Menu



Las raíces más profundas de la homosexualidad son no sexuales
Debido a su comienzos tempranos puede parecer algo innato, natural o constitucional, pero no lo es


Por: Oscar R | Fuente: http://www.courage-latino.org



Durante muchos años y en las últimas décadas, los científicos y psicólogos de todo el mundo han intentado dar una explicación a las causas de la homosexualidad. Gracias a estos estudios, hoy podemos afirmar que la homosexualidad, en la gran mayoría de los casos, es originada por la falta de identificación de un niño con el padre de su mismo sexo.

La seguridad de un niño depende de tres vínculos importantes:

Madre-hijo, Padre-hijo, Padre-Madre

Un niño es afectado y reacciona por las formas y vivencias que tenga ante este hecho, así que no se puede pasar por alto el poderoso rol que los padres juegan en la adquisición de identidad como varón o como mujer en un niño. El padre y la madre son nuestros primeros y más influyentes modelos de lo que es un hombre y una mujer y ayuda a determinar cuales características aprenderemos y que son propias de nuestra identidad de género. A través de relaciones con los padres, la calidad esencial de masculinidad o femineidad del niño es aprobada, reforzada y llamada a una madurez y equilibrio crecientes.

El impacto del padre del mismo sexo

El hierro con hierro se afila, y un hombre con otro se forja – Proverbios 27:17

A través del padre del mismo sexo, obtenemos o no, una fuente necesaria de identificación que incorporamos como parte de nuestra propia calidad de masculino o femenino.

Un niño varón tiene ciertas necesidades que solamente su padre puede llenar, lo mismo aplica con una niña y su madre. Las necesidades del niño pueden ser resumidas con tres palabras: Fortaleza, poder y protección. Es vital para los niños varones desarrollar una personalidad activa en vez de una pasiva.

Bajo la cobertura de su padre el varón se siente libre para explorar su mundo y aprender mediante pruebas y errores. La fortaleza, poder y protección de su padre hacen que esto sea posible. Estos sentimientos que su padre le produce se transfieren con amor, afirmación y un sentido de pertenencia. El niño esta seguro en la identidad de su padre y acepta esa identidad para él.

¿Qué es lo que hace que un hombre homosexual salga a las calles a buscar un compañero sexual?

Aunque algunos hombres pueden tener conocimiento de esto, su búsqueda no es de sexo, sino de intimidad. Ellos estan buscando en otro hombre los elementos de amor paternal que les fueron negados, la homosexualidad es una búsqueda de encontrar fortaleza, poder y protección de una figura masculina y restituir el padre que no tuvieron.

Esta interrupción entre el vinculo padre-hijo, puede ser generado por muchos factores, como la ausencia de un padre o figura paterna, cuantos niños crecen con un tío, abuelo, primo, hermano o incluso un amigo como modelo de masculinidad; un padre presente pero ausente por cuestiones de trabajo o indiferencia, un padre violento o maltratador y un factor muy imperante en la cultura latina, la figura fuerte de una madre sobre protectora y un padre con profundas ideas de machismo.

Si por una alguna razón el niño percibe al padre del mismo sexo como dañino o rechazador, se interrumpe la vinculación y la conexión normal antes descrita.

En algunos casos, el padre no significaba nada pero estaba quizás ausente debido a una hospitalización a un divorcio. En algunos casos, el padre esta psicológicamente alejado y tiene poca interacción en el niño. En otros casos, donde ha habido abuso o malos tratos, el padre lleva una gran responsabilidad. Algunos pueden entonces estar poco dispuestos a relacionarse mayormente con el padre, diciendo, "Tu me lastimas; no voy a dejar que me lastimes mas", “Tu me agredes verbalmente con palabras hirientes como: No seas mariquita, pareces niña”, entonces yo me distancio de ti. Y en vez de unidad con el padre hay separación y el niño sediento de identidad al no encontrar en su padre un modelo de crecimiento, entonces traslada esa búsqueda hacía la madre y siguiendo este mismo ejemplo, una madre sobre protectora en su afán de proteger a su hijo defiende y daña inconcientemente la identidad de su varón, entonces el niño comienza a aprender modelos del genero opuesto.

Cuántos padres hoy en día aún creen que el demostrar a un hijo varón cariño y amor es signo de debilidad y poca hombría, siendo que el efecto es totalmente inverso. No es casualidad que en poblaciones donde el índice de machismo es elevado, en la siguiente generación la tasa de homosexualidad en la población también lo es.

Causas no sexuales

Las raíces de la homosexualidad por consiguiente no son sexuales. El deseo de interacción sexual proviene simplemente de un deseo de amor, seguridad, afirmación y de alguien que diga “estas bien”.

Al no tener una figura que te proteja, te aliente y te ame, entonces el temor y el aislamiento comienzan a ser un sentimiento y problema psicológico en un niño que no tiene conexión con una figura paterna.

La falta de modelo del mismo sexo crea problemas al niño al ir creciendo. Si un niño varón solo tiene la influencia de su madre en su vida, reaccionará al mundo en la forma en que cree que su madre reaccionaría. El niño comenzara a tener problemas de relación con sus compañeros de edad en la escuela, sus compañeros rápidamente captarán su afeminamiento y lo ridiculizarán, excluyéndolo de su circulo de amistad. De esta forma el niño es aislado completamente de su segunda oportunidad de tener afirmación masculina: sus compañeros de mismo sexo.

Por su parte una niña que haya desarrollado una fuerte identidad con su padre también se encontrará a sí misma separada a veces de su grupo de compañeras y de sus intereses comunes. Con frecuencia echará de menos su acercamiento femenino a la vida y se excluirá de toda afirmación.

Uno de los principales problemas fundamentales de la homosexualidad es una falta de pertenencia y afirmación. El rechazo de los compañeros puede jugar un papel importante en afirmar la diferencia de un niño y el rechazo. Los niños “diferentes” se enfrentan a una pertenencia negada.. ya que no pertenecen al grupo de niños de la escuela por ser débil, retraído, pasivo, amanerado y comenzando una búsqueda de un sentimiento de intimidad que se les ha negado sin poder compartir secretos y camarería que el resto de chicos si tienen.

Así el niño interpreta, mi Padre me rechaza, mis compañeros del mismo sexo me rechazan, entonces decide aislarse y construir un Muro Invisible entre él y las personas de su mismo sexo ya que esto solo le causa dolor y rechazo, Y una vez más a un nivel más fuerte sólo encuentra pertenencia y seguridad en la madre, reafirmando aun más ese vínculo con ella.

Comienza el proceso hacia la homosexualidad

Un niño que ha sentido el dolor del rechazo comienza a envidiar subconscientemente el poder ser aceptado por otros varones, aquí comienza un proceso que de concluirse el niño o adolescente será conducido hacia lo que algunos llaman “orientación homosexual“.

Todo comienza con una simple comparación del niño con otros; al sentirse menos que los demás por tanto se llega a la conclusión que es diferente a los demás.

Llega el descubrimiento de que uno no puede cumplir con las normas del grupo, el niño ya no intenta interactuar con sus amigos y se conforma admitiendo su debilidad.

Esto comienza a despertar en el niño una admiración de aquellos que son mejores que él de alguna forma. El comienza a notar que son más aptos en los deportes, son más fuertes, son más guapos, tienen mejor cuerpo, son más inteligentes y todo un conjunto de virtudes. Se comienza a sentir entonces una admiración predominante por aquellos que tienen valor y cualidades que el niño le gustaría poseer.

En alguna parte a lo largo de este proceso, esta admiración se comienza a tornar en envidia y un fuerte deseo de poseer. Generalmente siempre hay una persona especial que es objeto de esta envidia y admiración, asi este niño crece y llega a la pubertad, reafirmando con cada evento traumático en su vida social una y otra vez este proceso.

En la pubertad, mientas el deseo sexual comienza a emerger, este deseo simplemente se dirige hacia lo que el niño siempre ha estado enfocado, su objeto de admiración y envidia y así esta envidia se convierte ahora en un deseo erótico. En la vida para muchos este proceso no llega a su fín, pero para la persona homosexual este deseo sexual hacia una persona de su mismo sexo parece completamente natural debido a que comenzó como un deseo no sexual, un simple deseo de pertenencia y afirmación.

Décadas mas tarde, la persona homosexual puede estar aún en una búsqueda de reemplazo de este primer amor. Desean fuertemente que esta persona sea su “mejor amigo”. Tienen fantasías sobre estar solos con esta persona y poder relacionarse íntimamente con ellos.

Con la experiencia de oír cientos de historias de cómo un hombre llego a descubrir su homosexualidad, siempre están inmiscuidos estos factures. La falta de una figura paterna, el rechazo de su entorno social de su mismo sexo, una madre sobre protectora y finalmente durante la pubertad un “enamoramiento” hacia un varón que tiene grandes virtudes.

Hemos descubierto que el patrón de la homosexualidad se desarrolla durante un largo período de tiempo desde la infancia hasta la adolescencia. Debido a su comienzos tempranos puede parecer algo innato, natural o constitucional, pero no lo es. En algún lugar de la pubertad, la persona llega a esta consciente de que este interés en gente del mismo sexo no es normal y de que sus compañeros o compañeras están mudando sus intereses hacia deseos hacia el sexo opuesto, el diseño natural de la sexualidad que Dios diseñó, la heterosexualidad.

Comentarios al autor:couragemx@gmail.com





Compartir en Google+




Consultorios
Maria Isabel Álvarez Gaitán
Asesorías familiares, cursos prematrimoniales
Ma. Luisa Gabriela Deras Malacara
Consultoría y ayuda personal y familiar
Francisco Mario Morales
Problemas con hijos incrédulos. Educación sexual en familia.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Javier Mandingorra Gimenez
Orientador Familiar
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
Francisco Mario Morales
Problemas con hijos incrédulos. Educación sexual en familia.
Marta Grego
Consultora Familiar. Aborto, post aborto, adicciones
Rosa María Villegas-Smith
Acompañamiento a mujeres con embarazos no deseados
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |