Menu



Una fe que cree, una razón que piensa

Una fe que cree, una razón que piensa
La razón, por el hecho de ser un don de Dios al hombre, no puede contradecir jamás a la fe, pues el Creador no puede ir en contra de aquello que ha creado. Querer separar la razón de la fe, sería destruir la esencia misma del hombre.


Por: José Alejandro Murillo, L.C. | Fuente: GAMA Análisis y Actualidad






PÁGINA INFORMATIVA SEMANAL SOBRE LAS ACTIVIDADES Y LOS MENSAJES DEL PAPA

Dossier especial exclusivo para los suscriptores de Antorcha sobre Benedicto XVI



El viaje del Santo Padre al continente de la esperanza ha quedado profundamente marcado por las huellas de la paz y del diálogo fraterno.

Buscar la paz a través del diálogo, fomentar el encuentro de la fe con la razón, han sido las columnas fuertes que han ido manteniendo en pie su pontificado.

En el encuentro que mantuvo el pasado 19 de marzo de 2009 con algunos representantes de la comunidad musulmana de Camerún, su Santidad recalcaba que “una tarea particularmente urgente de la religión es la de manifestar el gran potencial de la razón humana, que es en sí misma un don de Dios, y se eleva mediante la revelación y la fe”.

La razón, por el hecho de ser un don de Dios al hombre, no puede contradecir jamás a la fe, pues el Creador no puede ir en contra de aquello que ha creado. Querer separar la razón de la fe, sería destruir la esencia misma del hombre. El ser humano es una unidad, un alma que cree y un cuerpo que busca las razones de sus creencias. Ciertamente buena parte de la sociedad se resiste a creer en aquello que supera la esfera de la razón, lo que no se puede comprobar empíricamente.

Una fe aislada no puede ser el único soporte de una religión, de igual modo que una razón encerrada en sí misma no puede soportar a la fe. La inteligencia es una vía que, bien usada, conduce a la trascendencia. En el camino hacia el encuentro del hombre con Dios, la razón no puede ocupar “el puesto”, sino “un puesto” que se complementa con la fe.

El Papa recordó que “la fe en Dios, lejos de perjudicar nuestra capacidad de comprendernos a nosotros mismos y al mundo, la dilata; lejos de ponernos contra el mundo, nos compromete con él”.

La comprensión del sentido de la propia existencia es aquello que hace al hombre más libre, más humano. Gracias a la fe, el hombre puede reenviar más allá todos sus conocimientos adquiridos del contacto con el mundo, pues finalizan en el mismo misterio de Dios.

Esta es la senda natural que sigue toda razón, cada ser humano: de lo exterior hacia el interior; del interior a la trascendencia. Dios ha creado el universo con una recta razón, con un orden magnífico que “permite al hombre descubrir que lo “razonable” va mucho más allá de lo que pueda calcular la matemática, de lo que pueda deducir la lógica y de lo que puedan demostrar los experimentos”, expresaba el Papa.

Esta nueva visión del mundo, penetrada por la Razón divina, es un reclamo que Dios hace al mundo para buscar siempre lo que es recto y bueno para los demás.

Los hombres piden a gritos el don de la paz. Para encontrarla es necesario buscar los medios lógicos, razonables que conduzcan a ella. En este sentido su Santidad subrayaba que “una religión genuina rechaza todas las formas de violencia y totalitarismo; no sólo por principios de fe, sino también en virtud de la recta razón”. Dios, que ha hecho las cosas con un orden, pide al hombre la búsqueda de los medios ordenados que favorezcan la paz. La guerra de ninguna manera podrá ser un camino que conduzca a la amistad de los pueblos porque carga dentro de su vientre el germen del desorden.

El Santo Padre, portador de paz y sembrador de esperanza, se ha convertido en maestro y guía de nuestra amada Iglesia africana.

Si deseas comunicarte con el autor de este artículo escribe a equipogama@arcol.org

Regala una suscripción a Antorcha para que más personas estén al tanto de las actividades del Papa; hazlo entrando en http://es.catholic.net/antorcha/.


Suscríbete aquí para recibir este servicio por e-mail


Acceso a las mejores fotografías del Papa

Acceso a los mensajes y discursos del Papa:

- Vaticano
- L`Osservatore Romano
- Agencia de Noticias Zenit







Compartir en Google+
También te puede interesar





Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!