Menu



Si se sabe conciliar, mejora el rendimiento empresarial: resultados , no permanencia.

Si se sabe conciliar, mejora el rendimiento empresarial: resultados , no permanencia.
Marosa Montañés Duato colaboradora de Mujernueva.org habla sobre la conciliación trabajo y familia


Por: Marosa Montañés Duato | Fuente: Mujer Nueva



Conciliar “trabajo y familia” permite incorporar una igualdad real en el entorno social y conciliar a nivel personal “trabajo y vida privada”, proporciona bienestar, aumento de la autoestima y una clara mejora en la motivación.

Y cuando es así, sus ventajas se multiplican; sólo unas pinceladas de esta diversidad de beneficios en alza: desciende el nivel de absentismo y de rotación cuando se instaura la organización flexible porque crece el nivel de fidelización empresarial; cuando a través de la igualdad, se incrementa la vinculación de los trabajadores a la empresa , mejora la productividad, la calidad del servicio y la satisfacción de los clientes: a esto se le llama gestión eficiente e índices de negocio al máximo porque la persona se siente a gusto y su mente no se evade de la realidad; en las mujeres, su rendimiento al 100% depende de muchos factores conciliadores y de las posibilidades de promoción y formación que se le planteen; o una erradicación de la conflictividad laboral,- motivado por el estrés-, por el buen clima laboral y de compromiso con la filosofía empresarial más un efecto positivo en la salud física y mental.

Pero si además, analizamos la reputación corporativa de la empresa, es decir, su repercusión externa y nivel de prestigio complemente dependiente de su realidad interna, nos encontramos con un desarrollo de una buena imagen corporativa: a las empresas les interesa incorporar la igualdad en la gestión y medidas conciliatorias por encima de otras prioridades, y para ello, un cambio en la mentalidad y en sus planteamientos laborales. Así se diferenciarán de sus competidoras y sus consumidores valoraran mejor su responsabilidad social y sus valores éticos.

Triunfará en el mercado laboral aquella empresa que arriesgue, vaya más allá de lo establecido en las leyes sobre la igualdad, insuficientes en sus contenidos, y encuentre alternativas creativas y positivas. A todos estos trazos hay que añadir el más clave: crear una cultura empresarial avanzada que apueste por los valores que merecen la pena como los familiares, la maternidad, la educación de los hijos, el trabajo considerado como un servicio y en equipo, la comunicación entre las personas para dialogar sobre las soluciones a los problemas que se planteen; o lo que es lo mismo, lo importante son los resultados, no la permanencia en el puesto de trabajo.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |