Menu


María de Montserrat García y Solanas y compañeras, Beatas
María de Montserrat García y Solanas y compañeras, Beatas

Mártires, 23 de julio


Por: . | Fuente: Minimas.org



Mártires

Martirologio Romano: En Barcelona, España, Beatas María de Montserrat, (en el siglo Josefa Pilar García y Solanas), y 8 compañeras religiosas profesas del Instituto de las Mínimas Descalzas de San Francisco de Paula, junto a la seglar Lucrecia García y Solanas (laica, viuda y hermana de Sor María de Montserrat), asesinadas por odio a la fe ( 1936)

Fecha de beatificación: 13 de octubre de 2013, durante el pontificado de S.S. Francisco.

Integran el grupo: Madre María de Montserrat (Josefa Pilar García Solanas), Madre Margarita de Alacoque (Raimunda Ors Torrents), Madre María de la Asunción (Dolores Vilaseca Gallego), Sor María de las Mercedes (Mercedes Mestre Trinché), Sor María de Jesús (Vicenta Jordá Martí), Hna. Josefa del Corazón de María (Josefa Panyella Doménech), Sor Trinidad (Teresa Rius Casas), Hna. María de San Enrique (Montserrat Ors Molist), Hna. Filomena de San Francisco de Paula (Ana Ballesta Gelmá) y Lucrecia García y Solanas (laica)

Breves Biografías

El día 23 de Julio de 1936, nueve Monjas Mínimas y la hermana de una de ellas, que las asistía en los quehaceres externos del Monasterio de Barcelona, ofrecieron su vida como testimonio de su fe y recibieron la palma del martirio. Cuantas las conocieron testifican de ellas la ejemplaridad de su vida.



Madre María de Montserrat (Josefa Pilar García y Solanas), nació en Aniñón, (Zaragoza), el 8 de marzo de 1872. A la edad de 27 años ingresa en al convento de Monjas Mínimas de Barcelona, y profesa de votos solemnes en noviembre de 1899. Fue martirizada a los 64 años de edad y 37 de vida religiosa.

Era una monja muy edificante que sobresalía en la humildad, muy puntual a todos los actos de la comunidad, caritativa con todos, y muy amante de la Virgen.

Había sido superiora de la Comunidad anteriormente y se adelantó deseando vivamente poner a salvo a sus hermanas, sin importarle para ello perder su vida.

Madre Margarita de Alacoque de San Ramón, (Raimunda Ors Torrents). Nace en Centellas, diócesis de Vic, provincia de Barcelona, el 28 de octubre de 1862. A los 22 años de edad ingresó en el convento de Monjas Mínimas de Barcelona y en abril de 1887 hizo su profesión solemne.

“Sobresalía en todas las virtudes, sumamente obediente, caritativa, se consideraba la última de todas Asidua en la lectura de la Sagrada Escritura. En su juventud tuvo el ejemplo y el consejo de la Sierva de Dios Carmen de Sojo porque trabajó en su casa”.

Tenía 74 años de edad y 49 de vida religiosa cuando fue martirizada. El Señor la dotó de una inteligencia extraordinaria que ocultaba con su gran HUMILDAD y sencillez.

Madre María de la Asunción (Dolores Vilaseca y Gallego). Nacida el 19 de junio de 1871 en Piera diócesis de Barcelona. Ingresó en el convento de Monjas Mínimas de Barcelona y profesó de votos solemnes en enero de 1893.

"Era muy sencilla y destacaba de manera especial en la mansedumbre”.

Desempeñó el oficio de maestra de novicias. Junto con Madre Margarita fue una de las hermanas que tramitó el traslado al convento de Horta, donde sirvió a la comunidad como Superiora del 1889 al 90, del 1922 al 25 y del 1931 al 35 desde su humildad y servicio incondicional. Tenía 65 años de edad y 43 de vida religiosa.

Sor María de las Mercedes (Mercedes Mestre Trinché) Nacida en Barcelona el 18 de junio de 1889. Ingresó a los 26 años en el convento de Monjas Mínimas de Barcelona. Profesó de votos solemnes el 5 de octubre de 1920. Quienes la conocieron atestiguan de ella que fue siempre muy humilde y trabajadora, asidua a la adoración eucarística y de notable piedad mariana Fue premiada con el martirio a los 47 años de edad y 20 de vida religiosa.

Alma de profunda VIDA INTERIOR, deseaba gastar su vida por la gloria de Dios y el bien de sus hermanas. Se entregaba al trabajo con espíritu alegre y actitud de humilde servicio.

Sor María de Jesús (Vicenta Jordá y Martí). Nacida en Zorita, provincia de Castellón el 6 de marzo de 1899,

“Sobresalía de una manera especial en el recogimiento, siendo muy amante del silencio y vida interior. Su refugio era la oración. Manifestó que se había ofrecido totalmente al Señor>” A su lado todosse encontraban a gusto. En la comunidad tenía fama de santidad"

Fue martirizada a la edad de 37 años y 15 de vida religiosa.

Hermana Josefa del Purísimo Corazón de María (Josefa Panyella y Doménech), nacida el 7 de enero de 1865 en San Andrés de la Barca, diócesis de Barcelona. A los 21 años ingresó en el convento de Monjas Mínimas de Barcelona como Hermana lega y en noviembre de 1887 hizo su profesión de votos solemnes.

Su lema era sonreír siempre. Fue martirizada a los 71 años de edad y 49 de vida religiosa.

Sor Trinidad (Teresa Rius y Casas). Nacida el 17 de noviembre de 1875 en San Martín de Provençals (Barcelona). Tenía 61 años cuando fue martirizada y 31 de vida religiosa.

Ingresó a los 24 años en el convento de Monjas Mínimas de Barcelona.

Poseía el don de la CONTEMPLACIÓN y una gran alegría, sencillez y humildad de corazón
Todos los ratos libres los pasaba con Jesús presente y vivo en el Sagrario.

Sor María de San Enrique (María Montserrat Ors y Molist). Nació en S. Martín de Centellas provincia de Barcelona y diócesis de Vic el 10 de noviembre de 1890. Ingresó en el convento a los 24 años de edad e hizo su profesión solemne el 8 de octubre de 1919.

Tenía 46 años de edad y 17 de vida religiosa, cuando fue martirizada.

Muy amante de meditar en la Pasión de Jesús, tenía gran SED DE SACRIFICIOS, y cumplía su deber con alegría y generosidad.

Sor Filomena de San Francisco de Paula (Ana Ballesta y Gelmá), nacida en Barcelona el 28 de septiembre de 1895. Ingresó en el convento de Monjas Mínimas de Barcelona a los 20 años y en noviembre de 1920 emitía los votos solemnes.

Era muy observante de la Santa Regla y muy caritativa Destacaba por su vida de penitencia y oración constante. Fue martirizada a los 41 años de edad y 19 de vida religiosa.

Junto a las hermanas Mínimas ofrecía también su vida Lucrecia (Aniñón 1866), hermana de Montserrat que había decido vivir en el convento de su hermana haciendo los servicios externos.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |