Menu

María Montessori
María Montessori

Constante investigadora, buscó una reforma educativa creando el sistema educativo "Montessori"


Fuente: mujernueva



Maria Montessori suele pasar desapercibida por muchos de sus coterráneos, aún cuando estuvo por muchos años en los billetes de 1.000 liras. Una mujer pionera no sólo en su país, sino en todo el mundo, la Dra. Montessori se destacó por su estudio del aprendizaje de los niños. Por sus aportes al mundo de la educación y de la valoración del niño, fue nombrada tres veces para el Premio Nobel de la Paz (1949, 1950 y 1951).

Nació en Chiaravalle, Italia, el 31 de agosto de 1870 y se recibió en medicina en 1896, volviéndose la primera mujer médico de Italia. Poco tiempo después, fue elegida para representar a Italia en dos conferencias: una en Berlín (1896) y otra en Londres (1900), ambas abordando el tema de la mujer.

Empieza a ejercer su profesión en una clínica psiquiátrica, interesándose por el tratamiento infantil. Constante investigadora, dicta varias conferencias sobre los métodos educativos para niños con deficiencias mentales. En su práctica médica, sus observaciones clínicas la condujeron a analizar cómo los niños aprenden, y concluye que lo hacen a partir de lo que existe en el ambiente.

En 1907 tiene la oportunidad de estudiar niños “normales” cuando abre su primera "Casa de Bambini", en San Lorenzo, barrio pobre de Roma. Con los cerca de cincuenta niños de esta casa-hogar se pone en práctica el método educativo Montessori. Este método está basado en observaciones científicas hechas por la misma Montessori relacionadas con la capacidad que tienen los niños para absorber (casi sin esfuerzo) conocimientos de sus alrededores, así como el interés que éstos tienen por materiales manipulables. Cada material de equipo, cada ejercicio, cada método Montessori desarrollado, se basó en lo que ella observó que los niños hacían "naturalmente", es decir, por sí mismos, sin ayuda de los adultos.

A los niños se les enseña. Esta verdad simple pero profunda inspiró a Montessori a buscar la reforma educativa (metodología, psicología, enseñanza, y entrenamiento del profesor), basando todo en su esmero en fomentar que es uno mismo quien construye el aprendizaje.

En 1909 dicta el primer curso de formación profesional, con alumnos de todo el mundo. En 1911 deja la consulta médica y se dedica al trabajo pedagógico. En 1913 viaja por primera vez a Estados Unidos, donde da conferencias sobre su trabajo con los niños. Ese mismo año Alexander Graham Bell y su esposa Mabel inauguran la Asociación Educativa Montessori en su hogar de Washington, DC. En 1915, atrapa la atención del mundo con su trabajo del aula llamado "la casa de cristal" en el Panama-Pacific International Exhibition (San Francisco) En esta segunda visita a los Estados Unidos, también condujo cursos de aprendizajes para profesores y dirigió las Convenciones Anuales de la Asociación Nacional Educativa "Kindergarden Union". En 1917 el gobierno español la invita a inaugurar un instituto de investigación. En 1919, comienza una serie de cursos de aprendizajes con los profesores en Londres.

En 1922 fue nombrada inspectora de escuelas en Italia, pero durante la Segunda Guerra Mundial es exiliada por su posición anti-fascista y vive en España, Holanda e India, dónde sigue enseñando su método a profesores.

En 1951 se retira de su vida como conferenciante. Luego de 14 años de exilio, regresó a Italia para reorganizar las escuelas e ingresar como docente a la Universidad de Roma. Montessori había comenzado su tarea en una de las comunidades más pobres de Roma; su propósito era mejorar la sociedad, partiendo del estrato más bajo del pueblo.

Con el método Montessoriano los niños aprenden a leer, escribir, contar y sumar antes de completar los 6 años de edad. Su sistema, junto con el material pedagógico, tiene un gran valor y cualidades didácticas, pero la eficacia de este material radica en el principio construido con base en el estudio y la comprensión de la actividad intelectual y el desenvolvimiento moral del infante.

María Montessori falleció en 1952, en Noordwijk, Holanda, tras aportar al mundo de la pedagogía un nuevo método y el material didáctico que hoy es de gran ayuda en el período de formación preescolar





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |