Menu



La Tumba de San Pablo
Roma, Italia

La tumba, la lápida y el sarcófago en la Basílica de San Pablo Extramuros


Por: www.annopaolino.org | Fuente: www.annopaolino.org



La Tumba de San Pablo

Pablo llegó a Roma en el año 61, para ser juzgado por el tribunal romano que lo condenó a muerte por ser cristiano; la sentencia se llevó a cabo en una localidad llamada “Aquas Salvias”, cerca de Roma. Después a este lugar se le llamó Las Tres Fuentes, haciendo alusión a los tres chorros de agua que brotaban cuando la cabeza degollada rebotaba tres veces en la tierra. El cuerpo de San Pablo fue sepultado a más o menos tres kilómetros del lugar del martirio, en el área sepulcral que la cristiana Lucina poseía en la Vía Ostiense y que formaba parte de una necrópolis ya existente. La sepultura del apóstol Pablo en un cementerio romano, aunque era cristiano, fue posible por su ciudadanía romana. Su tumba fue inmediatamente objeto de veneración; se construyó sobre ella una cella memoriae (una especie de templete), a la cual, durante los siglos de persecución, los fieles y los peregrinos, se dirigían para orar.


La Lápida

Debajo del actual altar papal a 1, 37 m. hay una lápida de mármol (2, 12 m x 1, 27 m.) compuesta por varias piezas y que tiene escrita la inscripción en latín:

 

 

PAULO APOSTOLO MART…
(Pablo, Apóstol y Mártir)

 



 

 

La pieza que lleva el nombre PAULO (Pablo) tiene tres agujeros, uno redondo y dos cuadrados.


El Sarcófago

Es sobre un sarcófago macizo de 2, 55 m de largo, por 1, 25 de ancho y 0, 97 de altura, que se fueron edificando los sucesivos “Altares de la Confesión”. Desde hace poco es observable a los fieles la tumba del Apóstol, gracias a las últimas obras de excavación que se han hecho.

 

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |