Menu



Este es mi Hijo amado, escuchadle
Tiempo Ordinario
Marcos 9, 2-13. Tiempo Ordinario. Tomar en nosotros la luz que resplandece en el rostro de Cristo, y así reflejar su imagen.


Por: H. Joel Castañeda Ochoa | Fuente: Catholic.net



Del santo Evangelio según san Marcos 9, 2-13


Seis días después, toma Jesús consigo a Pedro, Santiago y Juan, y los lleva, a ellos solos, aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos, y sus vestidos se volvieron resplandecientes, muy blancos, tanto que ningún batanero en la tierra sería capaz de blanquearlos de ese modo. Se les aparecieron Elías y Moisés, y conversaban con Jesús. Toma la palabra Pedro y dice a Jesús: «Rabbí, bueno es estarnos aquí. Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías»; - pues no sabía qué responder ya que estaban atemorizados -. Entonces se formó una nube que les cubrió con su sombra, y vino una voz desde la nube: «Este es mi Hijo amado, escuchadle». Y de pronto, mirando en derredor, ya no vieron a nadie más que a Jesús solo con ellos. Y cuando bajaban del monte les ordenó que a nadie contasen lo que habían visto hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos. Ellos observaron esta recomendación, discutiendo entre sí qué era eso de «resucitar de entre los muertos». Y le preguntaban: «¿Por qué dicen los escribas que Elías debe venir primero?» El les contestó: «Elías vendrá primero y restablecerá todo; mas, como está escrito del Hijo del hombre que sufrirá mucho y que será despreciado. Pues bien, yo os digo: Elías ha venido ya y han hecho con él cuanto han querido, según estaba escrito de él».

Oración introductoria

Padre Omnipotente, ayúdame a escuchar tu voz con humildad. Dame la gracia de permanecer junto a tu Hijo y descubrirle en todos los instantes de mi vida. Te ofrezco esta oración por quienes no te conocen para que puedan escuchar tu voz y sigan a tu Hijo amado. Te pido de manera especial por quienes persiguen a la Iglesia para que encuentren la verdad de tu Hijo Jesucristo y lleguen a la conversión.
Petición
¡Que descubra a tu Hijo predilecto y lo escuche para convencerme de que Él es la única razón y sentido de mi vida!

Meditación del Papa

Según los sentidos, la luz del sol es la más intensa que se conoce en la naturaleza, pero, según el espíritu, los discípulos vieron, por un breve tiempo, un esplendor aún más intenso, el de la gloria divina de Jesús, que ilumina toda la historia de la salvación. San Máximo el Confesor afirma que "los vestidos que se habían vuelto blancos llevaban el símbolo de las palabras de la Sagrada Escritura, que se volvían claras, transparentes y luminosas" [...] La Transfiguración no es un cambio de Jesús, sino que es la revelación de su divinidad, "la íntima compenetración de su ser con Dios, que se convierte en luz pura. En su ser uno con el Padre, Jesús mismo es Luz de Luz". Pedro, Santiago y Juan, contemplando la divinidad del Señor, se preparan para afrontar el escándalo de la cruz, como se canta en un antiguo himno: "En el monte te transfiguraste y tus discípulos, en la medida de su capacidad, contemplaron tu gloria, para que, viéndote crucificado, comprendieran que tu pasión era voluntaria y anunciaran al mundo que tú eres verdaderamente el esplendor del Padre". Queridos amigos, participemos también nosotros de esta visión y de este don sobrenatural, dando espacio a la oración y a la escucha de la Palabra de Dios» (Benedicto XVI, 20 de marzo de 2011).

Reflexión apostólica

Cristo toma a los apóstoles para llevarlos al monte a orar. En ese momento se aparecen Moisés y Elías y comienzan a hablar con Jesús. El Señor se transfigura y manifiesta su grandeza a los discípulos. Pedro se siente admirado ante la divinidad del Maestro. El pescador de Galilea quiere hacer tres tiendas: una para Jesús, otra para Moisés y otra para Elías. De esta forma los tres discípulos contemplan la transfiguración y se olvidan de sí mismos. En ese instante se escucha la voz del Padre que dice "Este es mi Hijo amado ¡escuchadle!"
Los discípulos se convencen de que están con el Mesías, pero quieren confirmarlo. Preguntan a Cristo sobre la venida de Elías. El Señor les aclara que Juan el Bautista era Elías. Jesús no deja pasar la ocasión para hablarles de la cruz, pues, así como los apóstoles subieron al Tabor con el Maestro, reciben también la invitación de subir al Calvario. En nuestra vida tenemos muchos momentos para contemplar al Cristo del Tabor y también momentos de Calvario. Es necesario recordar que no hay gloria sin cruz.

La transfiguración es un ejemplo de la paz y la alegría que experimentamos cuando vivimos de cara a la verdad en nuestra vida. Jesús, después orar, habla a los apóstoles sobre la cruz sin angustias y con tranquilidad. También nosotros estamos llamados a transmitir con serenidad del alma toda la verdad sobre nuestras vidas, sin temores ni angustias, sino sólo la confianza en Dios nuestro Padre, sabiendo que siempre estará dispuesto a guiarnos y confortarnos en nuestras luchas diarias.

Propósito

Durante el día de hoy estaré atento para cumplir correctamente mis deberes y sentirme de esta forma también hijo de Dios porque a Él le complace que yo cumpla su voluntad.

Diálogo con Cristo

Jesús, me alegra tanto saber que siempre estás dispuesto a cumplir la voluntad de tu Padre. Te pido la fuerza necesaria para mantenerme fiel al plan de tu Padre en los momentos de mayor dificultad, en especial cuando tengo que testimoniar la verdad ante los demás, al igual que tú no tuviste miedo de hablar con la verdad a tus íntimos.


"Pidamos a Dios, por intercesión de María, Maestra de fe y de contemplación, la gracia de acoger en nosotros la luz que resplandece en el rostro de Cristo, de modo que reflejemos su imagen sobre cuantos se acerquen a nosotros." (Juan Pablo II, Alocución en la fiesta de la Transfiguración, 6 de agosto de 2000)

 

 

 

 

 

 

 

 

Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
P. Pedro Mendoza Pantoja
Sanación y liberación
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz Sánchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |