Menu


Viernes santo
Viernes santo

Una persona va morir por ti


Por: Guillermo Urbizu | Fuente: guillermourbizu.com



Viernes santo. Una persona va morir por ti. Hoy. Un amigo con el que hablas de poesía con frecuencia. Y de los colores, y de la noche, y de tu familia... Está decidido. Debe morir para que tú vivas. En Él resucitarán todas las palabras, y comprenderás la raíz del silencio y la intimidad de los versos más oscuros.

El hombre que tú conoces será ya distinto. Desde la altura de la Cruz Su mirada renovará esta ceguera que no te deja leer el amor más puro. Y por fin se hará la luz en tu vida. ¡Dios! Sí, Dios, en el Gólgota de tus miserias. Clavado, todo herida.

El Cristo de la misericordia. Eternidad descoyuntada. Alfabeto de espinas. Fusilado a salivazos. Diccionario de dolores. Única esperanza de las almas. Tu amigo. Desnudo, sin nada. Tuyo. Un guiñapo de sangre. El cielo se encoge de pena. Solloza la tierra. Y las mujeres tiemblan. Jesús de Nazareth, el Maestro de las bienaventuranzas y de los milagros, y el hijo de María. Dios hecho venas, y nervios y músculos y huesos. Se entrega en infinitos espasmos de agonía. Dios roto, sumo holocausto. Dios torturado a lo largo de la historia con los métodos más refinados. Muere.

Viernes santo. Ahí lo tienes. Ecce Homo! El Cristo que perdona tus pecados y resucita una y mil veces tu alegría.
 

sss




Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!