Menu


2- EVANGELIZAR LA CULTURA.
2- EVANGELIZAR LA CULTURA.

Importancia de las Actividades al aire Libre para influir en la Cultura.


Por: Hugo Rio | Fuente: Catholic.net





El tema de la Cultura, especialmente su “Evangelización”, es un tema tan viejo como el cristianismo, pero que ha alcanzado una gran relevancia desde la década del 60 en adelante.

Considero conveniente asentarnos en las sólidas bases de nuestra Santa Madre la Iglesia Católica, para luego ponernos a trabajar sobre las actividades al aire libre como el instrumento para sumarnos a esta tarea.

El mandato de intervenir en la creación, unde sus raíces en el inicio del mundo, desde el mismo momento de la aparición del hombre sobre la tierra. El mandato directo de Dios (cuando todavía hablaba directamente con el hombre en el jardín) fue:

“… "Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todos los vivientes que se mueven sobre la tierra". 29 Y continuó diciendo: "Yo les doy todas las plantas que producen semilla sobre la tierra, y todos los árboles que dan frutos con semilla: ellos les servirán de alimento. 30 Y a todas la fieras de la tierra, a todos los pájaros del cielo y a todos los vivientes que se arrastran por el suelo, les doy como alimento el pasto verde". Y así sucedió. 31 Dios miró todo lo que había hecho, y vio que era muy bueno. Así hubo una tarde y una mañana: este fue el sexto día”. (1)

Cuando nos referimos a cultura en la introducción, hablamos de “la forma”, precisándola un poco más como “Causa Formal”. Siguiendo a Aristóteles y a Santo Tomás de Aquino, ellos hablan de “Causa Material”, que es sobre aquello sobre lo que actúa la forma.

De manera tal que puede haber materias iguales con distintas “forma” lo cual hace que “sean” una cosa distinta de otra. Por ejemplo una silla no es una puerta, auque las dos estén hechas con madera de roble. El propósito de nuestro trabajo, es tener en cuenta y reflexionar que una misma “materia”, el universo, puede tener distintas “formas”.

En este caso lo que nos ocupa la materia es “la creación”; “el mundo”. Si queda clara esta idea, descubriremos el núcleo de lo que debe ser una “Cultura Cristiana”.

Tratando de simplificar conceptos, esta expresión responde a la creación sobre la que actúa el hombre iluminado por la vocación cristiana. La doctrina Social de la Iglesia expresa este concepto de la siguiente manera:
Por ello « se aliena el hombre que rechaza trascenderse a sí mismo y vivir la experiencia de la autodonación y de la formación de una auténtica comunidad humana, orientada a su destino último que es Dios. Está alienada una sociedad que, en sus formas de organización social, de producción y consumo, hace más difícil la realización de esta donación y la formación de esa solidaridad interhumana ». (2)
En este punto Romano GUARDINI, nos ayuda a vislumbrar con su profundidad, en que consiste el actuar de un “hombre cristiano”.

“Someterse, en efecto, a una ley general cierta –bien natural, mental o moral-- no es difícil para el hombre, el cual siente que al hacerlo así continúa siendo él mismo, e incluso que el reconocimiento de una ley semejante puede convertirse en una acción personal. A la pretensión, en cambio, de reconocer a “otra” persona como ley suprema de toda la esfera religiosa y, por tanto, de la propia existencia, el hombre reacciona en sentido violentamente negativo.(3)

Es decir el cristiano actuando, está en perfecta sintonía con Cristo que lo reconstruyó. Demos un paso más, el cristiano está llamado a ser el “mismo Cristo”, que actúa por medio de notros en el “mundo”.

Por lo tanto refiriéndonos en esta oportunidad al concepto guardiniano de mundo, (que apuntamos oportunamente) es decir, si logramos actuar en la realidad sobre la que podemos influir directamente, como lo haría el mismo Cristo, podemos decir que estamos “Evangelizando la cultura”.

Juan Pablo II se refirió a la evangelización de la cultura, maravillosamente en este brillante párrafo:
“…la promoción de la moralidad privada y pública; el sostener y elevar el nivel ético y espiritual de las personas y comunidades, a través de un testimonio personal e institucional inequívoco, favoreciendo una educación integral en la responsabilidad, el servicio y la capacitación, hacia una cultura de la vida, la solidaridad y el amor”. (4)

Queridos amigos actualmente su Santidad Benedicto XVI, nos está invitando a una maravillosa aventura. Oportunamente a los obispos de Guatemala les expresó:

"La evangelización de las culturas -concluyó- es una tarea prioritaria para que la Palabra de Dios se haga accesible a todos y, acogida en la mente y en el corazón, sea luz que las ilumine y agua que las purifique con el mensaje del Evangelio que trae la salvación para todo el género humano". (5)

Para consultar la fuente que ha proporcionado el contenido de este artículo:
Aire Libre & Cultura


  • Sugerencias, comentarios, propuestas, envíalas a Lic. Hugo Rio, Director de Actividades al Aire libre y educación.


  • Comparte tu opinión sobre el tema con otros educadores
    Foros Para Educadores Católicos

    Consulta a un experto
    Consultorio para Educadores Católicos


    Apoya Con Un Donativo Para La Formación de Los Educadores Católicos





    Compartir en Google+




    Reportar anuncio inapropiado |