que pronto aprenden hasta corearlas.

El sentimiento es tal que los presentes se abrazan, besan y conviven con personas que ni siquiera conocen pero que tienen la misma voluntad: adorar y recordar a Dios. Y es que el dueño de lugar, Miguel Ángel Melgarejo asegura que “la gente viene con hambre, con sed del señor, un lugar donde se reza y alabar al señor libremente”.

Una vez finalizada la actuación de “chavo” Guerrero, los presentes rezan para después disfrutar de una cena acompañada de agua de Jamaica mientras conviven con los demás presentes.

Melgarejo también asegura que con estas reuniones, cumplen con la misión que la iglesia les pide: “la misión que la iglesia tiene de dar el mensaje a todos los rincones de la tierra especialmente la misión de la iglesia arquidiocesana que nos pide nuestro cardenal Norberto”.

Una de las asistentes al evento asegura que a ella no le interesó que el tampo del lugar o que no fuera lujoso pues “cuando vi el Santísimo fue algo maravillosos, vi los cuadros y a mí me impactó ver esto en un restaurante. Para mí fue un buen ejemplo”.

El café cantante cada día atrae más la atención de los transeúntes y fieles católicos. Si quieres asistir recuerda que se reúnen cada 15 días en sábado en la calle Colima 389 esquina con Cozumel a cuatro calles del metro Sevilla y que tiene un costo de 50 pesos por persona que incluye la cena.

para ver video da click aquí.

@danicilla

@yoinfluyo







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!