Menu



Tiempo Ordinario

Acción de gracias al Padre
Mateo 11, 25-27. Tiempo Ordinario. Ser sencillo y humilde, asi Dios te llenará de gracias.


Por: P. Clemente González | Fuente: Catholic.net



Del santo Evangelio según san Mateo 11, 25-27

Por aquel tiempo tomó Jesús la palabra y dijo: -Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a los sabios y discretos y las revelaste a los pequeñuelos. Sí, Padre, porque así te plugo. Todo me ha sido entregado por mi Padre y nadie conoce al Hijo sino el Padre y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo quisiere revelárselo.


Reflexión:


Dios Padre también tiene sus preferidos. La Historia Sagrada es un sucederse de hombres y mujeres escogidos por Dios para comunicar a los hombres el mensaje de la salvación. Todos estos héroes de la Biblia son -digamos- sus preferidos. Pero no es que Dios Padre, que es todo amor, se done a unos y desprecie a otros. No. Él ama a lo divino, sin distinciones. Somos nosotros quienes le hacemos la división, según la apertura o la cerrazón de nuestro corazón a su amor.

Jesús da gracias a su Padre por las personas sencillas y humildes. Son estas personas, llamadas pequeñuelos, las que escuchan su Palabra, las que comparten su amistad, las que creen en su Persona y se fían de Él. Hoy, en los inicios del siglo XXI, estos pequeñuelos siguen alegrando a Cristo: son las personas buenas que, desafiando las corrientes de incredulidad y de progreso orgullosamente humano, se persignan con fe ante un crucifijo, se arrodillan ante la Eucaristía y siempre tienen en sus labios expresiones heredadas de un cristianismo puro y fuerte: Si Dios lo quiere, Dios mediante, Bendito sea Dios, Ve con Dios, etc.

El hecho es que estas personas, tantas de ellas sin estudios, saben más de Dios que muchos otros llamados sabios. Vale la pena ser pequeñuelo porque conocer a Dios y poseerle en el corazón es comenzar a vivir ya el cielo en la tierra.






 

Artículo patrocinado.

Gracias a nuestros bienhechores y su generosa ayuda, hacemos posible la publicación de este artículo.

¡Dona Aquí!






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!