Menu

Excavaciones en San Pablo Extramuros
Roma, Italia

Las cuatro basílicas patriarcales de Roma se llamarán basílicas «papales». 11 diciembre 2006


Por: VIS | Fuente: www.vatican.va



Esta mañana, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, ha tenido lugar la conferencia de presentación de los trabajos que han sacado a la luz el sarcófago de San Pablo, en la basílica romana de San Pablo Extramuros.

Han participado en el acto el cardenal Andrea Cordero Lanza de Montezemolo, arcipreste de la basílica; el arqueólogo Giorgio Filippi y Pier Carlo Visconti, delegado para la administración de la basílica.

En su intervención, el cardenal Cordero Lanza de Montezemolo habló de la nueva denominación de las cuatro basílicas de Roma, que se llamarán "papales" y no patriarcales, y del programa de reordenación del complejo de San Pablo Extramuros, del que forma parte el proyecto de establecer un recorrido peatonal para los peregrinos y visitantes que permita, entre otras cosas, la creación de una zona para el museo que comprenda el claustro. El purpurado explicó también las obras alrededor de la tumba de San Pablo y se refirió a la colocación de una lámina transparente en el suelo que permitirá ver los restos del ábside constantiniana de la basílica.

Por su parte, Giorgio Filippi afirmó que "si bien en la tradición histórica era un dato incontrovertible que la basílica de San Pablo sugiera sobre la tumba del apóstol, (...) la identificación del sepulcro originario es una cuestión que sigue abierta".

"La crónica del monasterio habla de un gran sarcófago marmóreo descubierto durante los trabajos de reconstrucción de la basílica tras el incendio de 1823, en la zona de la confesión, bajo las dos lápidas con la inscripción PAULO APOSTOLO MART (YRI), del que sin embargo no queda huella en la documentación de excavación, a diferencia de los otros sarcófagos descubiertos en aquella ocasión".

"La investigación arqueológica en la zona considerada tradicionalmente el lugar de sepultura del apóstol, comenzada en 2002 y acabada el 22 de septiembre de 2006, ha sacado a la luz un importante contexto estratificado, formado por el ábside de la basílica constantiniana, englobada en el transepto del edificio de los Tres Emperadores: en el suelo de este último, bajo el altar papal, se ha redescubierto aquel gran sarcófago del que se habían perdido las huellas y que se consideraba desde la época teodosiana la Tumba de San Pablo".




Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |