Menu


¿Qué relación existe entre San Pablo y el deporte?
¿Qué relación existe entre San Pablo y el deporte?

El bagaje cultural griego del apóstol San Pablo, mas exactamente, el ralacionado con la práctica deportiva de los griegos antiguos, se ve rflejada en los distintos textos en donde emplea una serie de metáforas deportivas, valiosas para nuestra reflexión s






En la semblanza de San Pablo, hecha por Teodorico Baillarin(1), se informa que el nacimiento de Saulo (2) probablemente ocurrió entre el año 5 al 10 d.C, en un importante centro de comercio y cultura como lo fue la ciudad de Tarso de Cilicia (Cfr Hech 21, 30; 22, 3). Por pertenecer a la tribu del primer rey de Israel (Saúl), este niño debió haber recibido una educación tradicional a la manera de los hebreos de la diáspora; y además, una educación helénica, de donde aprendió el griego para uso cotidiano y la lectura de la Torá, en la sinagoga.
Sus biógrafos, no descartan la posibilidad de su vinculación a alguna escuela griega, y conforme a las actividades realizadas en ellas tampoco se puede excluir que Saulo aprendiera algunos de los ejercicios gimnásticos o atléticos. De esta manera pudo familiarizarse con el espíritu y lenguaje agonístico empleado mas tarde en sus escritos, específicamente en Rom 9,16; 2 Cor 4,7 s.; Gal 2,2; 5,7; Filp 2,16; 3,12 s.; 1 Tim 4,7 s.; 2 Tim 4,7 s.; Heb; 12,1s; y especialmente en 1 Cor 9, 24 – 27.

Por otro lado, Saulo de Tarso, en cuanto formado en la recta observancia de la Ley, debió haberse relacionado con las enseñanzas rabínicas relativas a las referencias de 1 Mac 1, 10 – 14; 2 Mac 4, 13, 14, y el consecuente desprecio por los hábitos de juego helenistas y sus competencias instituidas por los Seleucidas; por ejemplo, el rey Antíoco Epifánes en el año 176 AC construyó un gimnasio en Jerusalén ( 1 Mac 1, 14; 2 Mac 4, 9.12) despertando la atracción y admiración de cierta porción de sus habitantes, motivo por el cual los judaizantes consideraban deshonrosas estas costumbres.

Además, en Tarso, Saulo debió haber visto y escuchado durante su infancia, las formas como los griegos hacían sus ejercicios, y posteriormente, ya en su vida adulta pudo haber tenido cierto contacto con los juegos celebrados en Cesarea donde había un teatro, un anfiteatro y un estadio, también en Éfeso, y probablemente en Corintio, donde se celebraban los Juegos Ístmicos.
Aún no se tiene seguridad si el apóstol Pablo asistió como espectador directo de los Juegos Ístmicos, celebrados en Corintios en la primavera del año 51, sin embargo, si se sigue la referencia de Diessmann(3) se tiene casi seguro su estadía en esta ciudad durante los primeros meses del año 50 o 51, cuando compareció ante Galión, el Procónsul de Acaya (cfr Hech 18, 1 – 18). Considerando las pocas evidencias que se tienen para dar por hecho que Pablo asistió como espectador directo de los juegos Ístmicos, es propio atenernos mas bien, a ciertos factores que sugieren la posibilidad del contacto de Paulo con el ambiente atlético de la cultura helénica.

Peter David Chioflalo(4) sostiene cuatro razones para mostrar que Pablo tuvo una relación directa con el ambiente atlético, estas son: Por su oficio, por su afán apostólico de ser escuchado, por su afán de conocer las costumbres, y por el uso del lenguaje atlético.

El oficio de Paulo: Debido a su trabajo como manufacturero de tiendas, este artesano pudo haber tenido suficientes razones de tipo comercial para estar presente en un momento propicio de ofrecer en venta sus carpas a los visitantes provenientes de otros lugares con el fin de asistir al festival agonístico y sin disponibilidades para albergarse en alguna hospedería en Corintio, durante los cinco días de fiestas competitivas. Preciso allí se conoció con sus colegas Aquilas y Priscila, con quienes, según se lee en Hech 18, 2-3 “se quedó a vivir y a trabajar con ellos”.

Oportunidad de ser escuchado: La segunda razón dada por Chiofalo para contar con la posibilidad de la asistencia de San Pablo a los juegos Ístmicos, es la oportunidad vista por el Apóstol para conseguir ser escuchado por una gran multitud. Este autor, citando la descripción realizada por Dio Chrysostom sobre los juegos Ístmicos; estando ya en Corintio durante los días de estas competencias, tomó parte de las actividades no competitivas realizadas en el área externa del templo, y pudo recoger a una multitud de oyentes, similar a la que rodearon a Diogenes y otros oradores que acudían a las fiestas atléticas para dar a conocer sus pensamientos.

Conocer las costumbres: El tercer factor conducente a suponer la asistencia de Pablo a los Juegos Ístmicos, se relaciona con su costumbre de conocer el ambiente cultural en donde se encontraba, para luego presentar el Evangelio (Cfr Hech 17, 22- 34 ).

Uso de metáforas atléticas: El cuarto factor que da por supuesto la vinculación directa de Paulo con los juegos Ístmicos, es el uso recurrente y consistente en sus escritos, de metáforas atléticas que sugieren en el apóstol de los gentiles, lo siguiente:

1. Conocimiento del agonismo helénico: En primer lugar, se puede apreciar como Paulo posee un conocimiento de la intensa disciplina en el entrenamiento de un atleta (1 Cor 9, 24 – 27; 1 Tim 4, 7 – 8; 2 Tim 2, 5).

2. Conocimiento del objetivo del entrenamiento: En segundo lugar, sus escritos revelan un conocimiento sobre el objetivo del atleta, el cual juega un papel importante en el proceso de entrenamiento (1 Cor 9, 24 – 27; Filp 3, 12 – 14; 2 Tim 2, 5).

3. Conocimiento de las reglas y el material de las coronas. Y en tercer lugar, Paulo manifiesta un gran conocimiento por las reglas del juego (2 Tim 2, 5) y la forma como se elaboraban las coronas (1 Cor 9, 25).

CONCLUSIÓN.
En el corpus paulino se encuentran varios textos en el que el apóstol de los gentiles emplea unas metáforas que dan cuenta del conocimiento y el contacto cultural que pudo haber tenido con la practica deportiva de los griegos de la época, dichos textos representan una valiosa fuente bíblica para realizar un discernimiento cristiano sobre la práctica deportiva contemporánea, este es unos de los objetivo de la sección “San Pablo y el deporte” y sobre el cual nos vamos a dedicar durante este año Paulino. esperamos tu cooperación.
---------
Envía tu comentario, o un artículo sobre San Pablo y el deporte al Prof. Tomás Bolaño: tomas.bolano@hotmail.com





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |