Menu



Dios es necesario porque es real
Dios es necesario porque es real
El ateísmo no se explica sin Él, necesita de la existencia de esta premisa porqué sin ella carece de cuerpo por sí mismo


Por: Josep Miró i Ardèvol | Fuente: ForumLibertas



Un estudio de especialistas de la Universidad de Oxford, ‘The Cognition, Religion and Theology Project’, basado en 40 estudios independientes en un total de 20 países, establece que el común denominador de los seres humanos es creer en Dios, o en dioses, es decir en un ser sobrenatural, y también en la vida después de la muerte. Lo que están diciendo con este trabajo es que existe una tendencia natural en términos literales. Esta afirmación vendría a confirmar, a través de un estudio de personas no especialmente predispuestas a favor del hecho religioso, que existe una ley natural que permite al hombre este reconocimiento de la realidad divina y de la existencia después de la muerte. Es algo que viene diciendo la Iglesia de siempre, le llame ‘tendencia natural’ o ‘ley natural’ el hecho es idéntico, hay algo en el corazón del hombre, en su mente, que exige el reconocimiento de la divinidad. Éste sería un primer dato para reflexionar: el hombre autoreferenciado es una excepción, una anomalía, porque el ser humano tiende a explicarse a sí mismo y sus relaciones con los demás a través de Dios.



Hay más elementos de reflexión en este trabajo. Apuntemos otro: el mismo afirma que tanto la teología como el ateísmo son respuestas razonadas a un impulso básico en la mente humana. Es interesante esta equiparación entre uno y otro ámbito porque nos viene a decir una cosa, que ambas cuestiones, el conocimiento de Dios y su rechazo, comparten un punto común: el de hablar de Dios. El ateísmo no se explica sin Él, necesita de la existencia de esta premisa porqué sin ella carece de cuerpo por sí mismo.

En este sentido vale la pena recordar un hecho nada menor, el materialismo histórico y el materialismo dialéctico, que han sido las bases para la no creencia en Dios, han ido cediendo hasta llegar a nuestro tiempo a un predominio del ateísmo que aúna un debilitamiento de este otro enfoque, el materialista. El materialismo parte de una afirmación: todo es materia. No necesita establecer la premisa de la existencia de Dios, más bien viene a decir, como derivada, que su existencia no es necesaria. Esto, subrayémoslo, no es lo que hace el ateo, quien parte de una negación: Dios no existe. Y no se basa en un cuerpo de naturaleza filosófica, en un planteamiento completo, sino que para justificarse recoge de manera fragmentada, de aquí y de allá, aquellas cuestiones en el campo científico que, sin relación una con otra, tienen la única ventaja de que le permiten enlazar argumentos que parezcan que pueden establecer que Dios no existe.



Una tercera reflexión estaría en la línea de una de las conclusiones del estudio, en la que se afirma que “los vínculos sociales que propician las religiones favorecen que los individuos cooperen como sociedades”, en el sentido de que las creencias de las prácticas religiosas persisten porque son positivas dado que favorecen la cooperación de las personas en las sociedades. Si esto es así debería haber una actitud generalizada a favor de la religión, con independencia de las creencias de cada uno. Cuando defendemos que la gente haga deporte, el que sea, aunque no sea el nuestro, o aunque nosotros no lo practiquemos, porque resulta que es saludable, estamos actuando de una manera lógica. Cuando sabemos que la religión es un factor positivo, favorecer su desarrollo, aunque nosotros no lo practiquemos o estemos adscritos sólo a una determinada creencia, sería asimismo el comportamiento racional que sería deseable en personas que se autocalifican a sí mismos, como primera característica, de muy racionales.

Josep Miró i Ardèvol, presidente de E-Cristians y miembro del Consejo Pontificio para los Laicos


Sígueme en Twitter: @jmiroardevol
Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Dr. Carlos Álvarez Cozzi
Derecho Internacional Privado y Derecho Privado. Cuestiones de bioética en las diferentes legislaciones (bioderecho). Aplicación del Derecho desde la óptica de la doctrina social cristiana
Jorge Scala
Defensa de los derechos humanos
Fred Battle Río
Derecho Ambiental y Administrativo
María Lourdes Villa Vargas.
Especialista en Derecho Público
Nicolás Lafferriere
Servicio a la vida. Bioética y bioderecho.
Dr. Jorge Luis Vitale
Aplicación del Derecho Canónico en la legislación de un país
José Pavlov Valdivia Reynoso
Derecho Civil Corporativo, Canónico y Derechos Humanos
José Luis García Castrillón
Derecho canónico y Derecho procesal
Lic. Guillermo Gazanini Espinoza
Derechos humanos. Libertad Religiosa
Camilo Cortés Bosques
Derecho Eclesiástico, Derecho Laboral, Derecho Patrimonial Canónico y Seguridad Social
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |